Avanzando hacia una nueva era: Misión Adriática Norte prepara a jóvenes para servir.

Por Ann Madsen, LDS Church News
Traducción por Gabriela Parra

SALT LAKE CITY, Utah – Una reunión histórica tuvo lugar del 12 al 14 de julio en Zagreb, Croacia, para entrenar a 17 futuros misioneros de los países de la Misión Adriática Norte. Algunos de estos países, como Bosnia-Herzegovina y Montenegro, han estado abiertos al proselitismo de misioneros de tiempo completo solo desde el año pasado. Durante la reunión, la primera misionera en servir de Bosnia-Herzegovina, recibió su llamamiento.

Por invitación del Presidente de la Misión Adriática Norte, Edward B. Rowe, ocho jóvenes y nuevejovencitas, se reunieron desde distintas partes dentro los límites de la misión, incluyendo Croacia, Eslovenia, Serbia y Bosnia-Herzegovina. Algunos de ellos habían sido bautizados solo uno o dos años atrás. El Presidente Rowe recibió cálidamente a los participantes, compartiendo con ellos su visión de por qué servir una misión resultaría tremendamente importante para ellos y para sus países. Explicó que el propósito de la conferencia era avanzar en una nueva era donde grupos constantes de poderosos hombres jóvenes irían desde estos países a proclamar el evangelio y regresar para ser líderes en el futuro establecimiento de estacas en sus propios países.

“Se brindó capacitación por misioneros retornados de Croacia y Eslovenia; yo representaba a la mesa general de Escuela Dominical. La alegría entre los participantes por estar juntos era tangible. Su entusiasmo por compartir el evangelio crecía con cada hora”.

A su llegada recibieron paquetes de orientación, que incluían una copia personal de Predicad Mi Evangelio, Manual Misional y planificaciones para los tres días que estarían juntos.

Los jóvenes tuvieron su primera clase, impartida por Ivana Nemic, una misionera retornada que sirvió en Birmingham, Inglaterra, y que ahora vive en Zagreb. Ella guío la conversación acerca de cómo ser un compañero eficiente, del estudio personal y cómo prepararse para el día. Las dinámicas de vivir con un compañero se experimentaron en una búsqueda del tesoro. Se enfatizó en la cooperación, la flexibilidad y el amor.

Los asistentes del presidente de misión, Elder Corey DeFreitas y Elder Nathan Mecham, siguieron con una clase que incluyó dinámicas de rol, donde los futuros misioneros practicaron enseñar, testificar, invitar y prometer, usando como tema la Primera Visión de José Smith. Aprendieron a contestar la pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre su iglesia y otras iglesias?

Después de la cena, asistieron a un devocional. Primero la Hermana Brook Rowe discursó acerca de ‘Mi propósito como misionero: Invitar a otros a venir a Cristo’.

Luego, la Hermana Linda Goodsell usó a los miembros de su familia como ejemplo de las bendiciones de por vida que trae el servir una misión. Ella y su esposo, un consejero de la Presidencia de Misión, son una de las parejas sirviendo en la misión.

“Yo estaba capacitando a lo largo de la misión en nombre de la mesa general de Escuela Dominical en ese tiempo, y describí a los futuros misioneros el papel que jugarán en realizar el sueño que Kresimir Cosic tenía para esos países. El fue el primer miembro de Yugoslavia en ser bautizado mientras jugaba basketball en BYU; regresó y bautizó al primer converso del país en 1972”.

Talleres se realizaron todo el día sábado por otros cuatro misioneros retornados de Eslovenia.

Monika Medvescek, miembro de la Rama Ljubliana, quien había retornado una semana antes, luego de servir en la Misión Birmingham, Inglaterra. Habló acerca del rol del Espíritu Santo en la conversión. Borut Lakner, de la Rama Celje, que había servido en la Misión Lago Salado Sur, enseñó de manera firme el papel principal del Libro de Mormón en la conversión.

Las actividades de la mañana finalizaron con una animada explicación de cómo prepararse para llenar los documentos requeridos, ir al médico y otras partes necesarias de la preparación para una misión. El Elder Richard Westergard, consejero del Presidente Rowe, dirigió una sesión de preguntas y respuestas, con humor y sentido común. Además, compartió su experiencia como ex presidente de estaca, acerca de cómo podían prepararse espiritualmente.

Entre muchos de los buenos momentos durante el fin de semana, fue justo antes de un almuerzo que una de las participantes, Vicky Tadic, abrió su llamamiento para servir en la Misión Gilbert, Arizona. Fue un momento emocionante para el grupo. Vicky había tenido un interesante encuentro con el evangelio. La familia Rowe estaba viviendo en Banjaluka, Bosnia dos años antes que él fuera llamado a servir como presidente de misión. Varios jóvenes del sector comenzaron a ir a su casa a jugar con sus hijos. Un día, una joven, Vicky Tadic, le dijo a la hermana Rowe ‘Hay algo diferente en su hijo David, y voy a averiguar que es’.

Las conversaciones que le siguieron resultaron en el bautismo de Vicky y de toda la familia Tadic, incluyendo su abuela. Su familia fue la primera en ser enseñada y bautizada en Bosnia, y ahora Vicky es la primera misionera llamada en su país. Cuan oportuno fue que mientras Vicky abría su llamamiento, David estaba ahí como otro futuro misionero, que recibió su llamamiento para servir en Chile dos semanas después.

La tarde siguió con Peter Klobcic que enseñó y realizó prácticas de ‘Cómo invitar y enseñar a personas, no lecciones’. Él había retornado dos semanas antes de la Misión Londres, Inglaterra.

El último misionero en enseñar fue Elvi Rwankuba, Presidente del Distrito de Eslovenia. El retornó en noviembre pasado de la Misión Ogden, Utah. Mostró como empezar una conversación del evangelio y aconsejó a los jóvenes: “Antes de ir a sus misiones, vayan conmigo a la Arboleda Sagrada. Imaginen que están ahí. José Smith tuvo dudas en 1820. ¿Qué hacen ustedes cuando tienen dudas? Orar. José Smith, leyó Sanatiago 1:5 y oró. El Padre y El Hijo aparecieron delante de él y más tarde lo llamaron a ser profeta. La iglesia fue restaurada. Pregunten a José ¿Puedo compartir tu poderosa historia? Y luego compártanla con emoción. En ese momento ya pueden confiar en el Espíritu Santo para enseñar”.

Para terminar dijo: “Sólo necesitan un momento para cambiar la vida de las personas”.

Después de una sesión de preguntas y respuestas con el presidente y la hermana Rowe, los jóvenes cenaron juntos, emocionados de pasar la tarde divididos en la zona con misioneros de tiempo completo, practicando lo que se les había enseñado. Luego, en un devocional, Milenko Babic, quien había servido en la Misión Manchester, Inglaterra y que ahora es Presidente del Distrito de Croacia, dio consejos inspiradores. Llenos de energía y emoción, los jóvenes dieron informes de su proselitismo, incluyendo que habían entregado copias del Libro de Mormón y tarjetas de contacto, además que habían dado lecciones con misioneros de tiempo completo. Uno de los participantes comento: “¿Por qué no hicimos esto todo el día?”

Durante la siguiente reunión de informes, Jessica Rowe de 8 años, la hija menor de los Rowe y hermana gemela de Anna, tenía una duda. Cuando su padre preguntó: “¿Alguien desea agregar algo más?”. Ella levantó su mano y dijo: “¿Alguno de ustedes tuvo la oportunidad de compartir su testimonio de Jesús?”. Todos parecían haber aprendido algo en el silencio que se produjo a continuación.

La conferencia terminó el domingo por la mañana, con una reunión de testimonios donde los participantes compartieron entre ellos sus sentimientos acerca de la veracidad del evangelio y su deseo de compartirlo como misioneros.

El Presidente Rowe concluyó invitando a cada joven a prepararse para servir una misión y “llegar a ser como los misioneros retornados que les enseñaron”. También los invitó a que antes de ir a una misión, encontraran y llevaran a una persona al evangelio, para que ocuparan sus puestos en una conferencia similar el próximo año, como el siguiente grupo de misioneros. Al empezar una nueva era de servicio misional, el Presidente Rowe dijo: “Les testifico que ustedes tienen el poder de cambiar el destino de la Iglesia en estos países”.

Unas semanas después de la reunión misional, en el mes de agosto, casi 100 miembros de la Misión Adriática Norte viajaron al Templo de Frankfurt. Entre ellos estaban algunos jóvenes del grupo de futuros misioneros, recibiendo su investidura como preparación para sus misiones.

 

 

Gabriela Parra

Traductora. Estudiante de Pedagogía en Inglés, Universidad Mayor. Vive en Santiago.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Gabriela Parra

Traductora. Estudiante de Pedagogía en Inglés, Universidad Mayor. Vive en Santiago.

Un comentario sobre “Avanzando hacia una nueva era: Misión Adriática Norte prepara a jóvenes para servir.

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress