5 Maneras de ayudar a los futuros misioneros

Fuente: Deseret News
Traducción por Camila Campos

Los misioneros llamados a servir, además de necesitar mucho amor, necesitan otras cosas, tanto materiales como espirituales, desde unos cómodos zapatos hasta fuertes testimonios. Ellos están emocionados y quieren enseñar de la mejor forma posible.

Enviar a un misionero al campo misional puede llegar a ser muy costoso, por lo que sería de mucha ayuda tener una lista de los materiales que ellos necesitarán y así ayudar a que entiendan lo que significa trabajar efectivamente fuera de casa.

Tal vez conoces a un misionero recién llamado a servir que rebosa de entusiasmo por trabajar, y puede resultar difícil llegar a saber qué es lo que va a necesitar de ayuda. Aquí se encuentran algunas ideas prácticas y útiles, sugeridas por personas con experiencia.

Desarrolla buenos hábitos

Joanie Rich de American Fork,  ha enviado a tres de sus hijos al campo misional (dos de ellos son mellizos). Ellos saben que además de una preparación temprana para los costos financieros, una buena preparación misional comienza cuando ese joven o jovencita es aun pequeño, al enseñarle a hacer las cosas domésticas, a trabajar duro y a ser responsable de sus decisiones.

“Lavar su ropa, desarrollar buenos hábitos como hacer sus oraciones personales, leer las escrituras, todo eso es importante” Dijo Rich. “No son sólo las grandes cosas; sino que son todas las pequeñas cosas”

Rich dijo que algo muy importante es enseñar a los niños y jóvenes a hablar con otras personas, estar rodeados de gente y sentirse cómodos de la manera correcta.

Tómese el tiempo de invertir

Es útil que los nuevos misioneros se tomen un tiempo fuera de casa. Joanie recomienda que hagan visitas a los abuelos, campamentos de Scout y aconseja sacar provecho de las actividades escolares, coro y tour de bandas.

Los amigos y familia que quieren invertir en el éxito de un futuro misionero pueden contribuir financieramente en este tipo de oportunidades, destinando un regalo dirigido a quien ha sido llamado a una futura misión

El certificado del regalo perfecto

Una vez que llega el llamamiento, existen muchas formas tangibles de ayudar y apoyar y enviar a misioneros exitosos.

Una opción es una gift card, estas permiten que los misioneros escojan lo que ellos necesitan exactamente, ya sea calcetines, camisas o abrigos. Otras opciones son, asegurarte que tiene dinero para las escrituras y el material aprobado por la lista misional.  Ayude al misionero a comprar una copia portátil de “Predicad mi Evangelio” y marcadores para su estudio de las escrituras. Saca copias de la pequeña biblia blanca de los misioneros (uno para el misionero y otro para la familia), los hombres pueden usar una corbata simple, una comprada especialmente o regaladas por su barrio local, grupo JAS o estaca.

Aprovecha las oportunidades

Un nuevo misionero puede obtener pequeñas muestras de como es el trabajo misional ofreciéndose a acompañar a los misioneros del área. Esto duplicará la fuerza para trabajar y el misionero “real” podrá soportar la carga, mientras que el “aspirante” a misionero ganará experiencia y conocimiento

Fortaleza espiritual

Larry Laycock, quien sirvió recientemente como Presidente, junto a su esposa Lisa Laycock, en la Misión Santiago Este, Chile; sugieren a los misioneros a llegar armados, con planes y un arsenal de materiales de ayuda.

Además de las escrituras y fortaleza personal, ellos aconsejan que los misioneros lleguen con copias plastificadas de su bendición patriarcal. También que tengan fotos de casa y su familia y una carta de cuatro generaciones de antepasados, junto con historias que compartir con los investigadores.

Ellos saben que los misioneros servirán mucho mejor si llegan preparados física, emocional y espiritualmente.

Para terminar, el matrimonio Laycock dijo: “Tengan una fuerte decisión y un gran deseo, además de un amor profundo y duradero por Nuestro Padre Celestial y Jesucristo”

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: