Mamá, mormona, estrella de rock: La baterista de Neon Trees, Elaine Bradley, habla de la familia y la fe

Fuente: Por Sara Petersen para Deseret News

Elaine Bradley es una esposa, madre y mormona que vive con su familia en el tranquilo y conservador Provo, Utah.

Ella también es una estrella de rock.

Bradley es una miembro de la banda Americana de new wave/pop/rock Neon Trees, quienes han estado creciendo en notoriedad durante los últimos cinco años. Mientras que su carrera como baterista de una banda de alto perfil puede desafiar al estereotipo de madre mormona, Bradley ha encontrado una manera de vivir sus creencias, apreciar su vida familiar y dedicarse a su pasión por la música. Y esté en el escenario en Amsterdam o caminando por el Provo River Parkway, ella trata de mantener la perspectiva sobre todo.

“Esta vida tiene un propósito, y el propósito no es hacerse famoso, pero … para trabajar en ti mismo y en tu relación con Dios y luego usar la expiación de Jesucristo”, dijo Bradley. “Creo que creer todas esas cosas y luego trabajar en esas cosas realmente tiene una forma de poner todas las otras cosas en su lugar apropiado para que así pueda apreciar las oportunidades que me han dado y pueda apreciar las cosas divertidas que vienen con el trabajo que tengo, pero no me rige y no dicta quién soy “.

La vida ha cambiado para Neon Trees  -con sede en Provo – compuesto por Bradley, el cantante Tyler Glenn, el guitarrista Chris Allen y el bajista Branden Campbell – desde que la banda abrió para The Killers en 2008. El primer gran éxito Neon Trees fue” Animal “en 2010. El single “Everybody talks” fue incluida en un comercial de Buick en 2012 y más tarde alcanzó el sexto lugar en la lista de singles de Billboard.

Una revisión de la revista Rolling Stone al más reciente álbum de la banda, “Pop Psychology”, describe la música Neon Trees como una “remodelación post-Strokes rock dance en un inquebrantable pop radio.”

“Si la banda de Utah era de Nueva York o Los Ángeles, sus pulidas simulaciones de neo-New Wave podrían parecer cínicas. Pero hay algo dulce en niños de más o menos la mitad de la nada consiguiendo su pequeño pedazo de rock moderno.”

“Pop Psychology”, lanzado en abril, es el tercer álbum de estudio de la banda. Neon Trees se encuentra en medio de un calendario de gira de verano y se presentará en Salt Lake City en el “The Complex” el 16 de junio.

El éxito y la atención que la banda ha logrado han sido considerables. Pero Bradley, quien asistió a la Universidad Brigham Young, sirvió como misionera mormona de tiempo completo en Alemania y se casó con su marido en un templo LDS, conoce la importancia de mantenerse conectada a tierra, sobre todo cuando se trata de la fe y la familia.

Las creencias y la historia de conversión de Bradley fueron presentados recientemente en un video, publicado el 2 de abril, que fue producido por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a través de la campaña “Yo soy mormón”. En el video, Bradley explica cómo se llegó a tener un testimonio y a formar su propia relación con Dios.

“Ellos sólo me contactaron”, dijo Bradley. “Es una de esas cosas en las que no se puede decir que no. Es como una especie de (iglesia) llamando – tu podrías decir que no, pero tu probablemente no deberías.

“Estoy contenta de haberlo hecho. Es una de esas cosas en las que me he pasado el tiempo solo clickeando y mirando (videos de “yo soy  mormón “), así que es divertido tener uno mío. Creo que hicieron un muy buen trabajo”.

Desde el lanzamiento del video, Bradley ha recibido respuestas que han sido positivas y críticas.

“Ha sido abrumadoramente positivo, por seguro”, dijo. “Por supuesto, tú tienes gente al azar diciendo cosas ligeramente negativas – no tanto acerca de la religión, sino más bien tratando de ser de principios y me llaman la atención, como, ‘Bueno, no creo que todas las canciones de Neon Trees estén de acuerdo con la doctrina de la iglesia ‘.”

“Sin embargo, esas cosas no me molestan. Todo el mundo tiene una opinión, que es por lo que creo que hay que estar seguro de lo que estás haciendo y con tu propia rutina o tu camino en la vida, tu relación con Dios o tu relación contigo mismo. Si eso no es seguro completamente, te puedo decir que la Internet puede ser un lugar mortal”.

La fe de Bradley también recibió la atención del público a principios de este año, cuando su compañero de banda Glenn anunció que es gay en la revista Rolling Stone. El artículo identifica Bradley como “la más devota mormona de la banda” (los cuatro  miembros de la banda son miembros de la Iglesia SUD). Bradley dijo a la revista Rolling Stone, “Creo que la única preocupación para mí proviene de las cosas que asumen las personas porque soy religiosa o las cosas  que asumen porque él es gay. Me preocupo sobre la gente que no entiende que él no está ni enojado con la iglesia ni distanciado”.

Bradley dijo a Deseret News que “una de las primeras cosas que hemos discutido cuando él vino a mí personalmente fue que el Padre Celestial lo ama y lo conoce íntimamente y entiende completamente los años que ha tenido y las luchas que ha tenido para llegar a un acuerdo con esto”.

“No es asunto mío juzgar lo que hace”, dijo. “Es mi negocio a amarlo y aceptarlo – ser su hermana.”

Glenn ha hablado positivamente de su crianza mormona y su familia, y Bradley aprecia que él no ha elegido “un extremo o el otro.”

“Creo que eso va a hacer maravillas para ayudar a la gente a entender que los mormones no odian a los gays y los gays no odian a los mormones, que no tiene por qué ser de esa manera”, dijo.

Además de su “familia de la banda,” Bradley y su marido, Sebastián, tienen un hijo, Bryce, quien tendrá 2 años en julio. Ella llama a la familia “extremadamente importante”.

“Es la unidad que va a durar”, dijo Bradley.

Mientras que Sebastián y Bryce a menudo acompañan a Bradley de gira, no es algo que la apretada agenda de la familia siempre permite. Con el compromiso de Bradley a la banda, Sebastián asume la responsabilidad de quedarse en casa con Bryce.

“Es una cosa interesante ser mamá, una mamá mormona, y estar en el camino”, dijo Bradley. “Pero lo que es realmente maravilloso acerca de mi situación es que mi marido y yo estamos en la misma página.

Aún así, nunca es fácil pasar un tiempo prolongado lejos de su familia. Es por eso que a los 6 meses de edad, Bryce llegó a dormir en el autobús de la gira de la banda y pasar el tiempo detrás del escenario.

Para los momentos en que estar juntos no es posible, Bradley se encuentra agradecida por la tecnología.

“No me puedo imaginar haciendo esto hace 20 años”, dijo. “Sería muy, muy difícil. Creo que FaceTime es uno de los mejores inventos modernos, porque voy a  llamar y mi hijo va tomar el teléfono y, literalmente, me lleva alrededor de la casa y me muestra cosas, me lleva a su cuarto de juegos y juega. No es tan impresionante como la posibilidad de estar juntos, pero es mejor que nada”.

Bradley dice que su relación matrimonial también requiere un esfuerzo concertado.

“Sebastian y yo siempre estamos hablando de cosas”, dijo. “Él me mantiene actualizada en lo que está haciendo Bryce y cómo se siente acerca de las cosas, y yo lo mantengo actualizado acerca de las cosas. Creo que eso es también muy importante… Funciona muy bien para nosotros. Se podría decir que estábamos hechos el uno para el otro. Sinceramente creo eso”.


Este es una traducción de un artículo de Deseret News  y son de su exclusiva responsabilidad y no necesariamente representa la posición de El Faro Mormón o la de alguna otra institución.

Paula Marilaf

Diseñadora en Marilaf Diseño

Corresponsal. Traductora. Diseñadora de vestuario. Creadora de blogs de modestia en diferentes redes sociales. Sirvió en la Misión Argentina Resistencia.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Paula Marilaf

Diseñadora en Marilaf Diseño Corresponsal. Traductora. Diseñadora de vestuario. Creadora de blogs de modestia en diferentes redes sociales. Sirvió en la Misión Argentina Resistencia.

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress