Quentin L. Cook

El élder Quentin L. Cook fue sostenido como miembro del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días el 6 de octubre de 2007. Tras ser llamado como Autoridad General en abril de 1996, sirvió en el Segundo Quórum de los Setenta, el Primer Quórum y en la Presidencia de los Setenta.

El pequeño Quentin L. Cook con sus padres, su hermano mayor, Joe, y su hermana menor, Susan. Es muy unido a su familia.

Esta historia revela la compasión que el élder Quentin L. Cook ha tenido en el corazón desde que era niño hasta la actualidad, una compasión basada en los principios que enseñó el Salvador.
El élder Cook nació el 8 de septiembre de 1940, en Logan, Utah, hijo de J. Vernon y Bernice Kimball Cook. Aprendió de su padre la importancia de ponerse metas y esforzarse por alcanzarlas, y cómo incorporar en su propia personalidad los atributos que admiraba en otras personas. De su madre.

 

 

 

 

Cuando era joven, al élder Cook le gustaban mucho los deportes y contribuyó a que los equipos de fútbol americano y de baloncesto de su escuela secundaria se destacaran en todo el estado de Utah.

En la escuela secundaria, Quentin Cook contribuyó a que el equipo de baloncesto de su escuela se destacara en todo el estado de Utah. También jugó en el equipo de fútbol americanoTambién le interesaban el debate y la política.

Después de la escuela secundaria fue a la Universidad del Estado de Utah, donde fue elegido para un puesto en el alumnado. Hizo una pausa en sus estudios para servir en la Misión Británica desde 1960 a 1962. Uno de sus compañeros de misión fue el élder Jeffrey R. Holland.

 

Después de que se graduó de la Universidad del Estado de Utah, en 1963, con un título en ciencias políticas, él y Mary se trasladaron a California, donde en 1966 obtuvo el título de jurisconsulto en la Universidad Stanford.

Los hijos de la familia Cook disfrutan pasando tiempo con su padre. Como padres, el élder y la hermana Cook se han dedicado a cultivar estrechas relaciones con cada uno de sus hijos.

Luego, el élder Cook entró a trabajar en una firma de abogados en la zona de la bahía de San Francisco. Fue llamado para servir como obispo, después como consejero del presidente de la estaca y más tarde como presidente de la misma.

Durante el tiempo en que crió a sus tres hijos junto con su esposa, el élder Cook se aseguró de desarrollar una estrecha relación con cada uno de ellos a pesar de las exigencias de su trabajo y de sus llamamientos en la Iglesia.

 

Como Autoridad General, el élder Cook prestó servicio en la Presidencia del Área Filipinas–Micronesia y como Presidente de las Áreas de las Islas del Pacífico y Norteamérica Noroeste de la Iglesia. Su amor por los santos fieles de todo el mundo siguió aumentando después de ser llamado como Apóstol en octubre de 2007.

La voluntad del élder Cook de aprender de otras personas y el servicio desinteresado a lo largo de su vida, lo ha capacitado para ofrecer al Señor el corazón y una mente bien dispuesta.

“He venerado, sostenido y honrado a todos los que han sido apóstoles”, dice. “La influencia que han tenido en mí ha sido profunda. No sé qué es lo que aportaré, pero sí sé que Jesucristo es el Salvador, que Dios es nuestro Padre Celestial, que José Smith es el Profeta de esta dispensación y que tenemos un profeta en la actualidad. Ese conocimiento es el punto central de mi vida”.

el Quórum de los Doce Apóstoles

 

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Un comentario sobre “Quentin L. Cook

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress