La cafeína y la Palabra de Sabiduría: mitos y verdades

¿Se puede o no tomar Coca-Cola? y ¿qué hay sobre las bebidas energéticas? son preguntas sobre la Palabra de Sabiduría que se escuchan cada cierto tiempo entre los miembros de la Iglesia y vuelve a ser tema de debate si es que es lícita para los SUD consumir bebidas con cafeína dentro de sus componentes y estas últimas semanas se ha vuelto a viralizar en las redes sociales algunos artículos que cubrieron una declaración del blog de la Sala de Prensa de la Iglesia en inglés hace 2 años.

“La revelación de la Iglesia que describe sus prácticas de salud (Doctrina y Convenios 89) no menciona el uso de la cafeína” dice en un fragmento el artículo publicado por el Departamento de Asuntos Públicos de la Iglesia. “Las normas de salud de la Iglesia prohíben las bebidas alcohólicas, el fumar o masticar tabaco, y las ‘bebidas calientes’ -que los líderes de la Iglesia han enseñado que se refiere específicamente a té y café.”

La intención original del artículo era servir como respuesta a un documental titulado “Mormon in America” del programa  Rock Center de la cadena NCB que es conducido por el Brian Williams. El documental menciona que la Iglesia prohíbe el consumo de cafeína a sus miembros.

El origen de la controversia.

Este debate que ha existido dentro de los miembros de la Iglesia no es nuevo. La pregunta fue planteada por primera vez en 1918 por Frederick J. Pack, profesor de geología de de la Universidad de Utah y prominente miembro SUD de la época, en un artículo publicado por “Improvement Era” que llevaba como título “Should Latter-Day Saints Drink Coca-Cola?” (en español, “¿Deberían tomar Coca-Cola los santos de los últimos días?”).

El artículo, que años después de volvería controversial, explica que debido a que el té y el café contienen cafeína y considerando que ambas están prohibidas en la Palabra de Sabiduría, entonces los santos de los últimos días debería abstenerse de la Coca-Cola de la misma manera que se abstienen de las susodichas “bebidas calientes”. Esta interpretación llevó a que muchos pensaran que la razón por la que la Palabra de Sabiduría prohibía el café era por la cafeína y que, entonces, no había inconveniente en beber café descafeinada. Otra práctica más actual debido a esta interpretación es la enseñanza de abstenerse de las bebidas energéticas.

La evolución de la controversia

Este punto de vista fue avalado por algunas cuantas autoridades generales, entre los más recordados son los Élderes James E. Talmage y Bruce R.McConkie. Este último mencionó que las bebidas Cola iban “en contra del espíritu” de D. y C. 89.

Se puede recordar también la entrevista de Larry King al Presidente Gordon B. Hinckley para CNN, cuando ante la pregunta de que si los mormones se abstienen de la sustancia como el alcohol, tabaco, etc., incluyendo las bebidas cafeinadas él respondió afirmativamente.

Con más anterioridad, el Presidente Heber J. Grant había invitado a los SUD a “dejar tranquila a la Coca-Cola” (en el sentido de evitarla) pero no como mandamiento “sino como una petición personal”.

En 1981, el académico de la BYU Thomas G. Alexander, haciendo un acabado estudio en cuanto a la palabra de sabiduría, menciona que en “1924, representantes de la Coca-Cola Company llamaron al Presidente Grant para quejarse de que el no-mormón, Dr. T.B. Beatty, Director de Salud de Utah, estaba utilizando a la organización de la Iglesia para ayudarse en un ataque contra Coca-Cola. Se pidió al Presidente Grant detener esto, pero él se negó en primera instancia, diciendo que él mismo había aconsejado a los mormones a no tomar la bebida.” Alexander describe cómo los representante de la Coca-Cola demostraron que las acusaciones en cuanto al excesivo contenido de cafeína en la bebida eran incorrectas y que las porciones eran inofensivas. El artículo continúa diciendo que “luego de una segunda reunión, el Presidente Grant dijo que estaba ‘seguro que no tengo el menor deseo de recomendar a que la gente que deje de tomar Coca-Cola solo si esta cantidad fuese absolutamente inofensiva, como ellos aseguran que es’… El tema quedó sin resolver y la evidencia indica que aun cuando la Primera Presidencia no ha adoptado ninguna posición oficial sobre el uso de bebidas cola, algunos de sus miembros instaron a su abstinencia.”

Para el año 1972 la Primera Presidencia emitió una declaración oficial en la que se lee que “en referencia a las bebidas cola, la Iglesia nunca ha tomado una posición oficial en cuanto a la materia, pero los líderes de la Iglesia han aconsejado, y recomendamos específicamente ahora en contra del uso de cualquier bebida que contenga drogas dañinas que crean dependencia bajo circunstancias que resulte la adquisición de hábitos. Cualquier bebida que contenga ingrediente dañinos para el cuerpo deben ser evitados.”

Hoy en día algunos miembros justifican la enseñanza de prohibir las bebidas cafeinadas ya que en el campus de la Universidad de Brigham Young no se venden bebidas con ese contenido o la prohibición que existe en algunas misiones para los misioneros de consumir la popular gaseosa. La misma BYU ha indicado que la ausencia de bebidas con estas características dentro sus recintos es a causa de la baja demanda por parte de la comunidad universitaria y no por alguna directriz que venga de la Universidad o de la Iglesia, la cual es propietaria de dicha casa de estudio y el consumir este tipo de bebidas o ingresarlas al campus no va en contra del estricto  Código de Honor que regula el comportamiento de los estudiantes.

También es sabido que en otros recintos que son propiedades de la Iglesia (como el Joseph Smith Memorial Building, que se ubica en la misma Manzana del Templo de Salt Lake) se venden Coca-Cola cafeinada y que varias autoridades generales, incluyendo algunos miembros del Quórum de los Doce actuales, gustan de beber Coca-Cola.

Posición oficial y actual de la Iglesia sobre el tema.

Un dato interesante de considerar es que en la discusión y enseñanza de esta supuesta prohibición siempre se usó el nombre de “Coca-Cola”, marca registrada por la gigante norteamericana Coca-Cola Company y si la Iglesia indicara públicamente a sus miembro el no comprar la marca arriesgaría envolverse en un millonario juicio legal por parte de la compañía dueña de la gaseosa. Dado  que nunca se ha recibido esto como revelación, solo se dió en un momento como recomendación de salud de no consumir Coca-Cola, luego se habló solo de “bebidas colas” hasta que, finalmente, se dejó de mencionar totalmente ese tipo de bebidas en declaraciones oficiales de la Iglesia.

Aún cuando generalmente solo se mencionaba a la Coca-Cola la aplicación de esta supuesta norma involucraría a la Pepsi y a otras bebidas populares en los Estados Unidos con tanto o más cafeína como lo son algunas marcas de Root Beer, Dr. Pepper, Mountain Dew, y en Sudamérica como la peruana Inca Kola, la brasileña Guaraná (contiene guaranaína, alcaloide similar a la cafeína) y la ampliamente consumida en el cono sur yerba mate (contiene mateína y a su vez alcaloides como cafeína y teobromina). El chocolate es otro producto que contiene alcaloides estimulantes como la teofilina,  teobromina y cafeína que proviene del cacao. Ni mencionar las bebidas energéticas que contienen fuertes dosis de cafeína, guaranaína y taurina (compuesto sintético similar a la cafeína).

Con el paso del tiempo la Iglesia ha sido más enfática en desmentir el falso mito de la prohibición de la Coca-Cola y las bebidas energéticas, tal como lo hizo en 2012 en la declaración antes comentada donde se explica que “La revelación de la Iglesia que describe sus prácticas de salud no menciona el uso de la cafeína”, pero no debe considerarse de ninguna manera como un reconocimiento de la cafeína como una sustancia saludable, ni tampoco como una invitación a consumir ese tipo de bebidas.

Yamil Inostroza
Síguelo en

Yamil Inostroza

Director at El Faro Mormón
Penquista y actualmente viven en Santiago de Chile.Uno de los fundadores de ElFaroMormon.org mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad de Chile. Amante de las comunicaciones, las redes sociales y la música. Sirvió en la Misión Uruguay Montevideo Oeste.
Yamil Inostroza
Síguelo en

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Yamil Inostroza

Penquista y actualmente viven en Santiago de Chile. Uno de los fundadores de ElFaroMormon.org mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad de Chile. Amante de las comunicaciones, las redes sociales y la música. Sirvió en la Misión Uruguay Montevideo Oeste.

3 comentarios sobre “La cafeína y la Palabra de Sabiduría: mitos y verdades

  • el 23 Mayo, 2015 a las 0:22
    Permalink

    Cuando dice “té” a que clase de “té” se refiere? Porque en méxico siempre tomamos distintos tipos de té.

  • el 22 Mayo, 2015 a las 23:56
    Permalink

    Gracias por la hermosa nota que compartió. La palabra de sabiduría está para bendecirnos y aunque no es específica en todo lo bueno consumir ya que por ejemplo no dice que es bueno beber abundante agua, es importante que nos informemos sobre ciertos alimentos y elijamos en beneficio de nuestra salud. El Señor espera que seamos diligentes, es decir que no nos dirá que es todo lo que tenemos que hacer, nos guiará y espera que nosotros tomemos nuestras propias decisiones.

  • Pingback: Los Hermanos Menores de la Palabra de Sabiduria : La Palabra con “C” | Brother Campos

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress