La Primera Presidencia y líderes de la NAACP piden armonía racial

En 1965, la NAACP dirigió una marcha contra la discriminación en el centro de Salt Lake City para protestar por las políticas raciales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Medio siglo más tarde, los líderes nacionales de esa histórica organización en defenza de los derechos civiles de personas de color se encuentran en el Estado de Utah ( de mayoría mormona) para una reunión amistosa e histórica con altos líderes mormones.

La Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el liderazgo de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP) piden una mayor civilidad y armonía racial. Los principales líderes de la Iglesia de Jesucristo y la NAACP publicaron una declaración conjunta el jueves por la mañana después de una reunión en el Edificio de Administración de la Iglesia en Temple Square en Salt Lake City.

“Hoy, en unidad con líderes tan capaces e impresionantes como los funcionarios nacionales de la NAACP, estamos impresionados de invitar a las personas de esta nación y, de hecho, a todo el mundo a demostrar una mayor civilidad, armonía racial, étnica y respeto mutuo”, dijo el presidente Russell M. Nelson, a quien se unieron sus consejeros, el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring.

“La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días continúa afirmando su doctrina fundamental, y nuestra sincera convicción, de que todas las personas son hijos preciosos de Dios y, por lo tanto, hermanos y hermanas“, dijo el presidente Nelson.

“Felicitamos a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días por sus esfuerzos de buena fe para bendecir no solo a sus miembros, sino a personas de todos los Estados Unidos y, de hecho, del mundo de muchas maneras”, dijo Derrick Johnson, presidente y director ejecutivo de la NAACP. “Estos incluyen servicios humanitarios y de bienestar social, un trabajo pionero en la educación superior y la promoción de la dignidad de todas las personas como hijos de Dios”.

Además de Johnson, otros líderes de NAACP  asistieron a la reunión como Leon W. Russell, presidente de la junta directiva; Wilbur O. Colom, consejero especial de la junta directiva; Jeanetta Williams, presidenta local de la sucursal de Utah; y el Dr. Amos C. Brown, presidente de relaciones interreligiosas.

Los líderes de NAACP y de la Iglesia están explorando un posible proyecto de servicio donde los miembros locales de cada organización pueden trabajar juntos, como lo hace la Iglesia con varias organizaciones. Se están considerando planes actuales para aumentar la educación y la mejora salarial entre los miembros de una comunidad mutuamente identificada.

El viernes, los líderes de la Iglesia ofrecerán un almuerzo para NAACP e invitarán a miembros de la comunidad. El domingo, el grupo asistirá a una presentación especial de “Música y la palabras de inspiración”, que presenta el Coro y la Orquesta del Tabernáculo Mormón en la Manzana del Templo.

La visita de la NAACP a Salt Lake City se produce dos semanas antes de la celebración del 40 aniversario de la Iglesia de la revelación del sacerdocio de 1978, programada para el 1 de junio en el Centro de Conferencias.

Lea las declaraciones completas a continuación:

Presidente Nelson

Líderes mormones y de la NAACP piden armonía racial

“La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días continúa afirmando su doctrina fundamental -y nuestra sincera convicción- de que todas las personas son los hijos valiosos de Dios y, por lo tanto, son hermanos y hermanas. Hace casi un cuarto de siglo, la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles proclamaron que “Todos los seres humanos, hombres y mujeres, fueron creados a imagen de Dios. Cada uno es un hijo o hija espiritual amado de padres celestiales, y, como tales, cada uno tiene una naturaleza y un destino divino”.

Hoy, en unidad con líderes tan capaces e impresionantes como los funcionarios nacionales de la NAACP, estamos impresionados de invitar a las personas de esta nación, y de hecho, al mundo entero, a demostrar una mayor civilidad, armonía racial y étnica, y respeto mutuo. En las reuniones de esta mañana, hemos comenzado a explorar formas -como educación y servicio humanitario- en las que nuestros miembros respectivos y otras personas pueden servir y avanzar juntos, levantando a nuestros hermanos y hermanas que necesitan nuestra ayuda, así como nuestro Salvador, Jesucristo, nos haría hacer. Estas son Sus palabras: “Te digo, sé uno; y si no sois uno, no sois míos “(Doctrina y Convenios 38:27).

Juntos, invitamos a todas las personas, organizaciones y gobiernos a trabajar con mayor cortesía, eliminando los prejuicios de todo tipo y centrándose más en las muchas áreas e intereses que todos tenemos en común. Mientras guiamos a nuestra gente a trabajar cooperativamente, todos lograremos el respeto, la consideración y las bendiciones que Dios busca para todos Sus hijos. Gracias.”

Derrick Johnson

Líderes mormones y de la NAACP piden armonía racial

“Presidente Nelson, la declaración que acaba de hacer expresa el núcleo mismo de nuestras creencias y nuestra misión en la NAACP. Admiramos y compartimos su optimismo de que todos los pueblos pueden trabajar juntos en armonía y deberían colaborar más en áreas de interés común. Gracias.

Al igual que los Santos de los Últimos Días, creemos que todas las personas, organizaciones y representantes del gobierno deberían unirse para trabajar a través de cómo asegurar la paz y la felicidad para todos los hijos de Dios. Llamamos a todas las personas a trabajar en mayor armonía, civilidad y respeto por las creencias de los demás para lograr este objetivo supremo y universal.

Felicitamos a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días por sus esfuerzos de buena fe para bendecir no solo a sus miembros, sino a personas de todos los Estados Unidos y, de hecho, del mundo de muchas maneras. Estos incluyen servicios humanitarios y de bienestar, un trabajo pionero en la educación superior y la promoción de la dignidad de todas las personas como hijos de Dios.

Esperamos con entusiasmo continuar la asociación con la Iglesia y sus líderes, según se indica. Invitamos a todas las personas y organizaciones a seguir nuestro ejemplo mutuo al unirnos y encontrar formas de trabajar en armonía y con mayor cortesía. Gracias.”

Fuente: mormonnewsroom.org

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: