Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 81.810 suscriptores

Artículos recientes

Artículo

Templo

6 milagros del Templo que nunca haz escuchado antes 

6 milagros del Templo que nunca haz escuchado antes

Cada templo tiene historias acerca de sus únicos planes de construcciones y la oposición enfrentada en el camino. Acompañando estas historias hay milagros, por medio de los cuales el Señor se encarga que todas las piezas encajen para Sus Templos sagrados. Aquí hay 6 ejemplos inspiradores:

  1. La primera presidencia y un jefe de bomberos.

Templo de Boise, Idaho.

Durante el puertas abiertas del templo de Boise, Idaho en 1984, oficiales de la Iglesia trabajaban para obtener el permiso de ocupación para acomodar a muchos santos que querían acudir a la inminente dedicación. El número de miembros proyectados sobrepasó el número razonable que los servicios de seguridad de Boise. Temprano una mañana el arquitecto Ronald W. Thurber llamó al jefe de bomberos y lo invitó a un tour guiado y personalizado del templo. Se hizo una cita para las 10 de la mañana ese día. El hermano Thurber  inmediatamente notificó al Elder Hugh W. Pinnock del primer quorum de los setentas, la autoridad general ayudando en el Templo, quien acordó llegar media hora antes ese día. Mientras el hermano thurber, el Elder Pinnock, y otros oficiales de la Iglesia se reunieron en la oficina del presidente del Templo, el Elder Pinnock le dijo a los otros que había llamado a la Primera Presidencia en Salt Lake City esa mañana y les dijo del desafío. La Primera Presidencia puso el asunto en oración ese día y estarían orando por ese asunto durante toda la semana en sus reuniones en el templo, lo que coincidió con el tour del hermano Thurber con el jefe de bomberos.

A las 10 a.m el jefe de bomberos llegó y se le dio un tour privado del Templo. Después, el aceptó darle permiso al Templo para una ocupación sin límites, mientras se siguieran unos pocos procedimientos de seguridad. Luego que el jefe de bomberos se fuera, el grupo regresó a la oficina del presidente del Templo a orar en agradecimiento. El hermano Thurber se le pidió que orara más tarde y dijo, “ Estaba en lágrimas y casi no podía orar. La Primera Presidencia había tomado un tema particular y lo habían resuelto pidiendo a ayuda del Padre Celestial”.

 

  1. Un sueño especial.

Templo de Houston, Texas.

Richard Gieseke, un miembro de la Iglesia y dueño de un pequeño vivero en Houston, jugó un rol especial en hermosear los jardines del Templo de Houston, Texas. Una noche, algunos meses antes que el Templo fuera anunciado, el soñó adornando los jardines de un Templo desconocido. “ El sueño fue tan real”, él recuerda, “ que desperté y escribí una carta a la primera presidencia de la Iglesia y la archive para usarla después. El inusual sueño era de un hermoso Templo con hermosos jardines con arreglos especiales. Por mi sueño supe que el Señor quería que comenzara a cultivar plantas en mi vivero para el Templo”.

Y él hizo justamente eso, usando su carta archivada cuando el Templo fue anunciado tres meses después de su sueño.

Seis meses antes de su sueño, el hermano Gieseke inesperadamente adquirió 100 robles de 4 años. Por una razón que no podía explicar, el plantó los árboles en contenedores más grandes que lo normal. Después de su sueño, designó los mejores robles y lo mejor de sus otras plantas exclusivamente para los jardines del futuro templo. El hizo un esfuerzo para asegurarse que su stock fuera de una excelencia fuera de lo común. Mientras pasaba el tiempo, sus plantas especialmente diseñadas para el Templo crecieron en tamaño, calidad y valor. En muchas ocasiones tuvo las oportunidades de vender los árboles para completar ordenes que de otra manera no podrían cumplirse, pero él se mantuvo firme en sus decisiones de que esas plantas eran para el Templo. En retro espectiva, el hermano Gisieke, reconoce cuanto él y su negocio de vivero fueron bendecidos durante un periodo de muchos años. Justo antes que tuviera su sueño, su vivero consistía de 6 hectáreas. Dentro de unos pocos años él tuvo  la oportunidad de adquirir un próspero vivero de 40 hectáreas y una granja de árboles de 50 hectáreas. Tres años después de su sueño, el stock de plantas del hermano Gieseke fue nutrido para la casa del Señor finalmente tuvo una casa permanente en los jardines del Templo de Houston, Texas. Los majestuosos árboles ahora yacen de pie en la entrada del Templo, y sus flores entregan un contraste perfecto ante el color exterior.

 

  1. La música prevalece y las palas de nieve.

Templo de Billings, Montana.

Una abundante tormenta sopló en  Marzo de 1998 en la palada inicial del Templo de Billings, Montana, tomando por sorpresa a  los miembros e invitados dignatarios. Las 4800 personas , de 12 estados y dos provincias canadienses, en la asistencia valientemente enfrentaron las bajas temperaturas, niebla y nieve para estar ahí en esa ocasión. Los dientes castañeaban mientras un coro de 700 jóvenes miembros cantaban “Ya regocijemos”.

La primaveral tormenta de nieve atrapó a la mayoría de los asistentes fuera de lugar; y faltaban suficientes palas de nieve, muchos usaron atriles de música invertidos para empujar la nieve y el hielo. El clima empeoró a medida que pasaban las horas. Una leal hermana en sus sesentas había llegado dos horas antes para asegurarse de tener un asiento en primera fila. Envuelta en una frazada debajo de un paraguas, ella se sentó en el césped en una silla por más de 4 horas. Cuando se levantó, el perfectamente seco suelo debajo de su silla anillado por nieve de 12 centímetros.

Un joven hombre con una actitud optimista dijo “El Señor  bendijo la palada inicial hoy con la nieve para hacer de los jardines del Templo blancos y puros”. Posteriormente, miembros de la Iglesia supieron que la tormenta de primavera fue una bendición sin duda. Una gran organización anti mormones del norte de Wyoming había planeado interrumpir el procedimiento de palada inicial. Ni un solo protestante fue capaz de llegar al sitio del Templo a causa del terrible clima y las condiciones para viajar.

 

  1. Una sesión especial.

Templo de Londres, Inglaterra.

Por décadas, los Templos de Londres, Inglaterra y de  Bern, Suiza, fueron los únicos Templos en Europa. Ellos sirvieron a una gran área geográfica que incluye distritos en el continente Africano. Muchos miembros hicieron tremendos sacrificios para asistir a estos Templos, sabiendo que el viaje al Templo podría ser uno en una vida.

En los tardíos 1980s, una pareja de Ghana en el oeste de Africa, ahorraron su dinero y viajaron al Templo de Londres en un incómodo buque de carga.  Llegaron a Inglaterra la noche de un viernes y despertaron la próxima mañana ansiosos de ir al Templo. Con la ayuda de un marinero del buque, ellos encontraron el Templo la tarde del sábado. Su ansiedad se volvió en tristeza cuando supieron que el Templo estaba cerrado los sábados en la tarde; la última sesión de ese dia había comenzado media hora antes de su llegada. El templo re abriría el próximo martes, al mismo tiempo que el buque comenzaría el retorno a Ghana. Después de viajar una vasta distancia a un gran costo, la pareja esta abrumada con la angustia y el miedo de que sus sueños de obtener las bendiciones del Templo no se vería realizado. Ellos rompieron en lágrimas.

Arthur Henry King, quien sirvió como presidente del Templo de Londres, Inglaterra desde 1986 hasta 1990, pronto supo de la situación de la pareja. El presidente King hizo los arreglos para que algunos obreros y algunos miembros participaran en una sesión especial ese día. Sus acciones permitieron que esta humilde pareja africana pudiera recibir sus investiduras y sus ordenanzas de sellamiento esa tarde. Ellos dejaron el Templo tarde ese día llenos de paz y gozo por haber encontrado las bendiciones del Templo.

 

  1. Muchas manos aligeran la carga.

Templo de Baton Rouge, Louisiana.

En Junio del 2000, el Templo de Baton Rouge, Louisiana, estaba listo para enfrentar mármol danby imperial blanco. Muchos de los templos más pequeños fueron construidos en este tiempo. Incluyendo el Templo de Baton Rouge, usaron este hermoso mármol, adquirido de una cantera cerca de Sharon, Vermont, lugar de nacimiento del profeta José Smith. Camionadas de este hermosa piedra llegaban a diario.

Una tarde, un camión de 18 ruedas llegó a la construccióndespués de horas. Sólo el capataz del mármol estaba en lugar para recibir el cargamento de 10 cajas de mármol, cada una pesando tres cuartos de una tonelada. El capaz descargó dos cajas con una máquina elevadora antes que una línea hidráulica se rompiera, dejando la máquina inservible. Algunas llamadas fueron hechas, y dentro de 15 minutos, 25 fuertes hombres llegaron, listos para ayudar con la aparentemente insuperable tarea. El conductor del camión hizo un intento de ayudar en la situación al acercar el camión al Templo. Pero al hacer eso, solo logro quedarse atrapado en una pila de arena.

Los jóvenes fueron a trabajar y descargaron las restante 6 cajas, en total aproximadamente 15,000 libras de mármol. Ellos fueron más allá al poner el mármol, pieza por pieza alrededor del Templo donde los trabajadores pudieran usarlo cuando fuera necesario. A través del proceso, solo una pieza de mármol se rompió.

Después de transportar todo el mármol, los jóvenes se concentraron en liberar el camión atrapado. En un esfuerzo unificado de fuerza, ellos lograron sacar el gran camión de la pila de arena. Todas las diligencias de esa tarde solo tomaron una hora y media.

 

  1. Madera Recuperada.

Templo de Laie, Hawaii.

Cuando el Templo de Laie, Hawaii  fue construido en los comienzos de los 1900s, la isla de Oahu era muy remota. Esto hizo difícil recibir envíos de materiales, como madera y otros materiales. Muchos medios creativos fueron implemetados para resolver el problema.

Por ejemplo, lava aplastada y coral (ambos fácilmente obtenidos en la isla) fueron agregados al concreto que fue usado para formar el edificio completo, incluyendo los pisos, cielos, paredes y techo. Pero incluso con esta innovación, la construcción a menudo tuvo que esperar mientras los constructores trataban de encontrar los materiales que les faltaban. A un punto, la construcción estaba detenida debido a la falta de  madera. El constructor Ralph Woolley oró por ayuda para obtener estos necesitados materiales. Dos días después, durante una severa tormenta, un buque estaba varado en un arrecife de coral cercano. El capitán ofreció a los Santos su carga de madera si ellos le ayudaban a descargar el buque. Los santos aceptaron, y el trabajo en el Templo se reactivó.

 

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Related posts

Deja un comentario

WordPress Theme built by Shufflehound. Todo el contenido de FaroalasNaciones.com se encuentra bajo una licencia Creative Commons-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported Patrocinado por Instantshift