La Iglesia publica las preguntas estándar de la entrevista a los futuros misioneros

La Primera Presidencia ha publicado un grupo de preguntas estándar para que los obispos y presidentes de estaca las utilicen cuando entrevistan a futuros misioneros de tiempo completo.

“Los líderes de la Iglesia desean que este sagrado tiempo de servicio sea una experiencia de gozo y que edifique la fe de todos los misioneros, desde los jóvenes hasta los misioneros mayores”, de acuerdo con los materiales que acompañaban la carta oficial del 20 de octubre dirigida a los presidentes de estaca y los obispos.

Se pretende que las preguntas ayuden a los futuros misioneros de tiempo completo a comprender que es necesario no solo que sean “dignos, sino que estén preparados física, mental y emocionalmente para el servicio misional”, y a prepararse para ello.

El presidente Gordon B. Hinckley hizo hincapié en la importancia de tener buena salud física y mental cuando se sirve una misión de tiempo completo. “[La obra misional] es rigurosa”, dijo; “exige fuerza, vitalidad; exige agudeza mental y capacidad… la obra misional no es un ritual para avanzar en la Iglesia, sino un llamado extendido por el presidente de la misma a todos los que sean dignos y capaces de cumplirlo. Debe haber salud… tanto física como mental, pues la obra exige mucho. Las horas son largas y la presión puede ser grande” (“El servicio misional”, Primera Reunión Mundial de Capacitación de Líderes, enero de 2003, págs. 19–20).

Los líderes del sacerdocio utilizan preguntas estándar para las entrevistas de bautismo y de recomendación para el templo, pero hasta ahora no existía una lista de preguntas específicas para entrevistar a candidatos a misioneros.

Las preguntas no indican ni un cambio ni una adición a los requisitos para el servicio misional de tiempo completo; reflejan las mismas normas que se encuentran en las Escrituras, los manuales de la Iglesia y otros materiales de la Iglesia.

Aquellos que estén considerando el servicio misional pueden usar las preguntas para evaluar su preparación y tener conversaciones significativas sobre los requisitos para el servicio misional con sus padres y líderes del sacerdocio.

Se anima a los padres a participar de forma activa en ayudar a sus hijos a prepararse para el servicio misional, ayudándolos a comprender los requisitos y a vivir las normas.

Se anima a los padres a participar de forma activa en ayudar a sus hijos a prepararse para el servicio misional, ayudándolos a comprender los requisitos y a vivir las normas.

De acuerdo con el documento Preguntas frecuentes proporcionado por la Iglesia, la información relacionada con la preparación física, mental y emocional del candidato a misionero se compartirá con profesionales médicos del Departamento Misional y ayudará a determinar cuáles serían las mejores asignaciones para los misioneros.

En el caso de los candidatos dignos que nos sean elegibles para el servicio de tiempo completo, los líderes del sacerdocio pueden ayudar a determinar otras oportunidades de servicio adecuadas, tales como servir como misioneros de servicio a la Iglesia, voluntarios, misioneros de estaca, consultores de templo e historia familiar, obreros de templo y otras.

Los padres y los líderes pueden ayudar a los jóvenes a comprender que el Señor valora todas las maneras en que Sus hijos le sirven, comparten Su evangelio y edifican el Reino.

“Los jóvenes con limitaciones mentales, emocionales o físicas graves están eximidos del servicio misional de tiempo completo”, dijo el élder M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, “y no deberían sentirse culpables por ello. Son tan preciados e importantes para la Iglesia como si fueran capaces de ir al campo misional.

“Pero, si bien no sirven a tiempo completo, pueden aprovechar cada oportunidad que se les presente de buscar a personas y ayudarles a unirse a la Iglesia. Pueden ser miembros misioneros en la universidad, en el trabajo o en sus lugares de residencia. Deben seguir adelante, tener una vida maravillosa y plena y contribuir a la edificación del Reino dondequiera que se encuentren” (véase “Cómo prepararse para ser un buen misionero”, Liahona, marzo de 2007, págs. 10–15).

Sugerencias para los líderes del sacerdocio

  • Comparta las preguntas de la entrevista con todos los futuros misioneros de tiempo completo y sus padres antes de la entrevista y anímelos a revisarlas y analizarlas.
    Analicen las preguntas de la entrevista como consejo de barrio.
  • Considere un análisis de quinto domingo u otro foro para compartir las preguntas de la entrevista con los adultos y analizar maneras en que los padres pueden ayudar a los jóvenes a prepararse para el servicio misional.
  • Comparta las preguntas de la entrevista con los hombres y mujeres jóvenes comenzando a temprana edad para ayudarlos a comprender las normas y los requisitos necesarios para el servicio misional de tiempo completo.

Sugerencias para los padres

  • Participe de manera activa en ayudar a sus hijos a prepararse para el servicio misional.
    Comparta los requisitos necesarios para el servicio misional con sus hijos y ayúdelos en sus esfuerzos por comprender y vivir las normas.
    Utilice las preguntas de la entrevista como temas para las lecciones y los análisis de la noche de hogar.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: