Elder Klebingat en Congreso de Religiones Mundiales en Kazajistán

ASTANA, Kazajistán | Sala de Prensa – EE.UU. | — Recientemente el elder Jörg Klebingat del Primer Quórum de los Setenta participó de un Congreso de líderes religiosos. Esta es la traducción de la  transcripción de su discurso:

Congreso de Dirigentes de Religiones Mundiales y Tradicionales

Élder Jörg Klebingat,
del Primer Quórum de los Setenta de la
Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Estimados participantes del quinto Congreso de Dirigentes de Religiones Mundiales y Tradicionales, expresamos nuestro más profundo agradecimiento al unirnos con ustedes en este histórico Congreso. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días lo considera un honor participar con ustedes bajo la hábil dirección del presidente Nursultan Nazarbayev, quien ha tenido la visión de organizar y de apoyar a esta importante reunión de líderes religiosos mundiales. También felicito  al Presidente del Senado y el Jefe de la Secretaría de este Congreso, el Honorable Kassym-Zhomart Tokayev, por promover el trabajo de esta noble causa.

El élder Jörg Klebingat se dirige a los asistentes al congreso. | Foto: Iglesia.
El élder Jörg Klebingat se dirige a los asistentes al congreso. | Foto: Iglesia.

El tema del Congreso de este año pide “diálogo basado en el respeto mutuo y comprensión entre los líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales” con el resultado deseado de “Paz, Seguridad y Armonía”.

Los años de fundación de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también conocida como la Iglesia Mormona, que comprende hoy más de 15 millones de miembros en 176 países y territorios, vio todo lo contrario de la paz, la seguridad y la armonía. Fundada en 1830, miles de nuestros primeros conversos fueron expulsados ​​y perseguidos en todo el continente de América del Norte hasta que encontraron refugio en el desierto del Gran Lago Salado en el lejano oeste. El acoso, acusaciones falsas, y la pérdida de vidas y bienes fueron el destino de muchos de nuestros primeros miembros, en última instancia conduce al martirio de nuestro profeta fundador, José Smith. De la historia sabemos lo que significa ser maltratado, mal entendido, y falta de respeto.

Para los muchos errores cometidos en contra de la Iglesia durante ese período, una delegación del estado de Illinois presentó una declaración oficial de pesar a los funcionarios de la Iglesia en abril de 2004.

Afortunadamente para nosotros, las amenazas físicas están ahora en gran parte de las cosas del pasado, pero la oposición a la Iglesia, a sus miembros, y las enseñanzas continúa. Hoy en día, en algunas áreas del mundo, constituimos una mayoría, pero en la mayoría seguimos siendo una religión minoritaria. ¿Dónde nos encontramos en la mayoría, estamos ansiosos por hacer todo lo posible para ser acogedores y abiertos a los de otras religiones; donde estamos en la minoría, que deseamos para la misma cortesía que se extendió a nosotros.

Ahora seamos honestos, echemos un vistazo a nuestros corazones: ¿No es verdad, queridos amigos, que la verdadera prueba de nuestro carácter, la verdadera prueba de si realmente queremos decir que viene en la forma en que damos la bienvenida y tratamos religiones minoritarias cuando somos en la mayoría, cuando estamos en una posición de fuerza?

A pesar de haber sufrido la persecución más grave de nuestra historia temprana, continuamos siguiendo las enseñanzas de Jesucristo. Jesús dijo: “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mateo 5: 9).

“Por tanto,” como el profeta José Smith enseñó: “si la nación, un solo Estado, la comunidad o la familia deben estar agradecidos por algo, es la paz. Nuestro lema es, entonces, la paz con todos! Queremos vivir en paz con todos los hombres. [Vamos] cultivamos la paz mediante el cumplimiento de unos a otros y se niega a encontrar defectos “.

Esto está en el corazón de lo que esta conferencia espera alcanzar. El diálogo y el respeto mutuo entre nosotros los dirigentes constituye una condición necesaria para el diálogo y el respeto mutuo entre nuestros seguidores. Con el fin de lograr la paz, la seguridad y la armonía entre nosotros, entre los líderes religiosos reunidos hoy aquí y en todo el mundo, que realmente hay que decir lo que decimos. Debemos ser sinceros sobre el bienestar de los demás y en nuestras buenas intenciones hacia los otros.

Para los cristianos uno de los reproches más urticantes de nuestro Salvador Jesucristo es ser llamado un hipócrita. Un hipócrita, entre otras cosas, es alguien que dice una cosa en público pero luego piensa y hace todo lo contrario. Un hipócrita hará declaraciones en reuniones o conversaciones privadas sin realmente saber lo que significa o que  tengan la intención de actuar sobre ellos después.

Aunque imperfecto, líderes y miembros de la Iglesia de Jesucristo no quieren ser hipócritas. Enseñamos a nuestros miembros y misioneros a nunca decir o escribir nada negativo o irrespetuoso acerca de otras religiones. Más importante aún, les enseñamos a ni siquiera pensar nada negativo o irrespetuoso sobre otras religiones.

Este es un valor común que compartimos. Al igual que ustedes, “nos alegramos de ver perjuicio dar paso a la verdad” (José Smith). Y por eso, hago un llamado a todos nosotros para seguir aprendiendo el uno del otro, para comprender las doctrinas y creencias de cada uno, para descubrir las profundidades y significado de nuestras diferentes creencias religiosas. El verdadero conocimiento sobre la base de información precisa puede ayudar a disipar el miedo.

Para ser digno de su significado, el diálogo debe ser algo más que un intercambio de cortesías. Comprometido con verdadera intención y el deseo sincero de aprender, el diálogo honesto conducirá a una verdadera comprensión, que a su vez va a generar respeto por los demás. Alguien que no sabe nada acerca de las creencias de otra persona no tiene derecho a una opinión.

Si vamos a lograr la paz, la seguridad y la armonía, si hemos de lograr el respeto y la comprensión mutua, no sólo tenemos que saber más unos de otros, pero tenemos que querer saber más unos de otros. Como líderes y miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, “creemos en ser honrados, verídicos, castos, benevolentes, virtuosos y en hacer el bien a todos los hombres” (Artículos de Fe 1:13).

También “Creemos en estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar y sostener la ley” (Artículos de Fe 1:12). No importa donde nuestros misioneros sirvan, sin importar donde vivan nuestros miembros, nos enseña a actuar con rectitud, de acuerdo con las leyes del país. “Si hay algo virtuoso, o bello, o de buena reputación, o digno de alabanza, a esto aspiramos estas cosas” (Artículos de Fe 1:13).

Estoy seguro de que hay mucho que es virtuoso, o bello y digno de alabanza en las religiones y doctrinas representadas aquí por ustedes en este Congreso. En cuanto a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, deseamos sinceramente conocerles, para entender y apreciar sus creencias “, para promover la paz y la amistad con todos.”

“¿No hemos de seguir en una causa tan grande?” Deberíamos. Y mientras lo hacemos, quiero expresar mi agradecimiento a los organizadores de este Congreso por unirnos en difundir la buena voluntad y el lema de la paz entre las personas de este mundo.

Gracias.

Jonathan Joglar
Perseguime

Jonathan Joglar

Administrativo Financiero at Social Promotora S.A
Amante de la originalidad y lo vanguardista; me inspira el buen arte y lo digno de admiración.
Serví en la mejor misión del mundo, la Misión Argentina Rosario (2009-2011) y actualmente sirvo como supervisor de Seminario & Instituto de Estaca.
Me encanta mirar películas, ir a la playa y hacer deportes y por las noches combato el crimen con un traje de murciélago...
Jonathan Joglar
Perseguime

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Jonathan Joglar

Amante de la originalidad y lo vanguardista; me inspira el buen arte y lo digno de admiración. Serví en la mejor misión del mundo, la Misión Argentina Rosario (2009-2011) y actualmente sirvo como supervisor de Seminario & Instituto de Estaca. Me encanta mirar películas, ir a la playa y hacer deportes y por las noches combato el crimen con un traje de murciélago...

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress