Servicios Humanitarios presenta “Capacitación entre Pares”

En República Dominicana, la Asociación de Personas con Discapacidad Físico-Motora, Inc. (ASODIFIMO) en conjunto con Servicios Humanitarios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días presentan el programa “Capacitación entre Pares”. El propósito del programa es enseñar destrezas específicas para ayudar a las personas que tienen una discapacidad de movilidad para funcionar mejor y tener éxito en la vida normal de cada día.

La clase está siendo impartida por cuatro voluntarios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, los cuales han llegado de los Estados Unidos para presentar el programa de esta semana. Los principales instructores son Jeff Griffin y Jeff Townsend además vienen acompañados de sus esposas quienes ayudan a enseñar el programa. Lo interesante es que ambos hombres también tienen una discapacidad móvil que les requiere utilizar sillas de ruedas, por lo que están enseñando desde su experiencia personal.

En el taller se tratan temas como las buenas prácticas de higiene y salud de los discapacitados móviles, como maniobrar en zonas difíciles, mantenimiento general de las sillas de ruedas, entre otros con el fin de ayudarles a ser más independientes y autosuficientes. Dos de los temas más importantes que se enseñan en el taller se relacionan con la vida familiar y el trabajo productivo.

Desafortunadamente, muchas personas con este tipo de incapacidad se les dice que nunca pueden tener una familia o hijos, a lo que ambos instructores, ambos tienen hijos, y sus esposas conversan con ellos sobre el tema de la familia. Los participantes también reciben instrucción sobre cómo mostrar confianza al solicitar un trabajo y la mejor manera de presentarte ante un futuro empleador. Se les anima a creer en sus habilidades y a no tener miedo en ir a buscar un trabajo productivo a pesar de su discapacidad.

Uno de los participantes del taller el Sr. Fresnede Carrasco, nos expresa lo siguiente: “He aprendido a cómo cuidar de mi silla, de mi lesión medular, y de cómo puedo prevenir la escara. También he aprendido a enseñar a otros en mi situación a cómo cuidar de ellos mismos.”

La clase actual cuenta con 12 participantes, tanto hombres como mujeres, que van de 17 a 41 años de edad. Sus incapacidades fueron causadas por diferentes razones entre ellas, la poliomielitis, la esclerosis múltiple, accidentes e incluso una lesión de bala. Según nos indica el Sr.  Bernardo Montero Medina, Lic. Informática de ASODIFIMO, “Estos 12 participantes realizaron el compromiso de ser agentes multiplicadores de enseñar a otras personas con discapacidad las habilidades que han aprendido, y cada uno de sus estudiantes a su vez debe enseñar a otros y así sucesivamente, lo que permite que este conocimiento se amplié exponencialmente en toda la República Dominicana.”


Fuente: prensamormona.do

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress