[Opinión] ¿Porqué son importantes las fotos de la piedra del vidente?

El estudiar y comprender que la historia de la Iglesia es nuestra historia, nos edifica y nos ayuda a lograr un mayor entendimiento de cómo trabaja el Señor para llevar a cabo sus propósitos.

Luego de terminada la conferencia de prensa en la que el Departamento de Historia de la Iglesia junto con la Comunidad de Cristo presentaran al mundo el nuevo volumen de dos partes de “The Joseph Smith Papers Project” (o Proyecto Documentos de José Smith) las redes sociales y la prensa comenzaron a comentar el hito, pero muchos de estos comentarios no fueron sobre los libros que incluirán fotografías de alta calidad de los manuscritos de impresión del Libro de Mormón, ni tampoco de que este material estará disponible en línea de manera gratuita para el público, ni siquiera sobre las décadas de investigación por parte de los historiadores mormones que dio estos frutos, sino que gran parte de la atención se la llevaron las fotografías de una piedra.

Y es que la piedra que fue fotografiada no es una piedra común ya que representa una parte importante de la historia de la restauración.

Leer también: “Iglesia publica manuscritos del Libro de Mormón y fotografía de la piedra del vidente”.

Se trata de la piedra del vidente que fue uno de los instrumentos físicos que usó el profeta José Smith para la traducción del Libro de Mormón. Esta piedra del vidente no debe confundirse con el Urim y Tumim el cual fue entregado al ángel Moroni junto con las planchas de oro al terminar el trabajo de interpretación. Aún cuando en la literatura SUD existen referencias que indican que la piedra del vidente estaba bajo el cuidado de la Iglesia (Joseph Fielding Smith, Doctrina de Salvación II, pág. 212), nunca antes habíamos tenido el privilegio de verla.

Dentro de los muchos blogs que comentaron el hecho, me llamó la atención una entrada en uno de ellos en el cual se argumentaba de que esta exposición no tiene importancia alguna, “siento que el leer un discurso que promueva la fe me edifica más que ver una imagen de la piedra del vidente” decía el post.

En lo personal puedo decir que al ver esas imágenes no se produjo ningún efecto dramático en mi testimonio de la veracidad del Libro de Mormón como la palabra de Dios, mi testimonio del Evangelio no es ni más grande ni más pequeño, pero si renació en mí el deseo de estudiar más sobre los métodos que usa el Señor para llevar a cabo su obra entre los hijos de los hombres. He leído que para algunas personas sí tuvo efecto en su testimonio y me siento contento por ellos.

Aun cuando la publicación de estas fotos no tenga un efecto directo en la fe de los miembros, eso en ningún caso puede significar que no tenga importancia. Sobre esta piedra hay depositado un valor histórico incalculable para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y representa un acceso cada vez mayor que tendrán los miembros para estudiar y aprender sobre la historia de la cual somos herederos.

El estudiar y comprender que la historia de la Iglesia es nuestra historia, nos edifica y nos ayuda a lograr un mayor entendimiento de cómo trabaja el Señor para llevar a cabo sus propósitos. El Señor trabaja de maneras misteriosas y estos misterios serán revelados por el poder del Espíritu Santo a quienes busquen con diligencia (1 Nefi 10:19) y por muchos años varios detalles de la historia de la Iglesia no estuvieron al alcance de quienes no eran historiadores o vivían lejos de la Biblioteca de Historia de la Iglesia. Ahora, gracias al proyecto de los Joseph Smith Papers, estos estarán más a la mano de los historiadores y otros quienes deseen investigar con sinceridad.

Hay muchos críticos que alegan ocultamiento de información y datos históricos de parte de la Iglesia sobre sus orígenes. Tal como comentó el autor de un blog “en realidad, esto no ha sido así. La información histórica siempre ha estado disponible para los estudiantes serios, a quienes se ha dado libre acceso a los documentos, los cuales han estado sujetos, sin embargo, a las dificultades de toda investigación documental”.

Cada vez que uno de estos críticos antimormones dicen haber descubierto “la verdad oculta de los mormones”, que José Smith tenía varias esposas, o que fue masón, o que usaba piedras y un sombrero para la traducción de las planchas de oro, en realidad están descubriendo América por Internet. Estos son datos a los que todo investigador sincero dentro de la Iglesia ha tenido acceso al escudriñar la literatura histórica publicada tanto por la Iglesia y como por otros autores que han documentado los registros de los albores de la restauración, aunque siempre con “las dificultades de toda investigación documental”, pero nunca por ocultamiento, muy por el contrario, están cada vez más accesibles gracias a las nuevas tecnologías. El que algunos miembros o líderes no conozcan la historia de la Iglesia en detalle no significa, en ningún caso, que sea porque no se quiera enseñar u ocultar.

Aún cuando todos creemos importante que nuestros jóvenes aprendan de historia en el liceo (escuela secundaria), sería poco práctico exigir que en las aulas se lean todos los diarios de Cristóbal Colón o toda la correspondencia personal de Simón Bolívar. Tampoco se puede exigir que se enseñe cada detalle de la historia de la Iglesia durante la Escuela Dominical, pero aún así la Iglesia está haciendo un esfuerzo impresionante en poner más y más material de consulta al alcance de todos.

Invito a los miembros de la Iglesia a que se interesen por la historia, para que así “recorde[mos] cuán misericordioso ha sido el Señor con los hijos de los hombres, desde la creación de Adán hasta el tiempo en que recibáis estas cosas, y que lo medit[emos] en [nuestros] corazones” (Moroni 10:3). De esta manera la Iglesia y nuestra fe serán protegidas de los ataques incansables de críticos y apóstatas.

No pretendo hacer una apología, pero para mi, que no soy historiador ni erudito en el tema, solo un miembro de la Iglesia que se interesa en conocer la historia, el ver la fotografía de la piedra del vidente me causó la misma impresión, debido a su valor histórico, que la vez que vi las fotografías de las pilas bautismales en las pirámides precolombinas, o la vez que escuché el audio de 1897 con la voz de Wilford Woodruff testificando sobre la divinidad del llamamiento de José Smith, o la vez que vi las ruinas de la casa del campo en que vivieron mis bisabuelos.

Esta fotografía será publicada en la revisa Ensign de octubre y que muestra esta piedra que es reconocida como la "piedra del vidente" que fue usada durante la traducción del Libro de Mormón. | LDS.org
Esta fotografía será publicada en la revista Ensign de octubre y que muestra esta piedra que es reconocida como la “piedra del vidente” que fue usada durante la traducción del Libro de Mormón. | LDS.org

Este es un artículo de opinión donde el autor expresa su punto de vista el cual es de su exclusiva responsabilidad y no representa necesariamente  la posición de El Faro Mormón o la de alguna otra institución.

Yamil Inostroza
Síguelo en

Yamil Inostroza

Director at El Faro Mormón
Penquista y actualmente viven en Santiago de Chile.Uno de los fundadores de ElFaroMormon.org mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad de Chile. Amante de las comunicaciones, las redes sociales y la música. Sirvió en la Misión Uruguay Montevideo Oeste.
Yamil Inostroza
Síguelo en

Latest posts by Yamil Inostroza (see all)

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Yamil Inostroza

Penquista y actualmente viven en Santiago de Chile. Uno de los fundadores de ElFaroMormon.org mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad de Chile. Amante de las comunicaciones, las redes sociales y la música. Sirvió en la Misión Uruguay Montevideo Oeste.

33 comentarios sobre “[Opinión] ¿Porqué son importantes las fotos de la piedra del vidente?

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress