PFJ en Traiguén: “El Padre planea todo”

La historia de las conferencias PFJ, el creciente testimonio de los jóvenes, y la historia de Fabián, el joven que sólo fue a trabajar hasta que “algo fluyó” en él.

Por Alondra Friz P., Corresponsal para el Sur de Chile. (YI)
Fotografía por Marcelo Olate (excepto cuando se indique lo contrario).

CONCEPCIÓN, Chile – Este año, ya se han realizaron todas las sesiones de la Conferencia Especial Para la Fortaleza de la Juventud PFJ  en Chile, antes llamadas CEM o EFY  de manera más popular, y como Faro Mormón quisimos estar presentes en la cobertura de este tremendo evento, debido a que muchos de quienes participamos en periódico en línea, hemos podido ver  los frutos de esta conferencia. Es por esto, que hemos preparado una nota, con impresiones de los jóvenes, los principales protagonistas en esto, con el objeto de retratar en parte, como lo sienten ellos, como lo viven, antes de ir, durante y luego al volver.

Un poco de historia

Jóven participate estudia de el manual "Para la Fortaleza de la Juventud" durante el PFJ de Traiguén.
Joven participante estudia de el manual “Para la Fortaleza de la Juventud” durante el PFJ de Traiguén.

PFJ, Conferencias Especiales Para la Fortaleza de la Juventud (se le conoció también como EFY, sigla en inglés de “Especially For Youth” o “Especial para la Juventud” en español; y CEM, siglas que de “Conferencias Especiales Multiestaca Para la Juventud”), es una semana que está orientada a la juventud de la Iglesia en edad de seminario (de 14 a 18 años), y tiene como propósito crear un ambiente de revelación para quienes participan, y se centra en la enseñanza de los principios de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Este tipo de conferencias para la juventud se realizaron por primera vez en los Estados Unidos, específicamente en la Universidad de Brigham Young, casa de estudio auspiciada por la Iglesia.

Se dice que el programa fue creado por Ronald C. Hills, en 1976, cuando 172 jóvenes y 15 consejeros se reunieron en la primera reunión, celebrada en verano. El Élder Jeffrey R. Holland, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, fue uno de los primeros participantes, como orador. Al año siguiente, la asistencia ascendió a 863 jóvenes.

Jóvenes participantes bailando cueca, el baile nacional de Chile, durante el PFJ en Traiguén.
Jóvenes participantes bailando cueca, el baile nacional de Chile, durante el PFJ en Traiguén.

Actualmente, PFJ se celebra en diversos lugares de Estados Unidos y otros países, expandiéndose este programa a lo largo del mundo cada año, y llegando a Chile el año 2012 con su lanzamiento e implementación para en el verano del 2013.

Estas conferencias siguen una línea común creada por la Iglesia y que se enmarcan en el lema de la mutual de cada año. El programa está dirigido por matrimonios con la ayuda de jóvenes adultos solteros (JAS) quienes son los encargados de grupos y compañías de jóvenes, con la labor de instruirlos y ayudar a fortalecer sus testimonios. Esta oportunidad para los JAS significa también una forma de aprender liderazgo dentro de la Iglesia.

El lema de este año, coincide con el que inspiro en un principio la realización de los PFJ “Venid a Cristo”.

Camila Barra, coordinadora del PFJ de Traiguén, junto a una de las participantes.
Camila Barra, coordinadora del PFJ de Traiguén, junto a una de las participantes.

Antes de…

Quisimos retratar, las impresiones de una mujer joven, Laura Vergara Lagos. Ella es de Chillán, ciudad a una hora y media al noreste de Concepción. El año pasado ya participó en la quinta sesión de PFJ  en Casablanca.

“Este es mi segundo EFY,” nos comenta Laura, “el asistir al primer efy fue una experiencia muy buena. Junto a las chicas de mi barrio que conocía nos imaginábamos EFY muy diferente a como fue, y pensábamos que solo serian actividades de corte misional, vestir de ropa formal todo el dia y esas cosas, pese a todo, quise ir, ya que no quería perderme la experiencia. Cuando llegué a efy, me impresionó la organización, por compañías y grupos. Lo que vi no era como lo imaginaba, era mejor. Veía amigas que se querían volver, pero yo no quería volver, porque me sentía cómoda desde que llegué.”

Jóvenes particitantes lucen sus talentos durante el espectáculo de variedades.
Jóvenes particitantes lucen sus talentos durante el espectáculo de variedades.

Dada la primera buena experiencia el año pasado, no cuestionó sus deseos de volver a vivirlo, “si tengo todo para ir, no puedo desaprovechar esta oportunidad… A eso se sumo que trabaje harto juntar el dinero, entonces ese sacrificio no podía irse a la basura” agregó .

Al referirse a los nuevo amigos que formó el año anterior son cuenta que “uno conoce más gente de su edad, que tiene los mismos principios y es algo súper bueno para hacer amigos, hay jóvenes de nuestra edad con diferentes problemas, muchos en el EFY anterior obtuvieron un testimonios, jóvenes realmente ahí pudieron sentir el espíritu y otros reforzar su testimonio”

Pero Laura esperaba que esta vez su experiencia fuera un poco diferente, “este año quiero aprovechar  de participar en aquello que no participe el año pasado. Tengo mis metas claras.”

Jóvenes participantes reciben instrucción de uno de los consejeros JAS que enseña desde las Escrituras.
Jóvenes participantes reciben instrucción de uno de los consejeros JAS que enseña desde las Escrituras.

Sobre el aprendizaje que tendrá durante la semana del PFJ ella nos dice “que cosas siempre nos van a ayudar, en todo momento de la vida, para fortalecer nuestros testimonio y poder sentir el Espíritu, el año pasado el lema fue permanecer en lugares santos y eso guió mi año… el lema de esta año es ‘Venid a Cristo y perfeccionaos en Él’, y ese lema nos dice que Cristo nos invita a estar con Él y ser perfectos con Él, solo con Él podemos llegar a la vida eterna, pese a las cosas que nos puedan pasar en el camino.”

 Esí fue el caso de Ana  Valderrama un mujer joven de 15 años de la Estaca Andalién, nos comentó que fue “nuevamente a PFJ para tener la  oportunidad de poder conocer y aprender  cosas hermosas del evangelio, entre mis metas para esta conferencia  están poder continuar con las cosas aprendidas tanto en casa, seminario y en el CEM del año pasado.

Se ha vuelto tradición el rayar las poleras del PFJ con mensajes de aprecio entre los jóvenes participantes.
Se ha vuelto tradición el rayar las poleras del PFJ con mensajes de aprecio entre los jóvenes participantes.

Después de…

Luego de cada sesión de PFJ no es difícil reconocer el cambio en el corazón de los jóvenes. Laura nos comenta que “PFJ si cambia vidas, cambia nuestra manera de pensar, cambia nuestra actitud, y nuestra perspectiva futura, nos planteamos metas tales como leer el Libro de Mormón, orar constantemente, fortalecer nuestro testimonio, ayudar al prójimo, etc., cosas que solo podemos cumplir únicamente esforzándonos y poniendo toda nuestra confianza en nuestro Padre Celestial.”

Comentando el cambio que viven algunos jóvenes Laura dice que “muchos de los jóvenes sintieron el deseo en su corazón de servir una misión o encontraron las respuestas a las preguntas o inquietudes de algo, encontraron consuelo a algún dolor o perdida, pudieron fortalecer su testimonio, o simplemente hacerse amigos… amigos por eternidad.”

El Hno. César Inostroza y su esposa Silvia, el Matrimonio Director de la Sesión de PFJ de Traiguén.
El Hno. César Inostroza y su esposa Silvia, el Matrimonio Director de la Sesión de PFJ de Traiguén.

“Realmente es para la fortaleza de la juventud,” continúa Laura, “es una oportunidad muy buena para que nosotros los jóvenes aprendamos a reconocer la influencia del Espiritu Santo en nuestras vidas.”

Refiriéndose a los líderes ella agrega “fue muy organizado, tuvimos lideres maravillosos que no ensenaron mucho por medio del Espíritu, sé que tenemos lideres inspirados y que gracias a ellos podemos ser guiados en rectitud, se esforzaron, no dormían lo necesario; estoy profundamente agradecida a mi Padre Celestial por eso por tener lideres preocupados y que consagran todo por los jóvenes.”

La experiencia de Ana no fue diferente. “Ahora, ya de vuelta de PFJ, sé que mis impresiones de ir nuevamente no se equivocaron, viví experiencias espirituales hermosas que reafirmaron mi testimonio de Jesucristo, mi amor hacia Él, y que Él es mi Salvador.” Además tiene claro que no es suficiente con vivir el evangelio durante una semana”, ella dice con convicción “que aquellas cosas que aprendí este año no se quedaran solo en la conferencia sino que me acompañarán en mi vida.”

“Se que los milagros existen”  dice Laura, “en el PFJ pudimos ver uno.”

Un milagro inesperado

Fabian junto a Matías Moraga, quien le bautizó. | Gentileza Camila Barra.
Fabian junto a Matías Moraga, quien le bautizó. | Gentileza Camila Barra.

La Conferencia Especial Para la Fortaleza de la Juventud, contempla en su programa diversas actividades, y cada día marca un tenor especial. Es así como el día jueves, (conocido como “el domingo en PFJ”) las actividades son espirituales, siendo el plato fuerte el programa musical, en el que durante cerca de una hora los jóvenes participan de una reunión que incluye números musicales de un coro formado por los mismos participantes, solistas, y acompañado de testimonios de ellos mismos.

Fue en ese momento en que ocurrió el milagro inesperado (aunque ansiado por muchos, entre ellos quien escribe).

Como es característico en todas las sesiones de PFJ, se contratan empresas externas que durante toda  la conferencia sirven los alimentos. Este año el personal de alimentación, al convivir con este grupo de jóvenes durante la semana, se interesó particularmente por las actividades del día y por esto fueron cordialmente invitados por la organización a disfrutar del espectáculo de variedades y del programa musical, personal felizmente agradeció de tal convite y tan maravillosos espectáculos.

Al correr del programa musical, se escuchó en todo el salón un emocionado joven, la interrogante reinaba entre quienes no conocían al joven de cerca, estos cuestionamientos fueron resueltos al final del programa en que, fuera de todo el rígido protocolo del programa, y quizás en un acto nunca antes visto en otras sesiones de PFJ, el emocionado joven, con la autorización del matrimonio director de sesión, pasó a dar su testimonio frente a toda la audiencia.

El nombre de este joven era Fabián Muñoz de 16 años, oriundo de Cañete, quien llego a trabajar al Liceo Agrícola Suizo la Providencia de Traiguén (lugar de realización de la sesión de PFJ) con la empresa de alimentación sin pensar que recibiría una fuerte impresión del Espíritu sobre la veracidad del evangelio.

 “Vine en un principio a trabajar, no a hacer amistades.” Dijo Fabian en una conversación posterior y en exclusiva para El Faro Mormón. “De a poco fue fluyendo algo en mí y quise conocerlos, saber de ustedes y el dia jueves en el ensayo del programa musical, sentí una emoción tremenda, luego en la presentación me sentí lleno de gozo, una emoción, un regocijo tremendo. Agradezco a nuestro Padre Celestial porque me puso aquí, Él planea todo. Gracias a esta conferencia y todos ustedes, encendieron una luz dentro de mí, que tenia apagada.”

La historia continúa

Día del bautismo de Fabián Muñoz junto a varios de los JAS que participaron como consejeros del PFJ de Traiguén.
Día del bautismo de Fabián Muñoz junto a varios de los JAS que participaron como consejeros del PFJ de Traiguén.

Esta fuerte impresión no terminó ahí, ya que Fabián expresó sus sinceros deseos de compartir con los misioneros formalmente en la localidad donde vive. La decisión de bautizarse no fue difícil para él y es así como entró a las aguas del bautismo -acompañado de uno de sus amigos de la infancia- el sábado 22 de Febrero, durante reunión bautismal que contó con la asistencia y el apoyo de varios consejeros JAS y jóvenes que participaron de PFJ provenientes de las Regiones de la Araucanía y del Biobío que repletaron los salones del centro de reuniones de la rama de Cañete.

Sobre esta oportunidad Camila Barra, coordinadora JAS del PFJ Traiguén 2014, comento “el Espíritu en la reunión fue tal como en PFJ, asistieron cerca de ochenta participantes, además de los del barrio. El bautismo no fue más que el resultado  de la diferencia que marcaron los jóvenes con Fabián durante la sesión, los gestos amables como saludarlo cada mañana a él y a todo el personal, permitieron que  incluso los administradores del Liceo Agrícola La Providencia de Traiguén tuvieran un cambio de corazón.”

Hoy Fabián está pronto a recibir el Sacerdocio y adaptándose cada vez más a su nueva familia, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

3 comentarios sobre “PFJ en Traiguén: “El Padre planea todo”

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress