Servicios para la Familia SUD: Las adicciones son superables

Este es el primero de una serie de artículos y reportajes redactados en un esfuerzo conjunto de los Servicios para la Familia SUD del Área Sudamérica Sur de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y El Faro Mormón con el fin de poner al alcance del conocimiento de más miembros de la Iglesia los servicios que esta provee para sus miembros que afrontan ciertos desafíos emocionales, familiares y psicológicos, entre otros.

Por: Ly-ann Ayala G.

A diario todas las personas estamos constantemente enfrentadas a desafíos personales, familiares y que afectan directamente a nuestra salud emocional. Esto trae consigo numerosas consecuencias tanto a la persona como a aquellos que la rodean.

Servicios para la Familia SUD

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días, para ayudar a los miembros de la Iglesia creó el programa los “Servicios para la Familia SUD”, que actualmente se encuentra en funcionamiento en Chile y en muchos países del mundo.

Los Servicios para la Familia SUD es entonces, la respuesta y apoyo, de las Autoridades Generales, a las personas en las cuales se han detectado la existencia de desafíos emocionales en su vida cotidiana, problemas matrimoniales, disfunciones familiares, entre otros. Es una herramienta adicional que pueden utilizar los líderes locales en ayuda a los miembros de la Iglesia.

En esta ocasión nos referiremos a las adicciones que las personas puedan enfrentar en su vida, tema del cual los miembros de la iglesia no están alejados y que trae consigo consecuencias que muchas veces causan un gran daño a la persona afectada directamente y a las personas que lo rodean.

Adicciones

Las adicciones asedian a la sociedad y a las familias. Están arrasando en el mundo actualmente, y resulta muy difícil hacer oídos sordos a tanta información al respecto.

Los Servicios para la Familia SUD (SPFSUD) nos ha prestado valiosa información y nos ha guiado en cómo es que la Iglesia, a través de sus servicios, puede ayudar en la vida de las personas que están inmersas en estas situaciones.

Según nuestra fuente, nos mencionan que “la investigación médica describe la adicción como una ‘enfermedad del cerebro’. Y cuando Satanás tiene a alguien en sus garras, también llega a ser una ‘enfermedad del espíritu’”.

Como nos enseña Elder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles, “como el pescador con mosca que sabe que lo que atrae a las truchas es el hambre, Lucifer conoce nuestro “hambre” o debilidades y nos tienta con señuelos falsos …… a diferencia del pescador que atrapa y devuelve al agua peces ilesos, Lucifer no nos soltará voluntariamente…. Hay estudiosos que dicen que hay un elemento del cerebro llamado el centro del placer. Al activarlo con ciertas drogas o comportamientos, domina la parte del cerebro que gobierna nuestro juicio, fuerza de voluntad, lógica y moralidad…”(¡Oh ese sutil plan del maligno!”, octubre de 2010).

Para las personas no es fácil reconocer en un principio su adicción, o que se es adicto a algo en especial, muchas veces se desconoce que se es adicto. Otra de las formas en que las personas no se dan cuenta de lo que les está sucediendo es llamado “auto-engaño” y esto forma parte de la conducta adictiva.

Procesos de recuperación.

(Video: AddictionRecovery.LDS.org)

Para poder brindar el apoyo a las personas con estas dificultades y a su vez apoyar a sus seres queridos en esta misión para mejorar sus vidas, se requiere de numerosos esfuerzos y mucha constancia. Una de las principales cosas es la actitud de la persona afectada. SPFSUD nos comenta que “si es humilde y sincero, y acude a Dios y a otras personas en busca de ayuda, podrá superar sus adicciones por medio de la expiación de Jesucristo”. (Guía para la recuperación y curación de adicciones).

“Nuestro Padre Celestial, el Salvador y el Espíritu Santo son nuestras más grandes fuentes de apoyo. La recuperación y la curación se hacen posibles mediante la expiación de Jesucristo. Además el señor con frecuencia obra mediante hombres y mujeres para bendecir la vida de Sus hijos. El apoyo eclesiástico en el proceso de la recuperación es esencial. Aconsejamos al adicto a que acuda a los siervos autorizados del Señor.

“Los Consejeros profesionales con frecuencia son fuentes de comprensión interior y perspectiva cuando se hace frente a la adicción. Cuando se seleccione ayuda profesional es importante seleccionar a alguien que apoye los principios del evangelio.”

La Iglesia puede brindar ayuda necesaria para estos casos y tiene programas específicos y completos que pueden ser muy útiles y hacer que la persona cuente con lo que necesita como miembro de la Iglesia y pueda ser entendida desde este punto de vista.

Después de mucho estudio y análisis, la Iglesia implementó el “Programa para Recuperación de Adicciones”. Se trata de un sistema basado en la doctrina, los principios y las creencias de la Iglesia. Este programa se ha estado llevando a cabo con mucho éxito en EEUU y poco a poco se ha ido incorporando en otros países.

El Programa para la recuperación de adicciones, que se ofrece a través de los Servicios para la Familia SUD, es un recurso gratuito y confidencial para las personas que luchan contra alguna adicción y para sus familiares. Los participantes aprenden a aplicar principios del Evangelio para ayudarlos no sólo a sentir arrepentimiento, sino también a lograr la recuperación mediante la expiación de Jesucristo.

Hay quienes toman la decisión de asistir por sí solos. Otros van porque los amigos o los líderes del sacerdocio los han animado.

Al principio, se puede sentir un poco de vergüenza al asistir a un grupo de recuperación. Después de un tiempo eso cambia y te das cuenta que otros están luchando de igual manera. Nace un gran sentimiento de ayuda mutua entre los participantes. Los voluntarios que ayudan en el programa, están preparados para brindar la ayuda que este grupo necesita. Les comprenden y entregan con amor todo lo que ellos requieren. A los participantes se les hace entender que un principio del programa es la confidencialidad, lo cual es esencial para lograr la confianza.

El hermano Juan Carlos Barros, gerente de los SPFSUD en el Área Sudamérica Sur, cuenta que “recién se están creando algunos grupos en estacas de nuestra Área. Es relativamente nuevo el programa en Sudamérica. Esperamos que crezca poco a poco y nos estamos preparando para ayudar en esto a los líderes que lo soliciten. Aunque lo ideal es usarlo mientras se asiste a las reuniones de un grupo de apoyo, los miembros que vivan en zonas donde no se haya establecido aun un grupo se beneficiarán empleando el cuaderno de ejercicios al mismo tiempo que reciban la ayuda de un líder del sacerdocio o quién él designe, que apoye los principios del Evangelio y los doce pasos para la recuperación.

Para todas las personas es posible poner un granito de fe en su vida y saber que existen los cambios y las mejoras. Siempre se alienta a través del Evangelio a perseverar hasta el fin y esta ocasión no está fuera de ello. La expiación de Jesucristo es para todos.

El hermano Juan Carlos Barros alienta a esto, diciendo que “el cambio de una conducta es posible, si hacemos todo lo posible y nos mantenemos firmes en ese cometido, el Señor hará el resto. No olviden que la gracia, un poder que se recibe mediante la expiación de Jesucristo, hace posible la recuperación. Por medio de la gracia, los participantes en el programa de recuperación vuelven a obtener la esperanza que han perdido.

“Por medio del arrepentimiento podemos cambiar. Nos dará el poder para cambiar nuestra vida, el poder para sacar los malos pensamientos y sentimientos del corazón. Podemos ser llevados desde “el más tenebroso abismo” a “[ver] la maravillosa luz de Dios” (Mosíah 27:29). Podemos ser perdonados; podemos hallar paz”.

Si usted, un amigo o familiar, se encuentra pasando una situación difícil de superar solo debe consultar a sus líderes o bien a través de la página web http://addictionrecovery.lds.org/ (por ahora solo en inglés).

Se puede encontrar el manual en Internet (disponible en español) https://addictionrecovery.lds.org/bc/content/arp/content/manuals/120434_ARPGuide_Spanish_36764.pdf?lang=eng

Si un líder del sacerdocio está interesado en establecer el programa de recuperación de adicciones en su localidad, puede ponerse en contacto con los SPFSUD del Área.

Ly-ann Ayala

Ly-ann Ayala

Vive en Pirque, Santiago. Estudió 3 años de Periodismo en Universidad. Bachiller enHumanidades y en Ciencias. Fue directora de televisión y reportera universitaria. Microempresaria.Trabaja como asistente de gerencia comercial en una empresa de telecomunicaciones.
Ly-ann Ayala

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Ly-ann Ayala

Vive en Pirque, Santiago. Estudió 3 años de Periodismo en Universidad. Bachiller en Humanidades y en Ciencias. Fue directora de televisión y reportera universitaria. Microempresaria. Trabaja como asistente de gerencia comercial en una empresa de telecomunicaciones.

Un comentario sobre “Servicios para la Familia SUD: Las adicciones son superables

Deja un comentario

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress