“Que los jóvenes sean capaces de entregar una sonrisa, un abrazo, una oración con las personas”

VALPARAISO, Chile – Valparaíso lo está pasando mal. Y si hay alguien que siente el peso de esta tragedia, es el Presidente de la Estaca Valparaíso, Presidente Helgi Hukdhs. Sin embargo, a pesar de la destrucción, de la angustia y del dolor de ver a tantos de sus hermanas y hermanos pasando momentos difíciles, al acercarnos a conversar con él, nos encontramos con un hombre lleno de ánimo, con una sonrisa constante y con la convicción de que esta prueba la sobrellevaremos todos juntos como una familia, de manera ordenada, con esperanza y con la fe puesta en el Señor.

Esta es la segunda situación de emergencia que la Estaca Valparaíso vive producto del fuego. Hace un poco más de un año, el Sector de Rodelillo fue azotado por un fuego que destruyo cerca de 120 casas y que amenazo la capilla del Barrio Rodelillo. Al ser consultado sobre la diferencia entre este incendio y el del año pasado, nos dice que “el único elemento común aquí es el fuego. Nada más. Pero ni la magnitud, ni la estructura del incendio es igual. Porque estamos hablando de condiciones diferentes, lugares de riesgo diferentes, geografía diferente, accesibilidad completamente distinta. Es muy diferente. Yo creo que el nivel de magnitud de la emergencia, es bastante más alto de lo que fue Rodelillo.”

“El incendio del año pasado nos dejó muchos aprendizajes, muchísimos aprendizajes” agrega, “la forma de ayudar, como ayudar, como organizarnos y un montón de cosas. Si el año pasado pensamos que lo hicimos bien, después en la reunión de evaluación que tuvimos, detectamos que habían muchas cosas que mejorar, y hoy día estamos implementando esas mejoras: cuando ir, cuando no ir; quienes ir, quienes no ir; a quienes convocar, a quienes no convocar; como canalizar el potencial de cada una de las personas que vengan a ayudar para que realmente su ayuda sea significativa. El solo hecho de ayudar ya es significativo, pero la ejecución de esta que sea también más significativa todavía.”

“La Visita de Élder Zeballos fue una gran bendición”

El día de hoy, la estaca Valparaíso recibió la visita de Élder Jorge F. Zeballos, Primer Consejero de la Presidencia del Área Sudamérica Sur y miembro del Primer Quorum de los 70, quien fue  acompañado por Élder Juan Carlos Barros, 70 de Área. Al consultar al Presidente Hukdhs sobre la visita de ambas autoridades, declaró: “Estuvo Élder Zeballos con nosotros. Una gran bendición que el viniese”.

Sobre las actividades realizadas en la visita, nos comentó que “dio algunas sugerencias en cuanto a la organización. Quedo conforme con eso. Nos dio algunos consejos adicionales. Pero principalmente vino para estar con los miembros que estaban damnificados, para darles una bendición del Sacerdocio, a los líderes, a los obispos y para abrazar y estar con las personas. El sintió que era muy importante para el estar acá con las personas y eso hizo. Estuvo con ellas, intercambio algunas palabras, pudo abrazarles, entregarles consuelo. Ministrarles en el fondo.”

En cuanto al compromiso de ayuda por parte de la iglesia, como siempre será evaluada y canalizado por el liderismo correspondiente.

Familias afectadas.

Este incendio no ha discriminado a nada ni a nadie. Lamentablemente hay muchos de nuestros hermanos que están pasando momentos difíciles. Al consultarle sobre el catastro, nos dice que “es tan diferente a lo del año pasado, que aún hay personas que no hemos podido contactar. Sabemos que están bien, pero no sabemos que paso con sus viviendas, y hay algunos lugares a los que aún no hemos podido llegar. Es por esto que esperaremos para dar oficialmente un catastro de los afectados, pero preliminarmente podemos decir que supera levemente las 20. Afortunadamente hemos tenido que reducir ciertas estadísticas.”

Estas familias han recibido ayuda y consuelo por parte de líderes y miembros en general. En el Centro de Estaca se han podido recolectar ropa, ropa de cama, carpas, comida y artículos de aseo e higiene personal, las que han sido distribuidas entre nuestros hermanos que han sido afectados por esta tragedia.

Manos que ayudan, Corazones que aman.

Llegar a Valparaíso conmueve.

Al entrar a la ciudad, uno es recibido por una gran congestión vehicular. Pero al ver los camiones, autos, buses, camionetas y furgones llenos de ayuda y gente dispuesta a ayudar, el corazón se llena de esperanza y gratitud.

Universitarios, escolares, agrupaciones religiosas, deportivas y sociales. Todos con la única meta de ayudar a quienes lo necesitan.

Esto es maravilloso, pero levanta una pregunta: ¿en que nos diferenciamos nosotros como miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días al prestar servicio, cuando todos hacemos lo mismo? Al ser consultado, el Presidente Hukdhs no vacila ni un segundo y declara: “Que nuestros jóvenes sean capaces de entregar una sonrisa, un abrazo, una oración con las personas. Sería interesante que pasara eso. Porque, cual es el elemento diferenciador cuando todos vamos a sacar escombros, todos vamos a entregar agua y todos vamos a hacer lo mismo. Pero no sé si todos se van a atrever a abrazar a alguien, no sé si todos se van a atrever a hacer una oración con esas personas, no sé si todos van a poder compartir su testimonio del por qué lo están haciendo, no solamente por una movilización valórica, sino que más que nada, por una creencia, que es poderoso”.

La importancia del orden del Sacerdocio.

 Una de las cosas que más enfatizó el Presidente Hukdhs, fue el orden en la forma en cómo se canaliza y organiza la ayuda.

“La convocatoria está haciéndose a través de los líderes. No queremos coartar la ayuda de las personas. Ayuden como quieran, pero si van a ayudar a través de la línea de la iglesia, que obedezcan la convocatoria específica de los líderes. “

“No estamos convocando mujeres” añadió, “por temas súper específicos de seguridad. Estamos convocando a mayores de 18 años, varones. Cuando convoquemos mujeres, va a ser para que nos ayuden en tareas logísticas, no de operación” valorando el maravilloso aporte que las hermanas hacen en una tarea tan noble como esta.

Además hizo un llamado a los jóvenes: “Si los jóvenes van a ayudar a través de la Iglesia, que sería la forma correcta de ayudar según nuestras creencias, que esperen el llamado de los líderes. Toda esta ayuda va a ir aumentando. Así que los invitamos a que estén atentos a lo que los lideres digan. Esto es en la quinta región, correspondiente al consejo de coordinación de la Misión Viña del Mar, presidido por Élder Svec. Toda la ayuda que se requiera desde afuera de la quinta región, quien hará el llamado, en virtud de las necesidades que nosotros detectemos, será Élder Barros, para el resto de las estacas y distritos del país, si así fuese necesario.”

Concluye con la siguiente declaración: “Estamos ayudando. Hay cosas que estamos haciendo que no son tan masivamente publicitadas, pero estamos ayudando en todo lo necesario. Agradecemos a todas las estacas de la región y de fuera por la valiosa ayuda que nos han prestado”

Valparaíso lo está pasando mal, pero su sacerdocio está trabajando ya en mitigar el dolor y la angustia de quienes tanto lo necesita. Y el resto del Ejercito del Señor, espera atento el llamado de sus líderes, prestos para ir a servir.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: