Cuando tu Adolescente está Enamorado

Autor: Jamie Cline
Fuente: ldsliving.com
Traducción: Camila Reyes


 

Tu adolescente viene a casa de vuelta de las clases un día, con los ojos llenos de estrellas y completamente distraído. Oh-oh. Ella está enamorada. Cómo desearías volver a ese tiempo en que los chicos y chicas gritaban “Cooties!”ii, y corrían divididos en un santiamén. El suspiro de tu adolescente te trae de vuelta al presente. Recuerdas cómo era estar en sus zapatos, pero ¿cómo lo enfrentas desde el otro lado?

Lo bueno y lo malo

Todo adolescente SUD conoce la regla de “no tener citas antes de los dieciséis años”, pero muchos no conocen los porqués detrás de ello. Muchos estarían sorprendidos de saber que investigaciones han probado que esta regla podría beneficiar a adolescentes en todas partes, no sólo a los SUD.

amor-adolescenteEn un artículo titulado “Citas y Experiencias Románticas en la Adolescencia” (“Dating and Romantic Experiences in Adolescence”), los psicólogos Heather A. Bouchey y Wyndal Furman concluyeron que “los adolescentes que están envueltos con una pareja romántica en una edad temprana tienen más probabilidades de usar alcohol y drogas, delincuencia, problemas de comportamiento, así como menores niveles de logros académicos”. Además de estas consecuencias, Sarah Coyne, una profesora de la Universidad Brigham Young que estudia adolescentes, dice que los adolescentes que tienen citas iii antes de los dieciséis son generalmente menos imaginativos y se transforman en víctimas de abuso en una relación con mayor frecuencia.

Sin embargo, cuando los adolescentes alcanzan “la edad de salir”, los padres deberían animarlos a salir a menudo, ya que nuestros expertos dicen que los adolescentes que salen a menudo tienen típicamente una imagen más fuerte de sí mismos y tienden a ser más populares y más aceptados.

Nueva Independencia

Los padres que tienen conflictos cuando un hijo de repente les abandona por el encuentro de un nuevo amor, se beneficiarán de entender los aspectos psicológicos de salir. Un estudio de 1999 por Bonnie B. Dowdy y Wendy Kliewer encontró que los adolescentes que comienzan a salir se encuentran a sí mismos en un rol completamente nuevo, diferente de aquellos como estudiante, hijo o amigo. Esto no es necesariamente malo, pero es difícil de aceptar para los padres porque ellos aún ven al adolescente como un niño. Este mismo estudio reveló que el conflicto entre los padres y adolescentes aumenta en gran manera cuando los adolescentes comienzan a salir – simplemente porque los padres tienen un tiempo difícil ajustándose al nuevo papel del adolescente y las prioridades fuera de los límites de la familia. Si los padres aceptan que su hijo está progresando y desarrollando un nuevo papel en la vida, ellos pueden evitar algunos de estos conflictos.

¿Cómo deberían reaccionar los padres a esta recientemente hallada independencia? “Depende de la edad del hijo”, dice Coyne. “En general, quieres apoyar a tu hijo y respetar sus deseos”. Una de las mejores cosas que los padres pueden hacer para apoyar a sus hijos es hacer un sincero intento de conocer y formar una relación con el novio o novia iv de su adolescente. Si los invitas a participar de las actividades familiares, serás capaz de ver cómo interactúan y mantener un ojo en la relación para asegurarte de que es saludable.

La Gran Conversación

Aún si quieres apoyar los sentimientos de tu hijo, recuerda que aún eres el padre durante este tiempo turbulento, dice Coyne, “Los adolescentes… necesitan guías y límites. [Los Padres] no deberían tener miedos de poner reglas y discutirlas con su joven”. Dispón de un tiempo para hablar con tu hijo. Asegúrate de que él o ella sepan que hablar de la relación es importante.

Pregúntale a tu adolescente qué cualidades le gustan en especial a él o ella de su pareja, qué hace a esa persona especial, y qué les gusta hacer juntos. Asegúrate de que tu hijo sepa que te preocupas. Finalmente pregúntale a tu hijo, “¿Cuáles son algunas reglas que tienes que fijarte para ti mismo?” y “Aquí hay algunas reglas que nosotros, como tus padres, sentimos que son importantes”. Ayudarles a elegir sus reglas para salir propias (y razonables), significa que ellos tomarán esas pautas seriamente.

“Si los padres tienden a actuar como ‘es a mi manera o a mi manera’, los adolescentes usualmente se rebelarán”, dice Coyne. “Trata de entender y respetar la intensidad de los sentimientos de tu adolescente. Al final del día, cada uno tiene su propia libertad de escoger, pero si tú los respetas y estás consciente de sus sentimientos, ellos estarán más dispuestos a escucharte”.

Está todo bien cuando se trata de confiar en tu joven y tratar de entender sus sentimientos, pero qué tal cuando se trata de la intimidad sexual. Algunos padres se preguntan cómo referirse a esto correctamente. Después de todo, los hijos tienen su propia libertad de escoger, pero ¿No deberían los padres hacer todo lo que esté en su poder para hacer impedir que sus hijos cometan un error monumental? Sorprendentemente, investigaciones han mostrado que mucho control sobre los adolescentes puede en realidad incrementar la posibilidad de un comportamiento sexual en vez de disminuirlo. Coyne sugiere que los padres sean abiertos con sus hijos y expliquen los beneficios físicos, espirituales y emocionales de esperar hasta después del matrimonio para la intimidad sexual; esta comprensión de los principios detrás de los estándares de la Iglesia puede ser muy benéfico. De hecho, todos los padres deberían hacer esto ya sea que sus adolescentes estén contemplando una relación sexual o no.

3-adolescentes-iniciar-conversacion-jpg_230627Asegúrate de que tu joven está completamente al tanto de los valores y creencias de la Iglesia, junto con tus propios sentimientos acerca de ellos. “Nuestros jóvenes estarán más dispuestos a tomar buenas decisiones cuando ellos comprendan las razones tras un cierto principio. Mantener las líneas de comunicación abiertas, confiando y respetando a tu joven, y mostrando montos moderados de control llegará mucho más lejos en la prevención de un comportamiento sexual que encerrarlos en sus cuartos”, continúa Coyne. Un padre es usualmente más efectivo cuando trabaja como un apoyo y guía más que como un dictador.

Mantén la Relación Padre-Adolescente

Coyne hace hincapié en la importancia de mantener la relación padre-adolescente intacta antes, durante y después de una relación romántica. “Lo más importante es tener una buena relación con tu adolescente. Pueden batallar acerca de algunas cosas, pero asegúrate de mantener una buena relación”. Ella comenta acerca de la importancia de elegir tus batallas- que los padres no deberían debatir con sus hijos acerca de cada pequeña cosa en la vida de sus hijos, porque eso debilita la relación. Si eliges tus batallas sabiamente, tus hijos estarán más dispuestos a respetar tus preocupaciones acerca de sus relaciones.

Amor y Balance

El balance es difícil para los jóvenes que creen que están “enamorados”. Sí, ellos aún pueden caminar derechos, pero sus vidas tienden a estar un poco desequilibradas- inclinándose pesadamente hacia su recientemente hallada relación. Puede ser frustrante para sus padres ver que su previamente correcto estudiante de notas A, tiene su primera B v, pero “un poco de eso es natural, y no puedes detenerlo completamente”, dice Coyne. Para llegar a la [mente testaruda] de tu joven enamorado, anima al novio o novia a pasar tiempo con la familia, participando en el estudio de las escrituras, noche de hogar, y actividades familiares. Tu hijo no se resentirá contigo por hacerles pasar tiempo fuera de la relación, y aún los tendrás durante esos importantes momentos familiares. Adicionalmente, Coyne dice que los padres deberían facilitar actividades con otros amigos. De vez en cuando, pásale a tu hijo algo de dinero y dile, “Deberías ir al cine con tal-y-tal hoy”.

Wise aconseja en este tiempo y época, los adolescentes a menudo salen jóvenes y salen seriamente. Sin embargo, la Iglesia anima a los jóvenes a esperar hasta que sean de una edad universitaria para comenzar a salir exclusivamente. El Presidente Gordon B. Hinckley dijo a la juventud, “Es mejor mis amigos, salir con una variedad de compañeros hasta que estén listos para casarse. Tengan un maravilloso tiempo, pero estén lejos de la familiaridad… Salir con la misma persona a una edad temprana lleva a menudo a la tragedia. Estudios han mostrado que cuanto más tiempo un chico y una chica salen el uno con el otro, tendrán más posibilidades de meterse en problemas (“A Prophet’sCounsel and Prayer for Youth,” Ensign, Jan. 2001).

Es difícil para muchos jóvenes SUD seguir el consejo de los líderes de la Iglesia cuando el mundo (incluyendo amigos), los influencia para hacer lo opuesto. Muchos jóvenes salen exclusivamente. Los padres se sienten frecuentemente perdidos en cuanto a cómo animar a sus hijos a salir en una cita grupal antes que volverse emocionalmente íntimo con una persona. “Sentándose, y encontrando de dónde viene tu [adolescente que está saliendo] puede ayudar de verdad”, dice Coyne. “Algunos padres ponen la regla de que ellos pueden continuar viendo a esa persona, pero deben salir en una cita con otra persona una vez al mes. Otros padres han dicho que su joven sólo puede salir en citas grupales. Algunos padres en verdad ponen su pie encima y tratan de hacer que sus adolescentes rompan con su novio o novia”. Esta última opción, sin embargo, debe ser usada con precaución.

A menos que pienses que la relación es poco saludable, trata de aconsejar por sobre forzarlo.

Lidiando con la Ruptura

Las relaciones típicas del colegio duran cuatro a seis meses, así que los padres deben estar preparados para el final de la relación- y el fin del mundo, como puede percibirlo tu adolescente. Coyne anima a los padres a ser respetuosos de la pérdida de sus adolescentes. Aun cuando, como un adulto experimentado, sepa que el Sr. o Srta. Perfecta vendrá después; es difícil para un adolescente proyectarse en el futuro cuando el presente se siente tan imposible.

Coyne sugiere, “Dale a tu joven algo de tiempo extra uno-a-uno. Sácalos a cenar, y déjales hablar acerca de eso”. Lo que no quieres hacer, dice Coyne, es tener una actitud de “te lo dije”. Los padres pueden ayudar más a sus adolescentes escuchando sus sentimientos y dejando saber a sus hijos cuán amados son, a través de ambos, palabras y acciones. Si tu hija se siente mal, unas flores de Mamá y Papá pueden iluminar su día. Los hijos, por otro lado, pueden preferir ir a ver esa nueva película de acción.

Aun cuando hayas encontrado al Elegido a los dieciséis y estés casado con esa persona hoy, o si tuviste el corazón roto a una edad temprana, has tenido experiencias como las que tu adolescente está teniendo ahora. Sabes que el amor y apoyo son las cosas que tu adolescente realmente necesita. Sus experiencias románticas son muy reales e importantes para ellos, así que deberían ser importantes para ti también.


i [http://] www.ldsliving.com/story/4064-when-your-teen-is-in-love

ii Jerga EE.UU. Cooties son afecciones imaginarias de la infancia. Cuando los niños alcanzan la edad en que notan las diferencias de género, los niños afirman que un miembro del sexo opuesto te dará “cooties” si te toca. Es una forma de las niñitas de decirle a otras niñitas que no jueguen con los niños y viceversa. Ej: ¿Jugaste con el pequeño Jimmy? ¡Uh!, te van a dar cooties. Citado y traducido de [http://] www.urbandictionary.com

iii N. de T.: Probablemente se refiere a un “pololeo” o “noviazgo”, salir con frecuencia con la misma persona.

iv N. de T.: En chile “pololo” o “polola” v N. de T.: En Chile pasar de tener notas 7 a 6.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress