Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 81.910 suscriptores

Artículos recientes

Artículo

Actualidad

No estamos cambiando, estamos corrigiendo el nombre de la Iglesia 

No estamos cambiando, estamos corrigiendo el nombre de la Iglesia

MONTREAL – El llamado del presidente Russell M. Nelson para identificar a la Iglesia por su nombre completo y formal – La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días – no constituye un cambio de nombre, sino que corrige los errores de nombre que han perdurado desde la historia temprana de la Iglesia. El esfuerzo sigue la propia directriz de las Escrituras sobre el Salvador y permite a miembros y no miembros reconocer su papel.

El nombre correcto de la Iglesia
“El nombre de la Iglesia no es negociable, porque el Señor nos ha dicho cómo debe llamarse Su Iglesia”, dijo el presidente Nelson. “Entonces, no estamos cambiando los nombres. Estamos corrigiendo un nombre, tener eso en cuenta es importante”.

El 16 de agosto, el presidente Nelson emitió una declaración solicitando que se detenga el uso de apodos, abreviaturas y nombres incorrectos que han superado y eclipsado el nombre apropiado de la Iglesia.

La Iglesia de Jesucristo
Durante el devocional en Montreal el sábado 18 de agosto, unos 4.000 miembros se reunieron en el Palais des congrès de Montreal, cuando el presidente Nelson hizo sus primeros comentarios públicos sobre el asunto al testificar de la veracidad de la Iglesia, usando y enfatizando su nombre completo.

“Y debo agregar que no es la Iglesia Mormona. No es la Iglesia SUD. No es la Iglesia de los Santos de los Últimos Días”, dijo, y luego citó las propias palabras del Señor en Doctrina y Convenios 115:4, “Así se llamará mi iglesia… La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

Será difícil pero no imposible
Luego hizo referencia a la declaración anterior. “Lanzamos ese anuncio a los medios el jueves, y oh, están muy entusiasmados con el hecho de que no se podrá lograr, dijo, reconociendo y repitiendo la dificultad. “Sé que no se puede, pero va a ser, porque el Señor lo quiere de esa manera”.

El nombre de la Iglesia no es negociable
En una breve entrevista después del devocional, el presidente Nelson y el élder Neil L. Andersen, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles que acompaña al profeta en el viaje a Canadá, hablaron más sobre el énfasis en el nombre de la Iglesia.

“No estamos sorprendidos por la respuesta de los medios. Sabemos que va a ser un desafío deshacer la tradición de más de 100 años. Y no tenemos todas las respuestas. Todo lo que sabemos es lo que el Señor lo ha dicho”, dijo, recitando nuevamente su directiva en Doctrina y Convenios 115: 4.“Eso es suficiente para mí”, agregó el presidente Nelson.

El élder Andersen subrayó la unidad de la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles sobre el tema. “El presidente ha hablado, el Señor ha hablado con el Presidente”, dijo, “y este va a ser un esfuerzo prolongado y multianual, pero esto no será algo que se intente y luego se retrase”.

Cambiar una tradición errada
El presidente Nelson nuevamente destacó el nombre completo y correcto de la Iglesia durante sus comentarios en el devocional del domingo por la noche, el 19 de agosto, en Hamilton, Ontario, repitiendo varios de los mismos puntos de la noche anterior.

En su entrevista de sábado por la noche, el presidente Nelson reconoció que el uso correcto del nombre de la Iglesia debe comenzar primero con los Santos de los Últimos Días. “Sería deshonesto de nuestra parte sentirnos frustrados porque los demás no nos llaman por el nombre correcto cuando nosotros no nos llamamos por el nombre correcto. Tenemos que corregirr nuestra parte primero, y luego los medios nos seguirán, y serán amigables al respecto”.

La iglesia mormona
Explicó que en marketing, algunos cambios de nombre se hacen con la esperanza de tener un mayor éxito. “Ese no es nuestro punto”, respondió. “Estamos corrigiendo un error que se ha extendido a través de los tiempos”.

El tema del nombre no es solo un asunto de los últimos días, dijo el líder de 93 años que citó cómo otros se refirieron al Salvador y sus discípulos durante su vida. “Incluso en los días de Jesús, querían denigrarlo llamándolo Nazareno, y los nazarenos eran los que lo seguían”, dijo. “Querían tachar ese sagrado nombre que lo identifica a Él”.

El uso de la palabra “mormón”
El presidente Nelson también expresó su preocupación por el uso del nombre Mormón.

“Tenemos que tener cuidado de proteger el nombre Mormón”, dijo. “Se pensará que lo estamos dejando de lado, pero no es así, nosotros solo queremos ser precisos”.

“Mormón era un hombre. Él era un profeta, era un escritor. Un registrador e historiador. Lo honramos y atesoramos el libro que lleva su nombre. Pero estamos hablando del nombre de la Iglesia“. Anteriormente en el devocional de Montreal, el presidente Nelson hizo referencia al profeta del Libro de Mormón y dijo: “Creo que Mormón se avergonzaría si supiera que la gente la llamaba la Iglesia Mormona”.


fuente: ldschurchnews.com

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Related posts

Deja un comentario

WordPress Theme built by Shufflehound. Todo el contenido de FaroalasNaciones.com se encuentra bajo una licencia Creative Commons-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported Patrocinado por Instantshift