¿El ángel Moroni es un pararrayos?

La estatua del ángel Moroni está en una torre por encima de casi todos los templos SUD, es más que un símbolo y un referente. También es – literalmente – un pararrayos de fibra de vidrio cubierto con una lámina de oro con un pararrayos de cobre incrustado y un sistema de tierra.

El ángel Moroni del Templo de Bountiful sólo estaba haciendo su trabajo.

Estatuas del ángel Moroni en la mayoría de los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días son más que hitos simbólicos. También están equipados con pararrayos, lo que significa que están diseñados para atraer la caída de rayos y facilitarles un paso directo a la tierra sin que dañen el edificio.

Las primeras estatuas Moroni eran de bronce, cobre o aluminio. La figura de bronce en el templo de Washington DC, terminado en 1974, pesa más de 1.8 toneladas.

Las estatuas de hoy en día están hechas de fibra de vidrio y pesan cerca de 100 kilos, de acuerdo con un artículo en la revista New Era de la iglesia. Las estatuas son doradas recubiertas con oro. El oro, de nuevo, hace un doble trabajo; es llamativo a la vista (es una parte icónica de la mayor parte del templo), pero también es un conductor perfecto de la electricidad.

Tyler Wilson, director de proyectos especiales en Okland dijo a Deseret News hace siete años, cuando la estatua del Templo Oquirrh Mountain, tuvo que ser sustituido debido a un rayo; “Los pararrayos son eficaces y vitales. Son un buen sistema de puesta a tierra, la caída de un rayo sobre el templo sin pararrayos podría dañar los sistema y los componentes eléctricos del edificio y poner en peligro la seguridad de las personas en su interior.”

La mayoría de las veces, las barras de iluminación en las estatuas canalizan la energía del rayo a través del sistema de tierra. Otras veces, las el arco golpea otras partes de las estatuas. Pero el daño es relativamente pequeño y es difícil de ver desde el suelo.

 

El primer templo con una estatua del ángel Moroni fue el Templo de Salt Lake, un símbolo internacionalmente reconocido de la iglesia que fue dedicado en 1893.

Los rayos no es el único peligro para al ángel Moroni. Los terremotos también hacen daño a la estatua, en el Templo de Tokio Japón en 2010 y el templo de la ciudad de Cebú Filipinas en 2013, la estatua se desprendió. En el terremoto de Chile el 2010, la estatua perdió su trompeta por los fuertes movimientos.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress