Los líderes de la Iglesia ministran a los santos de Sidney

El presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, élder Gary E. Stevenson, también del Cuórum de los Doce Apóstoles, y otros líderes de la Iglesia se reunieron y hablaron con los miembros de Sydney el domingo 20 de mayo.
Acompañando al presidente Ballard y al élder Stevenson estuvo el élder Carl B. Cook, de la Presidencia de los Setenta, y los miembros de la Presidencia del Área del Pacífico, el élder O. Vincent Haleck, el élder Craig A. Cardon y el élder Ian S. Ardern. La hermana Peggy Haleck, la hermana Deborah Cardon y la hermana Paula Ardern también asistieron a las reuniones en Sydney el domingo.

Los líderes visitantes se separaron para asistir a tres conferencias de estaca al mismo tiempo el domingo por la mañana en Baulkham Hills, Prairiewood y Penrith.

ESTACA BAULKHAM HILLS
El presidente Ballard comenzó sus comentarios diciendo lo feliz que estaba de volver a Australia: “una gran parte de la Iglesia”.

Instó a cada miembro de la congregación a “ser un misionero”. Les dijo además que “fueran más valientes al compartir lo que saben que es verdad. No piensen que no pueden hacerlo. Debemos hacerlo. Tenemos todo lo que necesitamos para llevar el gran mensaje de la restauración a todos”.

Él declaró: “El mensaje del evangelio es simple. Manténganlo simple y hagan lo que puedan para ayudar a las personas a sentir la simplicidad de este glorioso mensaje”.
El presidente Ballard continuó expresando que “esta es la única Iglesia verdadera y viviente que posee el sacerdocio: la autoridad y el poder para actuar en nombre de Dios, que une las ordenanzas y los convenios en ambos lados del velo”.

A los de otras religiones, y sin creencia, él extendió una invitación. “Mantengan todo lo que es bueno y verdadero y déjenos compartir con ustedes la plenitud de todo lo que Dios ha revelado en esta, la dispensación de la plenitud de los tiempos”.

Terminó sus comentarios con palabras de aliento: “Sean amables en sus hogares, mantengan la voz baja y escuchen. Enséñense y aconséjense entre sí”.
“Dejamos el amor de nuestro Padre Celestial con ustedes. Les dejo mi amor. Que Él les bendiga con los deseos rectos de su corazón”.

El élder Craig A. Cardon, consejero en la Presidencia del Área del Pacífico que acompañó al presidente Ballard, habló de las responsabilidades de un Setenta “para dar testimonio del nombre del Señor en todo el mundo donde los Doce Apóstoles les asignan ir”.
Él testificó: “Nuestro amoroso Padre Celestial ha considerado oportuno darnos instrucciones en las Escrituras sobre nuestros deberes y responsabilidades. El Señor está sacando a la luz las cosas que nos traerán la mayor felicidad”.

Los participantes respondieron preguntas sobre cómo les impresionaron sus palabras.
Craig Willson, obispo del Barrio Kellyville (congregación), comentó: “Hoy estuvimos absolutamente encantados de escuchar al presidente Ballard. Nos sentimos alentados, motivados. Sentimos el amor del Salvador al animarnos a esforzarnos un poco más y compartir el Evangelio de manera natural con nuestros amigos y otras personas a nuestro alrededor”.
Paul Gray de Winston Hills Ward expresó que “es simplemente increíble tener un apóstol aquí y hacer que nos hable sobre las cosas que debemos hacer y sentir el espíritu que proviene de ver a un apóstol”.

ESTACA PRAIRIEWOOD
El presidente Gary E. Stevenson fue presentado a la estaca Prairiewood por el presidente Andrew Manousso, quien explicó a los presentes que el élder Stevenson es un portavoz de Dios y habla como los apóstoles Pedro, Santiago y Juan lo hicieron en la antigüedad.

El élder Stevenson compartió sus observaciones con la congregación, comentando: “Estoy impresionado con los niños con los ojos y semblantes brillantes, hombres y mujeres jóvenes; hay muchos futuros misioneros y jóvenes adultos muy impresionantes. Solo hay un maravilloso sentimiento cálido aquí esta mañana. Tengo un sentido de gratitud por ustedes. Gente hermosa, nombres hermosos, en una hermosa parte del mundo”.

El élder Stevenson centró sus comentarios en “ministrar”, refiriéndose a él como algo más santo y más elevado.
Él dijo: “Vivimos en un tiempo en que los cielos están abiertos. El presidente Manousso ha sido llamado, se le han dado llaves y las está usando.
El élder Stevenson enseñó cómo el ministerio y la obra misional van de la mano. Los líderes de barrio y estaca pueden usar misioneros en su ministerio.

El élder Ian S. Ardern, también consejero de la Presidencia del Área del Pacífico instó a los miembros de la estaca a “amarse unos a otros, a ser más tiernos, a ser más indulgentes unos con otros. Sean más como Cristo y aumenten en su servicio”.

Después de la Conferencia de Prairiewood, la Hermana Molie Maka’afi, misionera de tiempo completo en la Misión de Sydney Sur, dijo: “Nuestra conferencia con el élder Stevenson fue increíble. Era una sala de revelación y amor. Él me ha ayudado a cumplir mis convenios bautismales de una mejor manera”.

ESTACA PENRITH
El élder Carl B. Cook, de la Presidencia de los Setenta, invitó a los miembros a reflexionar: “¿Cómo han sido bendecidos al guardar los mandamientos? Busquen oportunidades para esforzarse y hacer más de lo que creemos que es posible”.

El élder Cook también citó al presidente Ballard: “Debemos continuar. Debemos desgastar nuestras vidas. Debemos eliminar las distracciones y las interrupciones que nos impiden el trabajo misional”.

El presidente del Área del Pacífico, el élder O. Vincent Haleck, habló sobre el diezmo y la asistencia a los templos. Él dijo: “Necesitamos mantener las bendiciones de pagar el diezmo completo para recibir las bendiciones que provienen de ello. Necesitamos que más de ustedes asistan [al templo] más a menudo de lo que ya lo hacen”.

La presidenta de la Sociedad de Ayuda de la Estaca Penrith, Hermana Merril Betham, compartió sus reflexiones sobre la conferencia. “Fue un recordatorio de las bendiciones que tenemos y de compartirlas constantemente con otros a través de nuestro ministerio y al compartir el Evangelio con otros”.

La visita de estos líderes a través de Sidney levantó espíritus, sanó corazones y bendijo a todos los que participaron durante todo el fin de semana.


Fuente: mormonnewsroom.org.au

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: