Capillas y templos se rodean de jugadores de Pokemon GO, esto dijo la Iglesia al respecto

En el contexto de la presencia de jugadores de Pokémon Go cerca de edificios y sitios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ya que la aplicación móvil ha asignado a estos lugares como gimnasios (lugares claves en el desarrollo del juego), la Iglesia ha publicado en su sitio LDS.org el siguiente artículo animando a los miembros a ver esto como una oportunidad misional y de relaciones con la comunidad, revisa a continuación nuestra traducción de este texto:

Nos hemos acostumbrado a ver personas enviar mensajes de texto mientras caminan, pero ¿has notado últimamente a extraños caminando por fuera de tu centro de reuniones local mirando expectantes por la cámara de sus teléfonos celulares?.

Un muy popular juego interactivo lanzado recientemente anima a sus jugadores a visitar muchos lugares y paisajes populares. Algunos de estos lugares incluyen centros de reuniones SUD, así como sitios históricos, templos, y parques, los cuales aparecen en muchos software de mapeo.

Independiente de la razón que traiga a los visitantes a instalaciones de la Iglesia, necesitamos recordar que la manera en cómo reaccionemos ante ellos afectará su entendimiento y sentimientos respecto de la misma.

En su discurso de la conferencia general de octubre de 2015, el presidente Thomas S. Monson nos recordó que debíamos ser buenos ejemplos en toda situación. “Nuestras oportunidades para brillar nos rodean cada día, en cualquier circunstancia en que nos encontremos. Al seguir el ejemplo del Salvador, será nuestra la oportunidad de ser una luz en las vidas de otros, ya sea con nuestra propia familia y amigos, nuestros compañeros de trabajo, meros conocidos, o completos desconocidos” (“Sé tu un ejemplo y una luz”).

Los siguientes son cuatro maneras simples en las que podemos ayudar a promover entendimiento sobre nuestra Iglesia y mejorar las relaciones con otros en nuestras comunidades.

1. Mira cada visita como una oportunidad:

Reconoce que es bueno que las personas quieran visitar edificios y sitios de la Iglesia, aún si es sólo parte de un videojuego. [En algunos casos,] los letreros en las fachadas de nuestros edificios claramente afirma “Visitantes son bienvenidos”. Considera cada visita como una oportunidad para mejorar las relaciones con miembros de la comunidad y ayudar a otros a tener sentimientos positivos acerca de la Iglesia.

2. Sé amigable y acogedor:

La visita a un centro de reuniones podría ser el primer y único contacto de alguien con la Iglesia. así que recuerda ser amistoso y acogedor. Recepcionistas y misioneros que sirvan en centros de visitantes, sitios históricos de la iglesia o terrenos del templo podrían dar la bienvenida a los jugadores e invitarlos – así como hacen con todos los visitantes – a disfrutar de presentaciones, aprender sobre el lugar y quizás incluso a escuchar un mensaje sencillo sobre el evangelio.

3. Invitar a la participación:

Si los jugadores u otros visitantes llegan mientras se esté llevando a cabo una actividad de barrio o estaca, invítenlos a quedarse y participar, o invítenlos a regresar para las reuniones dominicales.

4. Estén informados para responder de mejor manera las preguntas:

Estén mejor preparados para las preguntas que los visitantes puedan tener sobre la Iglesia. Enséñenles a sus niños y adolescentes cómo responder preguntas comunes durante una noche de hogar. Tomen tiempo para practicar. Los siguientes recursos pueden ayudarles a prepararse:

https://www.mormon.org/spa/preguntas-frecuentes

https://www.lds.org/topics?lang=spa

https://www.lds.org/youth/article/sharing-the-gospel-naturally?lang=spa

Imagen destadaca: La aplicación Pokémon Go se ha convertido en un rotundo éxito mundial y está atrayendo a cientos de jugadores de capillas y templos de la Iglesia SUD. | LatterDayPearls.com

Daniel Ojeda Escobar

Vive en Santiago de Chile. Estudió Ingeniería de Ejecución en Informática en la Pontificia Universidad Católica e Valparaíso y actualmente trabaja como en ingeniería de soporte técnico para Oracle. Sirvió como misionero de tiempo completo en la Misión Argentina Neuquén.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Daniel Ojeda Escobar

Vive en Santiago de Chile. Estudió Ingeniería de Ejecución en Informática en la Pontificia Universidad Católica e Valparaíso y actualmente trabaja como en ingeniería de soporte técnico para Oracle. Sirvió como misionero de tiempo completo en la Misión Argentina Neuquén.

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress