Cristianos entregan 50 mil firmas al Congreso para impedir el matrimonio gay

El élder Benjamín de Hoyos, presidente del Área México, estuvo presente en la entrega de las firmas y se dirigió a los presentes.

CIUDAD DE MÉXICO, México | Sala de Prensa Mormona | — Líderes de 2 mil iglesias que representan a 7 mil congregaciones en la República Mexicana, hoy integrantes del movimiento Unión Nacional Cristiana por la Familia; acudieron a la Cámara de Diputados para externar su desacuerdo con la iniciativa que pretende legalizar el matrimonio y la adopción homosexual.

“Hoy, a un grupo de cristianos nos honra levantar una mano a favor de la familia…contra la discriminación en todas sus formas…venimos a dejar nuestro manifiesto a los legisladores…venimos a levantar una bandera a favor del diálogo”, inició el superintendente de la Iglesia de Dios en México del Evangelio Completo, Julio César Meléndez Olguín. “Estamos en contra de toda forma de violencia”, recordó el atentado en Orlando y pidió se guardara un minuto de silencio e hicieron una oración por las familias que sufrieron pérdidas en Orlando, Puebla y Kenya; por México y sus gobernantes.

Luego el obispo presidente de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, Samuel Sánchez Armenta tomó el micrófono y a nombre de la Unión Nacional Cristiana por la Familia, leyó el siguiente comunicado:


DIPUTADO JESUS ZAMBRANO.
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
DIPUTADO CÉSAR CAMACHO QUIROZ.
PRESIDENTE DE LA JUNTA DE COORDINACIÓN POLÍTICA.
DIPUTADAS Y DIPUTADOS FEDERALES

CAMARA DE DIPUTADOS.

P R E S E N T E:

MANIFESTAMOS UN NO A LA DISCRIMINACIÓN.

El Ejecutivo Federal, envió a ustedes  la Cámara de Diputados una propuesta que consideramos discrimina a un amplio sector de los mexicanos.

El artículo Primero de nuestra Constitución versa:

“Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.

Venimos a la Cámara de Diputados, ante nuestros representantes, a entregar este PRONUNCIAMIENTO para que se escuche nuestra voz y no se discrimine nuestra posición y se tome en cuenta como parte del México Incluyente que todos estamos dispuestos a construir, oyendo a todas las partes sin discriminar a nadie y sin menoscabar nuestra libertad y dignidad.

El México Incluyente y Democrático no se puede construir anulando  y desechando a quienes opinamos diferente, la diversidad nos incluye a todos.

México es una nación a favor del matrimonio como la unión  esencial de un hombre y una mujer, pues es la única figura que garantiza la protección de los futuros mexicanos que nacerán en el vínculo antes mencionado.

La Unión Nacional Cristiana por la Familia se suma a todas aquellas voces, de ciudadanos e Iglesias, voces que queremos manifestar un amplio respeto a todos los mexicanos. Creemos que no se puede combatir la discriminación discriminando a otros.

El diálogo y la apertura debe ser una característica de nuestros gobernantes y estamos aquí para buscar ser escuchados e incluidos en las  discusiones de esta propuesta de ley que busca cambiar el concepto de matrimonio, y adopción de niños y niñas con derecho a un Padre y una Madre. Por eso pedimos un espacio para el diálogo.

Ninguna iniciativa de ley presentada por el ejecutivo, partido o legislador alguno, debe ser discutida sin tomar en cuenta el sentir de la población: el Presidente de la República, los Diputados, Senadores, los Gobernadores, Congresos Locales y Presidentes municipales, deben a sus electores respeto y están obligados a tomar en cuenta el beneficio superior, a ellos se deben y con ellos están comprometidos.

Como cristianos queremos que se respete la dignidad de toda persona desde el momento de la concepción y hasta su muerte natural.  Pedimos que toda la población respete a todo mexicano y nadie sea discriminado bajo ninguna circunstancia.

ENFATIZAMOS LA POSTURA DE LAS IGLESIAS CRISTIANAS QUE VENIMOS EL DÍA DE HOY A MANIFESTARNOS, QUE EL MATRIMONIO DEBE CONTINUAR ENTRE UN HOMBRE Y UNA MUJER, Y QUE LOS NIÑOS TIENEN EL DERECHO DE TENER UN PADRE Y UNA MADRE PARA CUMPLIR CON SU DESTINO.

Haciendo uso de nuestros derechos, tal como están contenidos en nuestra constitución política, particularmente el de la libertad religiosa, de pensamiento y de expresión, Nos manifestamos a favor de la familia.

Creemos que el modificar la Carta Magna de nuestra nación debe ir en concordancia con un ambiente social incluyente para todos  y no discriminando a los mexicanos que por nuestras creencias religiosas o convicciones personales queremos un México que reconozca el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer de nacimiento.

México es una nación a favor del matrimonio que reconoce la unión esencial entre un hombre y una mujer. Es el único vínculo que garantiza y protege el supremo interés del bienestar del niño.

Creemos que la única figura que protege que los futuros mexicanos crezcan en un ambiente idóneo para su sano crecimiento es el matrimonio, reconocemos este matrimonio como la unión legítima y legal entre un hombre y una mujer.

Creemos que es irresponsable y que violenta los derechos del niño  modificar el concepto que todos los mexicanos antropológica y religiosamente vivimos en el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer.

México es una nación que reconoce el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer y reprobamos que se modifique este vínculo esencial en nuestra constitución.

Los niños y niñas, necesitan un padre y una madre para su sano desarrollo y la figura del matrimonio es la única que garantiza ello.

México es un país eminentemente cristiano y es un grave atentado contra la libertad religiosa el imponer una visión que los mexicanos no aceptamos modificando la institución del matrimonio.

Por todo lo anterior, solicitados muy atentamente una reunión de diálogo con toda la mesa directiva en conferencia  con  la junta de coordinación política.

Atentamente los representantes de la Unión Nacional Cristiana por la Familia.

SAMUEL SANCHEZ ARMENTA

OBISPO PRESIDENTE DE LA IGLESIA APOSTOLICA DE LA FE EN CRISTO JESUS

ELDER BENJAMIN DE HOYOS ESTRADA

PRESIDENTE DE LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ULTIMOS DIAS EN MEXICO

JULIO CESAR MELENDEZ OLGUIN

SUPERINTENDENTE DE LA IGLESIA DE DIOS DEL EVANGELIO COMPLETO

UNION NACIONAL CRISTIANA POR LA FAMILIA

éAl terminar la lectura del pronunciamiento, el élder Benjamín De Hoyos Estrada, Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en México, agradeció la presencia de la prensa y se dio paso a las preguntas y respuestas.

Sergio Cuevas, de Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa leyó el pronunciamiento que se ha publicado en la página oficial de esta organización; y a la que se han sumado con su firma y registro más de 50 mil mexicanos.

Más tarde salió una comisión de 12 diputados de todos los grupos parlamentarios para escuchar de viva voz el pronunciamiento y para recibir las 50 mil cartas firmadas.

La diputada Janet Ovando (PAN) se manifestó cristiana y aclaró que “Va a prevalecer la voluntad de la mayoría del pueblo mexicano, es el papel del congreso, de los legisladores y venimos a defender con ustedes el derecho a la no discriminación para poder decir públicamente en lo que creemos…porque como cristianos lo primero que queremos es respetar la ley”.

Luego la diputada Rosalina Mazari (PRI) y hablo de defender la dignidad y el derecho que tenemos todos como seres humanos.

La diputada Yulma Rocha (PRI) celebró la participación social y ciudadana que enriquece el debate, “se incorporaran todas las voces y todas la opiniones por diferentes que sean, tendrán que ser tomadas en cuenta”.

Finalmente el diputado Javier Bolaños (PAN) declaró “Hay temas que no están a negociación, el derecho de los niños a recuperar la familia que perdieron no está a negociación. El derecho a la defensa de la familia no está a negociación y el derecho a la vida tampoco está a negociación” y aclaró que harán todo lo que sea necesario para que con ideas, argumentos y exponiendo convicción ese tipo de iniciativas no prospere.

Imagen destacada: Unión Nacional Cristiana por la Familia se pronuncia en la Cámara de Diputados. De izquierda a derecha, el élder Benjamín De Hoyos Estrada, presidente de Área México de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; el obispo presidente de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, Samuel Sánchez Armenta en uso del micrófono y el Obispo Presidente de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús. | Iglesia SUD.

Yamil Inostroza
Síguelo en

Yamil Inostroza

Director at El Faro Mormón
Penquista y actualmente viven en Santiago de Chile.Uno de los fundadores de ElFaroMormon.org mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad de Chile. Amante de las comunicaciones, las redes sociales y la música. Sirvió en la Misión Uruguay Montevideo Oeste.
Yamil Inostroza
Síguelo en

Latest posts by Yamil Inostroza (see all)

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Yamil Inostroza

Penquista y actualmente viven en Santiago de Chile. Uno de los fundadores de ElFaroMormon.org mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad de Chile. Amante de las comunicaciones, las redes sociales y la música. Sirvió en la Misión Uruguay Montevideo Oeste.

Un comentario sobre “Cristianos entregan 50 mil firmas al Congreso para impedir el matrimonio gay

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress