Ejemplo de fe y testimonio de joven SUD luego de perder a toda su familia en tristes circunstancias

SPRING, Texas.- Seis ataúdes blancos que contenían los cuerpos de una pareja suburbana de Houston y cuatro de sus cinco hijos fueron llevados el miércoles a una capilla de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (de las cual eran miembros) para sus servicios funerarios.


Katie Stay, de 34 años, su esposo, Stephen, de 39, y cuatro de sus cinco hijos, de edades comprendidas entre los 4 y los 13 años, fueron asesinados en el suelo y murieron en una zona residencial en el área metropolitana de la ciudad de Houston (Texas) el pasado miércoles.

“Es un motivo difícil lo que nos ha traído a reunirnos hoy”, dijo el obispo de Scott McBride, quien presidió el funeral de 90 minutos. “No sería correcto si les digo que no tengo dolor en mi corazón y que no sentimos la pena y la pérdida.”

Cassidy Stay, la hija de 15 años de la pareja, fue la única sobreviviente de la masacre perpetrada la semana pasada por Ronald Lee Haskell, ex marido de su tía, que se presentó en casa de la familia preguntando por el paradero de su antigua pareja y, al no obtener la respuesta que buscaba, ejecutó fríamente a todos los familiares.

Cassidy también se tumbó en el suelo y recibió disparos, pero la bala sólo le rozó el cráneo. Fingió estar muerta y, cuando el asesino abandonó la casa, avisó a la policía, lo que permitió la detención del autor tras una espectacular persecución. Haskell se había divorciado de la hermana de Katie Stay y los registros muestran que él tenía un historial de violencia doméstica.

“Sé que mamá, papá, Brian, Emily, Becca y Zach están en un lugar mucho mejor y que seré capaz de verles otra vez algún día”, dijo Cassidy, quien salió del hospital el fin de semana para asistir al funeral multitudinario por toda su familia.

La menor, acompañada de su abuelo, subió al estrado y se dirigió al numeroso público con la entereza de un adulto y un mensaje positivo para el mundo que ha dejado perpleja a la sociedad estadounidense.

“La felicidad puede ser encontrada incluso en los momentos más oscuros”, dijo Cassidy, citando al profesor Albus Dumbledore, uno de los protagonistas de su libro favorito “El prisionero de Azcabán”, de la serie Harry Potter de J.K. Rowling’s.

Los medios estadounidenses destacan la “increíble fortaleza” y el “coraje” de esta adolescente que, pese a que sufrió una fractura de cráneo por la bala, esperó a que el agresor se fuera para alertar de que Haskell podría dirigirse a casa de sus abuelos.

Su abuelo, Roger Lyon, aseguró que con este gesto salvó de la muerte al menos a una veintena de personas y recordó la conversación que tuvo con la menor en el hospital.

“Dijo que sintió como si los ángeles estuvieran con ella”, señaló Lyon.

“Todos tenemos un destino y esta joven tiene un destino”, comentó el psicólogo Terry Lyles a la cadena CNN y se mostró convencido de que Cassidy “tiene un propósito en su vida que acaba de comenzar”.

El padre de Katie Stay, Roger Lyon, dijo en una invocación que el servicio era una celebración de la familia de Stephen y Katie y él oró para que “algo bueno salga de esta tragedia aparentemente sin sentido.”

“Estamos muy agradecidos por todas las cosas que hicieron por nosotros”, dijo.

En una descripción de la vida de sus seres queridos, Randy Cousins, un tío, dijo que la familia estaba agradecida por el apoyo de “amigos, familiares y personas que nunca hemos conocido.”

“Si hay una cosa que hemos aprendido como familia, es que el mundo es un buen lugar”, dijo Cousins . “Si usted mira las noticias todo el tiempo, es posible que no recuerde eso.”

“Las familias son para siempre”, Jeff Stay, uno de los hermanos de Stephen, dijo, con voz vacilante. “Sabemos que nos reuniremos de nuevo.”

Los amigos estaban luchando con la pérdida de lo que se llama una “familia ancla”, cuya casa fue el lugar donde los niños del barrio se sentían atraídos.

“Ellos eran las personas, que a pesar del caos de la vida, siempre estaban buscando la felicidad y hacer algo mejor”, dijo Tom Mixon, de 47 años, padre de tres hijos y jefe de exploradores de uno de los muchachos Stay. “Katie Stay fue firme acerca de enseñar a sus hijos a hacer lo mejor cada día y tratar mejor a la gente todos los días. Y debido a ello, todos nosotros queríamos ser mejores y estar cerca de ellos.

“No parece bien que tengamos que enterrar a nuestros hijos primero, a nuestros nietos”, dijo Bradley Foster, uno de los principales líderes de la iglesia mormona quien vino de Utah para participar en el servicio.

Stephen Stay fue corredor de bienes raíces para Moriah Davis, de 32 años, quien conoció a la familia Stay a través de la iglesia y había estado en contacto casi diario con Katie Stay.

“Lloras y hablas de lo maravillosos que eran… “, dijo la madre de tres niños.

Davis dijo también que su hijo de 5 años de edad, ha estado hablando de Zach Stay de 4 años de edad, y le preguntó: “Mamá, ¿crees que Zach le va a gustar el cielo”

Mixon y Guthrie dijeron que su fe les había preparado para perdonar Haskell (identificado como el autor de los disparos)
“No estoy feliz por esto, pero yo no voy a guardar rencor”, dijo Guthrie.

Paula Marilaf

Diseñadora en Marilaf Diseño

Corresponsal. Traductora. Diseñadora de vestuario. Creadora de blogs de modestia en diferentes redes sociales. Sirvió en la Misión Argentina Resistencia.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Paula Marilaf

Diseñadora en Marilaf Diseño Corresponsal. Traductora. Diseñadora de vestuario. Creadora de blogs de modestia en diferentes redes sociales. Sirvió en la Misión Argentina Resistencia.

A %d blogueros les gusta esto: