Historias que se cruzan: Misionera sirve misión en el mismo lugar que su antepasado

Fuente: Deseret News

Muchas veces nos encontramos con algún miembro que ha servido la misión en el mismo lugar que uno de sus amigos o miembro del mismo barrio, pero pocas veces podemos ver que miembros de una misma familia sirven en el mismo lugar en el cual lo han hecho sus padres o abuelos.

A continuación el relato de esta historía que ocurrió hace más de 150 años. Pero en el que está involucrada actualmente una misionera  quien está sirviendo su misión en la misma ciudad de Alabama, en donde su tercer bisabuelo sirvió en 1867. Su antepasado fue el primer misionero Mormón en predicar el evangelio restaurado en esa ciudad.

En 1847, John Percival Lee y su esposa Eliza Foscue Lee vivían en una granja del condado de Coosa, Alabama, la que más tarde se convertiría en el Condado de Elmore poco después de la Guerra Civil. Durante ese año de 1847, su segunda hija, Sarah Lucinda Lee nació. Como era comun con muchos de los residente de Alabama durante finales de 1840, los Lees decidieron en 1849 probar suerte en Texas. Historias que comúnmente son contadas por las familias de Alabama quienes escribieron  o tallaron su ida a Texas en algunos objetos de madera alrededor de la granja que iban dejando.

No mucho después de haber partido de Alabama, John Percival Lee estaba en el condado de DeWiitt, Texas, y considerando comprar sitio rentable para su hogar, cuando un misionero de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días introdujo a Lee en su religión. Lee y su familia fueron tocados por el mensaje, se unieron a la Iglesia en 1849 y decidieron reunirse con el grupo principal de sus compañeros en la religión que se habían refugiado dos años antes en Utah. Los Lees viajaron hacía el sur y despues por barco a través del Golfo de México hacia New Orleans. Desde hay ellos viajaron por barco hacia Mississippi y el Rio Misuri hacia un refugio mormon temporal ubicado en Kanesville, Iowa.

En la primavera de 1850, la familia Lee viajo con una compañía de vagón de pioneros mormones a través de las planicies, sobre las montañas y hacia el valle de Lago Salado. Despues de llegar a Utah, la familia Lee rápidamente se convirtió en parte de un grupo asignado por Bigham Young para colonizar San Bernardino, California. Todos los colonos circundantes, incluyendo los Lee, regresaron a Utah en 1858 con el estallido de la invasión de un gran ejército federal de Utah diseñada para aplastar una rebelión mormona inexistente.

La familia residió seguramente en Utah a lo largo de la guerra Civil. El 20 de Mayo de 1867, John Percival Lee dejó su familia en Utah con el fin de servir una misión de 15 meses en su antiguo estado de residencia, Alabama y otros estados sur vecinos, con un fuerte deseo de visitar a sus parientes y amigos. Lee estaba preocupado sobre como sus familiares y amigos pudiesen haber sido afectados por la Guerra Civil.

Evitando a los indios merodeadores quienes estaban quemando las estacions de viaje a lo largo del camino, Lee llegó ileso a Omaha, Nebraska. Después viajó hacia St. Louis y luego pasando por Kentucky, Tennessee y parte de Georgia, hizó su camino hacia Wetumpka, Alabama, capital del condado del condado de Elmore. Lee, quier estuvo en Wetumpka en Septiembre de 1867, fue el primero misionero Mormón en predicar ahí. En un reporte misional publicado en Deseret News el 3 de Marzo de 1869, Lee escribió en ese entonces su reciente trabajo misional:

“En Wetumpka, Alabama, me reuní con muchos viejos conocidos, y eran tan numerosas las preguntas que me hicieron que encontré imposible responder cada una por separado, así que por invitación entre a un gran salón y públicamente respondí muchas preguntas relacionadas con mi tierra, costumbres y religión. Mis respuestas parecieron satisfacer en general a todos, aliviando en gran medida sus prejuicios”

La predicación de Lee en Wetumpka en 1867 llamó la atención del diario local. En la edición de “The Elmore”del viernes 27 de Septiembre de 1867, el editor dio el siguiente  resumen:

“Tuvimos un Mormon con nosotros esta semana, quien nos expuso las escrituras de acuerdo a su entendimiento de ellas, la noche del martes pasado, y nos dio mucha información sobre su gente, sus hábitos y sus costumbres. El dijo que había muy poco de abogados y doctores en Utah. Las disputas se resolvían mediante arbitraje, y cuando había enfermos ellos enviaban a los elderes, quien efectuaban una cura simplemente poniendo sus manos sobre ellos. En el ejercicio de su religión, el dijo que los mormones eran liberales y tolerantes. Cuando predicadores de otras sectas venían a ellos, abrían las puertas de sus lugares de culto  y salían a escucharlos. En ese sentido, son un ejemplo muy digno de imitación. Dijo que todo era paz y tranquilidad, armonía y amor entre ellos. Sin discusiones, sin disensiones ni peleas, no hay tiendas para beber unas copas o casas de mala fama.

El orador tenia mucho que decir en lo que se refiere a fe, arrepentimiento y bautismo, temas en los que sus comentarios eran inobjetables, siendo bastante ortodoxo. La gente, el decía, ahí paga el diez por ciento de todas sus posesiones para el sostenimiento de la Iglesia, y aún así eran extremadamente prósperos.”

John Percival Lee tenía una hija llamada Ann Eliza Lee Wixom, quien tenía una hija llamada Lillian Lenore Wixom Parson, quién tenía un hijo llamado Leonard Garth Parsons, quien tuvo un hijo llamado Leonard Dean Parsons, quien tuvo una hija llamada Jane Parsons. Jane es la tercera bisnieta de John Percival Lee y está actualmente sirviendo parte de sus 18 meses de misión en Wetumpka.

La hermana Parsons, como es llamada mientra está sirviendo su misión, está rastreando los pasos de su ancestro mientras camina  a lo largo de las mismas calles que John Percival Lee caminó. La hermana Parsons de Austin, Texas,  el estado en el que se convirtió su abuelo, es una de los más de 85000 miembros Santos de los Últimos Días actualmente sirviendo por cuenta propia como misionera de tiempo de completo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Ella está asignada a la misión Birmingham Alabama y ha trabajado previamente en las areas de Gadsen y Sylacauga.

Cuando se le pregunta sobre el legado del servicio misional de su familia en Wetumpka, ella responde:

“Wetumpka es un lugar muy agradable para mi, y estoy muy agradecida por la misma recepción cálida y agradable que mi antepasado recibió hace casi 147 años atrás. Mi compañera, la Hermana Kelsey Waters, y yo estamos disfrutando nuestra experiencia misional en este lugar especial que siempre  ha sido querido por los corazones de los miembros de mi familia extendida por muchas generaciones. Confío en que el Elder Lee, mi antepasado, se sorprendería por el hecho de que hoy en día uno de cada tres misioneros en la iglesia es una mujer. Por otro lado, yo en realidad no creo que le sorprendería en absoluto por el hecho de que la iglesia ha organizado congregaciones en más de 150 países en el mundo, incluyendo una gran congregación en Wetumpka, Alabama, donde fue el primer misionero mormón a predicar “.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Camila

Vive en Puerto Montt.

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress