José de la Luz Bautista: Un revolucionario zapatista mormón.

José de la Luz Bautista – Un líder Zapatista “…mormón de hueso colorado…”

Moroni Spencer Hernández de Olarte es el autor del artículo que presentamos a continuación. Este trabajo es el segundo publicado en El Faro Mormón con el permiso de Moroni. Este interesante artículo  continua abordando la participación de miembros de la Iglesia en  la revolución mexicana.

Moroni nació en Ciudad de México en 1982. Estudió su licenciatura en Historia en la Universidad Autónoma Metropolitana de México y realizó sus estudios de Maestría en la misma universidad. Sirvió su misión de tiempo completo en la Misión México Merida entre los años 2004  y 2006. Ha participado como expositor en diferentes conferencia y congresos en México como en el extranjero. La revolución mexicana, en especial el zapatismo y la historia de las religiones en especial la de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días  han sido sus áreas de investigación.  El siguiente trabajo es muestra de ello.

El Popocatépetl. Colección particular, cortesía de Francisco Marcos Cano Jasso

En un artículo previo mencioné mi visita con Clorinda Aguilar Páez “…la hermana Cory…” como amorosamente la llamaban.(1) (Ver http://www.elfaromormon.org/manteniendo-la-fe-durante-la-revolucion-mexicana/)

La conversación fue muy amena, a lo largo de la misma Clorinda mencionó que su abuelito José de la Luz Bautista había sido zapatista, presidente municipal de Atlautla y además “…mormón de hueso colorado, pero de hueso colorado…”(2) Declaraciones que serían la punta de lanza de una investigación profunda que movería los postulados de la Historia de la Revolución mexicana y de la Historia del mormonismo en México.

José de la Luz Bautista y la defensa de su pueblo

José de la Luz Bautista nació el 24 de junio de 1854 en Atlautla, comunidad localizada en las faldas del volcán Popocatépetl(3). Sus padres Bartolo Bautista y Gabina Barrera le inculcaron desde su niñez la fe católica. En su juventud se dedicó a las labores agrícolas ya que su familia poseía terrenos de labranza(4). A lo largo de la última década del siglo XIX le es predicado a fondo el mensaje mormón por Ammón M. Tenney, uno de los principales líderes mormones de esa época en México. En un primer momento José de la Luz se muestra renuente ante tales ideas. Con el paso de los años y gracias a los esfuerzos de Tenney, José aceptaría la fe mormona. El 12 de marzo de 1902(5) es bautizado en la delegación de Tecalco, municipio de Ozumba. De ahí en adelante sería “…un mormón de hueso colorado…”

José de la Luz Bautista. Colección particular, cortesía de Josefa Páez Domínguez.

 

Al pertenecer a una de las familias más antiguas de Atlautla, José tuvo acceso a una educación elemental, la cual le permitió saber leer y escribir y con ello ejercer una influencia importante en la comunidad a la cual pertenecía. En las primeras etapas de la Revolución, José de la Luz apoya a Francisco I. Madero(6), utilizando su influencia para propagar los ideales maderistas entre algunas comunidades. Cuando el movimiento zapatista comienza a extenderse en la región suroriente del Estado de México, Bautista se adhiere a él, ya que consideraba que “…Zapata era un hombre de Dios…”(7) y “…la causa es justa y tiene la bendición del creador…”(8).

Una de las causas que lo llevó a simpatizar con el movimiento zapatista fueron los problemas por linderos que su pueblo -Atlautla- tenía con la Hacienda de Guadalupe. En 1901 -año en que José de la Luz comienza a adentrarse en el mormonismo- los vecinos de Atlautla solicitan autorización para litigar en contra del señor Romualdo Solórzano, propietario de dicha Hacienda, a quien acusaban de usurpar tierras de la comunidad. Los habitantes argumentaron que los terrenos situados en las faldas del Popocatépetl eran de su propiedad desde la época virreinal. Las autoridades negaron el permiso sosteniendo que las tierras que estaban dentro de la Hacienda de Guadalupe pertenecían a esta desde épocas inmemoriales(9). Lo anterior fue un duro golpe para Luz Bautista ya que algunos de sus terrenos colindaban con la mencionada Hacienda(10). Por defender sus posesiones y las de su pueblo, José organiza un grupo que defendería dichas tierras y juntos enfrentaron legalmente a Romualdo Solórzano. Esta acción le merecería el reconocimiento de su pueblo. Probablemente por ello, en los primeros años de la Revolución, los habitantes de Atlautla lo colocan como representante de su municipio(11) ante la facción revolucionaria que dominaba la región, en este caso, el zapatismo.

José de la Luz un revolucionario zapatista mormón.

Como presidente municipal y partidario del movimiento zapatista, José de la Luz forja relaciones con los principales jefes de las regiones morelense y mexiquense, entre los que se encontraban los generales Everardo González (Juchitepec), Gregorio Rivero (Ecatzingo), Guillermo Rodríguez (Atlautla), el Coronel Felipe Rodríguez (Atlautla) y ¡claro! el General Emiliano Zapata. Amistades que le serían de gran utilidad durante una pugna por tierras que tuvo lugar a lo largo de 1915 entre Atlautla y Amecameca.

La delegación de San Juan Tehuixtitlán perteneciente al municipio de Atlautla acusó al pueblo de Amecameca de usurpación de tierras. Esta acusación llegó hasta Tlaltizapán -Cuartel General del Ejército Libertador del Sur-, de dicho cuartel enviaron una carta a José de la Luz, presidente municipal en turno, en donde le pedían que presentara documentos que probaran que las tierras pertenecían a Atlautla. En respuesta, Luz Bautista expide un escrito en donde explica (se respeta la redacción original):


Al general en Jefe de la Revolución. Emiliano Zapata
Tlaltizapan.
En contestación a su oficio de fecha del 30 del mes ppdo. digo a usted que: quedo enterado, se nombre una comisión de vecinos más caracterizados para que dicha comisión se haga presente en este Cuartel General, el 15 del actual trayendo consigno sus documentos, que amparan la propiedad de sus terrenos lo que limitan con la vecina población de Amecameca; Dichos documentos no es pocible presentar, en virtud de que obran en poder de un hijo de vecino, el cual se haya en la Capital de la República. Y no siendo pocible entrar a México para traerlos, suplico me conseda un plazo, para hacer presentes dichos documentos…
Protesto a ud mi atención y respeto.
Atlautla Febrero 11 de 1915.
Presidente municipal. Luz Bautista(12).

El plazo le fue concedido. El proceso del litigio fue bastante largo, a tal grado que Gregorio S. Rivero tuvo que intervenir para agilizarlo. En diciembre de 1915, el Cuartel de Tecomaxusco dirigido por el todavía Coronel Rivero(13) recibió la siguiente misiva (se respeta la redacción original):

Señor Coronel
Gregorio S. Rivero.
Donde se halle.
Apreciable Coronel:
Me refiero a su grata sin fecha, manifestándole en debida respuesta: que a sus recomendados vecinos de San Juan Tehuixtitlán han sido debidamente atendidos por este Cuartel General.
Sin más por el momento, quedo de Ud. Afmo. Atento y S. S.
Emiliano Zapata(14).

Los documentos no nos permiten conocer el desenlace de este conflicto. No obstante, José de la Luz Bautista es recordado en su comunidad natal como “…quien hizo mucho bien al pueblo; como representante fue bueno…”(15) y en agradecimiento los habitantes de este municipio rindieron honores a una de sus hijas el día en que falleció.

“…Cuando murió mi tía Cata [hija de José de la Luz] ya íbamos llegando a Atlautla, cuando acudió un contingente mandado por el cura del pueblo y buscó a los familiares… dijo que el pueblo estaba agradecido con su papá [José de la Luz] y que al morir su hija… no querían dejar pasar la ocasión y que hicieran el favor de pasar a la tía Cata a la Iglesia, para que el sacerdote le hiciera una misa de cuerpo presente en agradecimiento a su padre… dijeron que si… y ahí estaban haciendo la misa el padre con muchos católicos y muchos mormones…”(16)

El papel de José de la Luz Bautista no solo se enfocó en representar a su comunidad durante los álgidos años revolucionarios, José también sirvió a la causa revolucionaria zapatista como correo, informante y proveedor de alimentos y recursos. En este tenor, siendo líder reconocido por su comunidad, Bautista debía hacer gestiones en diferentes lugares, lo que le permitió obtener información del acontecer revolucionario en los estados de Morelos, Puebla y México. Información que compartía con su principal amigo, el general Gregorio S. Rivero y que serviría, en algunos casos, para la planeación de combates como el ocurrido en enero de 1916 en donde las fuerzas de Pablo Rojas, Gregorio Rivero, Everardo González y Perfecto Carmona se enfrentaron al ejército carrancista en las inmediaciones de Ozumba(17).

“…Mi abuelito era respetado por el pueblo, muchas gentes de por aquí lo respetaban, incluso gentes de otros lados como de Ecatzingo y Teco [Tecomaxusco] venían a visitarlo, él los recibía, le gustaba que sus amigos de la Revolución vinieran a verlo, nunca se olvidaron de él…”(18)

Josefa Páez Domínguez, Atlautla, Estado de México. Fotografía: Moroni Spencer Hernández de Olarte

 

El coronel Perfecto Carmona en sus memorias no olvidaría a José de la Luz y sobre él escribiría: “…el señor Luz Bautista nos trajo haberes… habló por largo rato con el Gral. Rivero de cómo está la cosa por Amecameca y Chalco…”(19).

Si bien, probablemente José de la Luz no participó directamente en algún combate; la información que otorgaba aunada a los alimentos y recursos que él proveía, fue de vital importancia para el movimiento zapatista de la Tierra Fría de los Volcanes. Por estas acciones el gobierno del Estado de México ha otorgado el título de hombre ilustre a José de la Luz Bautista, el mormón “…de hueso colorado…”

Hoy, a más de 100 años de distancia podemos afirmar que las relaciones que Luz Bautista poseyó, fueron valiosas para la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en los años posteriores a la Revolución mexicana, ya que permitieron, por un lado, que el “…mensaje mormón…” paulatinamente pudiese entrar en hogares que antaño hubiese sido imposible y por otro, que los miembros de la Iglesia y sus representantes -misioneros y autoridades extranjeras- fuesen respetados en los agitados tiempos posrevolucionarios. Por tal motivo, historias como la de José de la Luz Bautista no deben ser olvidadas; deben ser contadas para así comprender cabalmente la rica Historia de la Revolución mexicana y la compleja Historia del mormonismo en México.

Carta del General Emiliano Zapata al Coronel Gregorio S. Rivero, Archivo Particular de Gregorio S. Rivero, Ecatzingo, Estado de México. Cortesía familia Rivero.

Estado Mayor del Gral. Everardo González Vergara. Fotografía otorgada a la historiadora Laura Espejel por el Teniente de Caballería Simón Pineda. Una copia se encuentra en el Archivo General de la Nación /Fondo Emiliano Zapata. Se identifican: primera fila de izquierda a derecha Gral. Brigadier Adelaido González, Gral. de Brigada Antonio Beltrán Cortés, Gral. de División Everardo González Vergara, Gral. de Brigada Octavio Muñoz, Gral. Brigadier Gregorio S. Rivero. Segunda fila (personas de pie): Coroneles José Miranda, el tercero Vicente Trinidad Flores, el quinto Vicente Ortiz y el sexto Mariano Yánez.

1*Entrevista a Clorinda Aguilar Páez, 4 de noviembre de 2008, Amecameca, Estado de México, realizada por: Moroni Spencer Hernández de Olarte. “…Mormón de hueso colorado…” quiere decir que José era una persona con una gran fe en el mormonismo.
2* Entrevista a Clorinda Aguilar Páez, 4 de noviembre de 2008, op. cit.
3*Un agradecimiento especial al estudioso Joel de Olarte Díaz por su colaboración con los datos genealógicos de la familia Bautista.
4*Entrevista a Josefa Páez Domínguez, 19 de junio de 2009, Atlautla, Estado de México, realizada por Moroni Spencer Hernández de Olarte.
5* Archivo Particular de Moroni Spencer Hernández de Olarte (en adelante APMSHO), Atlautla, Estado de México. Registros de los primeros mormones en la región sur oriente del Estado de México, sin número de paginas.
6*Archivo Particular de Josefa Páez Domínguez (en adelante APJPD), Atlautla, Estado de México. Carta fechada en febrero de 1921.
7*Entrevista a Clorinda Aguilar Páez, 4 de noviembre de 2008, op. cit. Algunas cartas contenidas en el archivo personal de Josefa Páez, escritas por José de la Luz mencionan que la causa zapatista “…tenía la bendición del creador…”
8* APJPD, Atlautla, Estado de México. Carta fechada en enero de 1924.
9* Trinidad Beltrán Bernal, Problemas de tenencia de la tierra durante el porfiriato y la revolución (1876-1915). Dos zonas zapatista del Estado de México, México, El Colegio Mexiquense, 2010, p. 51.
10*Entrevista a Clorinda Aguilar Páez, 4 de noviembre de 2008, op. cit.
11* Los documentos así como la historia oral prueban que José de la Luz Bautista fue presidente municipal provisional los años de 1914 y 1915. vid. APJPD, Atlautla, Estado de México.
12* Archivo General de la Nación (en adelante AGN), Fondo Zapata, Caja 5, expediente 2, foja 25.
13*Gregorio Rivero adquiere el rango de General a finales de 1916.
14*Archivo Particular de Gregorio S. Rivero, (en adelante APGR), Ecatzingo, Estado de México, papeles sueltos. Años 1915. Carta fechada en diciembre de 1915.
15* Entrevista a Clorinda Aguilar Páez, 4 de noviembre de 2008, op. cit.
16* Entrevista a Clorinda Aguilar Páez, 4 de noviembre de 2008, op. cit.
17*APGR, Ecatzingo, Estado de México, papeles sueltos. Años 1916; Archivo particular de Perfecto Carmona, (en adelante APPC), Ecatzingo, Estado de México, Diario, Año: 1916.
18*Entrevista a Josefa Páez Domínguez, 19 de junio de 2009, Atlautla, Estado de México, realizada por: Moroni Spencer Hernández de Olarte.
19* APPC, Ecatzingo, Estado de México, Diario, Año: 1916.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Un comentario sobre “José de la Luz Bautista: Un revolucionario zapatista mormón.

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress