Evidencias palpables e históricas de la veracidad del Libro de Mormón

Una de las críticas al Libro de Mormón que suelen aparecer en Internet, mediante redes sociales y foros, así como en el pensamiento colectivo de la gente, es la aparente carencia de evidencias históricas que sustenten el relato. Pero, ¿es realmente así? ¿Existen evidencias físicas e históricas que demuestren que el Libro de Mormón es verídico?

La respuesta es SI, y las hay por montones, existen evidencias históricas, descubrimientos que de día en día se van acumulando y le dan al Libro de Mormón un contexto y marco histórico cada vez más preciso. Aunque ninguna de ellas es una evidencia absoluta de la divinidad del libro, como sí lo es el testimonio que proviene del Espíritu del Señor, dan a los creyentes un sustento adicional a la fe de que el libro es verdadero.

Revisemos algunas de ellas que han aparecido hasta la fecha, solo me referiré a 5 que han sido sustentadas ya sea de manera interna (evidencias dentro del libro) como externas (evidencias físicas) que no se basan en especulaciones:

Uno de los 23 fragmentos del Rollo de Cobre de Qumram. | Cortesía de la Universidad del Sur de California.
Uno de los 23 fragmentos del Rollo de Cobre de Qumram. | Cortesía de la Universidad del Sur de California.

Escritos en Metal

Es común para la gente pensar que los escritos sagrados como lo es la biblia hayan sido escritos en pergaminos de cuero y papiro, pero en ¿planchas de metal como el Libro de Mormón clama?

Actualmente no es difícil encontrar evidencias de la época del Libro de Mormón. El más reciente proyecto del Rollo de Cobre de Qumram (3Q15), en el cual un profeta, como así lo describe el rollo, llamado Jeremías menciona donde se ocultaron los tesoros del Templo de Jerusalén, aunque hay diferencias de opiniones, algunos científicos atribuyen el texto original a la época del primer Templo (periodo del exilio de babilonia alrededor del 586 antes de Cristo).

Nombres propios y gramática

El Libro de Mormón está lleno de nombres propios, tanto de personas como de lugares, provenientes de diferentes lenguajes, llenos de profundo significados. Algunos de ellos bíblicos mientras que otros no lo son. Les doy una pequeña lista con alguno de ellos, los más conocidos y su significado (tomados del libro de Sjodhal-Reynolds, uno de los libros base para el libro de estudio de instituto). Los doy como una evidencia, porque es imposible (a mi parecer), que un joven de escasos conocimientos pudiera hacer semejante recopilación de nombres, con una exactitud tal en su origen y significado como lo hizo José Smith. Hugh Nibley (reconocido científico y autor SUD) era un arduo defensor de este tipo de evidencias.

Nefi: Significa “profeta” o “uno que habla con Dios”. En los idiomas hebreo (Nebi), egipcio (Kneph), y en el uto-azteca (Noub).

Altar con la palabra NHM grabada. | Foto: Evidencias del Libro de Mormón.
Altar con la palabra NHM grabada. | Foto: Evidencias del Libro de Mormón.

Saríah: Es obviamente hebreo, proviene de las raíces Sara (Princesa) y Jah o Iah (Jehova) lo que significa “Princesa de Jehová”, un nombre muy adecuado para la madre de una multitud de naciones.

Lamán: La letra m frecuentemente toma el mismo lugar que la b, por lo que significaría lo mismo que Laban. La palabra en si misma significa “blanco”.

Quizás en este aspecto el nombre propio más importante de los descubrimientos recientes es Nahom y el hallazgo de quiasmos en el Libro de Mormón entre las evidencias internas.

"NHM" o "Nahom"
“NHM” o “Nahom”

Nahom: Es quizás uno de los descubrimientos más interesantes desde el punto de vista arqueológico. Se menciona en el Libro de Mormón al tiempo de la muerte de Ismael, durante su viaje por el desierto con la familia de Lehi (1 Nefi 16:34). El significado de NHM (en el idioma hebreo antiguo no se escribían las vocales) aunque es todavía incierto, pues tiene más de uno. Los científicos suelen inclinarse por el de dolor, amargura, duelo. Siendo este el significado más propio en vista de los descubrimientos recientes, se han encontrado un complejo de sepulturas que corresponde al más grande de la península conocido hasta la fecha (Aston 2001) .

Quiasmos: Se trata de una figura retórica basada en la repetición muy común en la literatura hebrea antigua, pero que no fue redescubierta sino hasta comienzos de 1900. Un ejemplo de ella en el Libro de Mormón está en Mosiah 5:10-12 ¿Cómo sabía José Smith de ella?.

_(a) Y acontecerá que quien no tome sobre sí el NOMBRE de Cristo,
__(b) tendrá que ser llamado por algún otro nombre;
___(c) por tanto, se hallará a la izquierda de Dios.
____(d) Y quisiera que también recordaseis que éste es el nombre
_____(e) que dije que os daría, el cual nunca sería borrado,
______(f) sino por transgresión;
______(f’) por tanto, tened cuidado de no transgredir,
_____(e’) para que el nombre no sea borrado de vuestros corazones.
____(d’) Yo os digo: Quisiera que os acordaseis de conservar siempre escrito este nombre
___(c’) en vuestros corazones para que no os halléis a la izquierda de Dios,
__(b’) sino que oigáis y conozcáis la voz por la cual seréis llamados,
_(a’) y también el NOMBRE por el cual él os llamará.

El ADN

Foto: LDS.org
Foto: LDS.org

Mucho se ha discutido en torno a este tema, la convención más común por años ha sido que los aborígenes americanos son de raíces genéticas asiáticas. Y así se había probado, a lo menos eso se creía, hasta que en 2013 un estudio de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, demostró que cerca de un tercio de los genes de los nativos americanos provienen de gente del Medio Oriente y Europa, en lugar de Asia del Este, como se solía suponer, según lo publicó la National Geografic.

Así podemos ver como la verdad se abre paso a sí misma, como diría José, noble, valiente e independientemente.

Aunque estos descubrimiento le dan cierto apoyo al libro, el verdadero potencial se encuentra dentro del mismo, un potencial capaz de cambiar vidas, y de reflejarlas en la eternidad. La capacidad de llevar almas a Cristo y junto con la Biblia llevar el hombre a la salvación eterna.

Víctor Henriquez

Columnista. Es estudiante de Pedagogía en Física en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Es maestro de seminario y sirvió una misión de tiempo completo en Perú. Es oriundo de Lebu en la Región del Biobio y actualmente vive en Santiago de Chile.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Víctor Henriquez

Columnista. Es estudiante de Pedagogía en Física en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Es maestro de seminario y sirvió una misión de tiempo completo en Perú. Es oriundo de Lebu en la Región del Biobio y actualmente vive en Santiago de Chile.

26 comentarios sobre “Evidencias palpables e históricas de la veracidad del Libro de Mormón

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress