“Los misioneros han marcado mi vida”, dice el Presidente Allred del CCM Chile

SANTIAGO, Chile – Actualmente el Centro de Capacitación Misional de Santiago de Chile (CCM) de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días está dirigido por el Presidente Allred y su esposa.  Pronto tendremos cambios en la presidencia y queremos dar a conocer un poco más sobre su llamamiento y servicio en la Iglesia.

El Presidente Calvin W. Allred sirvió una misión de tiempo completo en la Misión Andina en los años 1966 al 1968, donde pudo iniciar y abrir ramas, además de preparar el camino para futuros líderes y misioneros. Él fue uno de los primeros misioneros en Sudamérica y compartió el evangelio en el norte de Chile, Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia, entre otros lugares.

En los años 2006 al 2009 sirvió como Presidente de Misión en Texas Houston en Estados Unidos, esto le brindó experiencias enriquecedoras que fortalecieron aún más sus ganas de servir junto a su esposa.

En esta es la entrevista que el Presidente Allred respondió a El Faro Mormón, comenta su experiencia en el servicio misional durante su vida y los cambios que ha tenido la obra misional en el último tiempo.

¿De qué manera los llamamientos misionales le han brindado la experiencia necesaria?

El Presidente Calvin W. Allred, que actualmente preside el CCM de Chile, fue un joven misionero en varios países de latinoamérica y presidente de la Misión Huston Texas. | Foto: Ly-ann Ayala
El Presidente Calvin W. Allred, que actualmente preside el CCM de Chile, fue un joven misionero en varios países de latinoamérica y presidente de la Misión Huston Texas. | Foto: Ly-ann Ayala

R: Realmente tanto en mi misión Andina como cuando serví como Presidente de Misión en Texas, he sentido el fortalecimiento de mi fe y amor a la obra del Señor. He crecido mucho espiritualmente y esto me ha ayudado a poder seguir desarrollándome y ayudar a las demás personas y, en este caso, aquí a los misioneros.

¿Cómo estas experiencias las ha podido traspasar a los misioneros actualmente?

R: Todas estas experiencias, me han ayudado para conocer cómo son los misioneros y cómo funciona la obra misional, siempre hay cosas nuevas que aprender de los demás y esto se transforma en un fortalecimiento mutuo.  Esto me aclara las necesidades de un CCM y me ha ayudado para poder continuar preparando a los misioneros, así ellos pueden tener un mejor ánimo y pueden servir de mejor forma.

Y creo que toda la experiencia que uno puede tener en la iglesia siempre es una ayuda y compensa en el futuro desarrollo de los llamamientos de cada uno.

¿Qué le parecen los cambios que se han realizado a nivel mundial en la obra misional?

R: El uso de Predicar Mi Evangelio ha sido muy positivo, y debemos entender lo que quieren los apóstoles y profetas por revelación. Además debemos preocuparnos por edificar la Iglesia y a los miembros nuevos y ayudar a que permanezcan en la obra del Señor.

Muchas veces nos enfocamos en bautizar solamente y no nos damos cuenta en el impacto que tendrá esto en la vida de las personas y deben darse cuenta nuestros misioneros que su trabajo es algo más que simplemente bautizar, tenemos que salvar a las almas y ayudar a que estas permanezcan firmes y fieles, este es nuestro objetivo de preparación así logren esta meta tan importante.

Como el Presidente Gordon B. Hinckley decía (palabras de Pdte. Allred) : “si estas almas entran por una puerta y salen por la otra fácilmente, no hemos hecho el trabajo como corresponde”.

¿Qué desafíos importantes ha tenido el CCM?

R: Para nosotros lo interesante ha sido el anuncio del Presidente Monson, este CCM en Chile ha cambiado mucho desde ese entonces. Algunos datos interesantes como que todo el CCM estaba en el tercer piso del Hospedaje y ahora usamos capilla de Pocuro, el Instituto, también oficinas del Obispado y seguimos en el Hospedaje, y todo eso ha cambiado desde que yo llegue aquí con mi esposa.

Ahora también recibimos norteamericanos que están llegando a aprender aquí el español. Esto nos ha aumentado sin duda el número de misioneros en preparación y de  grupos de 30 o 50 misioneros, estamos preparando un promedio de 100 misioneros y hay ocasiones que son más que este número.

Creo que el próximo Presidente no verá estos grandes cambios, sino que se verá enfrentado a un gran CCM con muchos misioneros y con mucho trabajo, para lograr fortalecerlos y salgan realmente preparados.

El verdadero desafío es enviar al campo misioneros con un testimonio firme y ganas de dar a conocer el Evangelio de Jesucristo a todos, lograr misioneros animados y con ganas de testificar, eso es importante.

¿Cuál es su visión del entrenamiento misional del tiempo que ha tenido en el CCM de Chile?

R: Lo que siento que he querido transmitir es que puedan ser autosuficientes y disciplinados, que puedan entender lo que significa, gobernarse a ellos mismos.

Eso es una meta importante para mí en este tiempo.

¿Cómo cree que el misionero puede transformar su experiencia en el CCM como algo importante, aunque pasen poco tiempo allí?

R: Creo que es importante porque pueden vivir las normas de la misión y puedan entender la forma en que la misión está organizada, acá armamos distritos y zonas, etc.

Entonces cuando llegan a la misión tienen un entendimiento más ordenado de las normas de la misión, de su organización, de la importancia del compañerismo y todos se familiarizan con su actividad que tendrán en el campo misional. También pueden aprender técnicas y doctrina, cosas fundamentales para enseñar mejor el evangelio.

La mayoría de los misioneros fortalecen su testimonio y encuentran aquí otros jóvenes que están motivados también y se fortalecen los unos a los otros. También los maestros  muestran fuertes testimonios, y con todo esto los misioneros crecen espiritualmente y salen preparados para enseñar a la personas.

Esto se transforma en algo importante para ellos, ya que es la primera pincelada de lo que vivirán en el campo, aunque es en él donde los misioneros toman una experiencia espiritual mayor dentro de sus años de servicio.

¿Qué cosas cree usted que ha logrado en el CCM?

R: Espero que hayamos hecho un buen trabajo para el desarrollo, cambios y crecimiento de los misioneros. Tal vez otras personas puedan evaluar mejor esto, (para no ser muy autorreferente).

¿Cómo ha sido la experiencia de recibir misioneros más jóvenes?

R: Creo que eso no ha generado un desafío muy grande, los misioneros más jóvenes llegan con buen ánimo y dispuestos a servir,  anteriormente los misioneros  también llegaban de la misma forma, creo que eso realmente no es mucha la diferencia, en los asuntos importantes.

Sin embargo vemos mucho más misioneros animados a servir en la obra del señor  y motivados a enseñar el evangelio, todos los misioneros sean de cualquier edad tienen un valor especial, ellos están llamados a convertir almas, es para lo que les ayudamos en su preparación.

¿Hay alguna experiencia que haya marcado su periodo en el CCM?

R: Nunca voy a olvidar algunas entrevistas donde misioneros me han contado de sus sacrificios y esfuerzos para llegar aquí al CCM, muchos vienen de circunstancias muy difíciles, como también siempre hay los que tienen que hacer muchos sacrificios y estos han marcado mi vida realmente,  no podría olvidar aquellas experiencias de los misioneros.

¿Tiene alguna frase que identifique su tiempo en el CCM Chile?

R: Continuamente les digo que deben “Hacer al obispo a su mejor amigo”, creo que eso es importante, tal vez no es lo más importante pero es algo que comencé diciendo y sigo haciendo, en el campo misional deben hacer esto para apoyar a los obispos y ayudar a que los miembros permanezcan en el evangelio una vez bautizados.

Presidente y Hermana Allred | Foto: LDS.org
Presidente y Hermana Allred | Foto: LDS.org
Ly-ann Ayala

Ly-ann Ayala

Vive en Pirque, Santiago. Estudió 3 años de Periodismo en Universidad. Bachiller enHumanidades y en Ciencias. Fue directora de televisión y reportera universitaria. Microempresaria.Trabaja como asistente de gerencia comercial en una empresa de telecomunicaciones.
Ly-ann Ayala

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Ly-ann Ayala

Vive en Pirque, Santiago. Estudió 3 años de Periodismo en Universidad. Bachiller en Humanidades y en Ciencias. Fue directora de televisión y reportera universitaria. Microempresaria. Trabaja como asistente de gerencia comercial en una empresa de telecomunicaciones.

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress