[Opinión] Nicolás tiene derecho a un papá y una mamá

HACE UNA SEMANA el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de Chile (Movilh) lanzó un libro llamado “Nicolás tiene dos papás”. Según algunos medios éste es el “primer cuento infantil chileno sobre diversidad sexual y familias homoparentales”.

Esta iniciativa es financiada por al Unión Europea y la embajada de Holanda en Chile. Además, es patrocinado por la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), por el Colegio de Educadores de Párvulos, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), el Departamento de Psicología y por la carrera de Educación Parvularia y Básica Inicial de la Universidad de Chile.

Desde el día de su lanzamiento el libro ha sido ampliamente comentado, ya sea para celebrarlo o para repudiarlo.

Leí este libro ilustrado y el momento del choque para mi fue cuando el protagonista de la historia da una opinión la cual busca ser la enseñanza del cuento: “Yo le dije que todos los niños nacemos de una mamá, pero vivimos con distintas familias. Hay niños que viven solo con una mamá o con un papá, otros con mamá y papá, y otros que viven con dos mamás o con sus abuelos o tíos. Yo vivo con mis dos papás.”

Pretendo ser muy cuidadoso al dar mi opinión del tema.

Creo en que “los hijos merecen nacer dentro de los lazos del matrimonio y ser criados por un padre y una madre que honran sus votos matrimoniales con completa fidelidad”. Por tanto creo que el matrimonio heterosexual es la manera de mantener naciones fuertes que permitirán el desarrollo correcto de los niños, proporcionando un ambiente adecuado para esto. A este modelo de unidad social básica se le llama “familia” o, como algunos le han llamado, “familia según Dios” y otro “familias homoparentales”.

Las naciones son conformadas por un conjunto de familias. Por este motivo la familia el Estado debe proteger a la familia como la unidad básica de nuestra sociedad.

Se pueden notar disfunciones dentro de este modelo de unidad social que son provocadas debido al embarazo fuera del matrimonio (adolescente, sobre todo), la violencia intrafamiliar, el divorcio o la muerte. En la mayoría de los casos la responsabilidad de estas disfunciones son responsabilidad de la pareja de adultos. No se puede culpar al modelo homoparental por estas disfunciones. Creo que la sociedad en su conjunto (en la forma del Estado y otra organización) debe extender una mano de ayuda quienes sufren producto de las circunstancias antes mencionadas, como las madres solteras y sus hijos, familias con alguno de los padres ausentes, victimas de abusos, viudas(os), etc. Estos problemas no se solucionan al plantear otros modelos como “tipos de familia” (heomoparentales, por ejemplo).

Creo que este modelo de familia debe ser fomentado y protegido por el Estado.

Es necesario enseñarle a los niños desde temprana edad el respeto por sus pares indistintamente y reprender el bullying de cualquier tipo. No es justo que los niños sean molestados por la conformación de su hogar u origen.

Logro distinguir que el libro “Nicolás tiene dos papás” no existe solo con el objetivo el fomentar la tolerancia, sino que sutilmente enseña a los niños sobre “distintos tipos de familia” y trata de introducir en su aprendizaje una teoría de género que es impulsada por un sector determinado y pequeño de la sociedad, teoría que la otra gran parte de nuestra sociedad rechaza. El libro muestra que en Chile, si es que en algún momento se protegió el derecho de los niños de nacer dentro de los lazos del matrimonio de un padre y una madre, pronto ese derecho se perderá y menospreciará en frente de la agenda promovida por el Lobby Gay en Chile.

Por estas razones manifiesto mi opinión contraria a que el Estado se encargue de poner este material al alcance del aprendizaje de los niños pequeños y manifiesto mi disgusto con la Unión Europea y la embajada de Holanda por financiar este tipo de campañas en Chile.

Cada uno tiene el legítimo derecho de usar los canales gubernamentales disponibles para discutir, proponer o implementar una agenda, pero el Movilh ha ido más allá, usando estos canales para llegar a quienes no tienen aún la capacidad de discernir, ni argumentar, ni defenderse: los niños. Por favor no se metan con los niños.

Que esta conversación se haga entre los adultos y gente que debería tener su criterio formado. Que se discuta en lugares públicos, en los medios, en las redes sociales y en nuestro Congreso Nacional, pero el intento de adoctrinar a los niños para promover una teoría favorable a un sector es reprochable.

NOTA

1- http://www.biobiochile.cl/2014/10/22/destacan-exito-de-nicolas-tiene-dos-papas-primer-cuento-infantil-sobre-diversidad-en-chile.shtml

2- “La Familia: Una proclamación para el mundo”, La Primera Presidencia y el Consejo de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. ( ver https://www.lds.org/topics/family-proclamation?lang=spa)

 


Este es un artículo de opinión donde el autor expresa su punto de vista el cual es de su exclusiva responsabilidad y no necesariamente representa la posición de El Faro Mormón o la de alguna otra institución.

Yamil Inostroza
Síguelo en

Yamil Inostroza

Director at El Faro Mormón
Penquista y actualmente viven en Santiago de Chile.Uno de los fundadores de ElFaroMormon.org mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad de Chile. Amante de las comunicaciones, las redes sociales y la música. Sirvió en la Misión Uruguay Montevideo Oeste.
Yamil Inostroza
Síguelo en

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Yamil Inostroza

Penquista y actualmente viven en Santiago de Chile. Uno de los fundadores de ElFaroMormon.org mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad de Chile. Amante de las comunicaciones, las redes sociales y la música. Sirvió en la Misión Uruguay Montevideo Oeste.

6 comentarios sobre “[Opinión] Nicolás tiene derecho a un papá y una mamá

A %d blogueros les gusta esto: