Voluntarios de “Manos Mormonas que Ayudan” participan en la operaciones de limpieza de Tornado en Arkansas

Original: www.mormonnewsroom.org

Traducción: Braulio Palma

SALT LAKE CITY, Estados Unidos.- Cientos de voluntarios de “Manos mormonas que Ayudan” se reunieron en el centro de Arkansas el sábado 3 de mayo de 2014, para ayudar a limpiar los escombros en las comunidades devastadas por los recientes tornados. Las tormentas atravesaron la zona el 27 de abril destruyendo cientos de casas y negocios en las comunidades de Vilonia, Mayflower y pueblos cercanos. Líderes locales de la iglesia estiman que tomará semanas para limpiar todos los escombros del tornado en Arkansas.

Quince personas murieron y más de 150 personas resultaron heridas cuando los devastadores tornados golpearon el sureste de Estados Unidos, incluyendo una persona de 31 años de edad, padre y miembro de la Iglesia que murió cuando fue golpeado por un pedazo de madera mientras protegía a su hija. Su esposa y sus dos hijas sobrevivieron. El tornado tenía una categoría EF4, con vientos de al menos 289 km/h.

Alrededor de  1.000 miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y sus vecinos quienes usaban sus poleras (camisetas) de color amarillo “Manos Mormonas que Ayudan” se unieron a la Cruz Roja Estadounidense y al Equipo Rubicon, una organización nacional que coordina los esfuerzos de los voluntarios, para ordenar los escombros. “No estábamos preparados para el tipo de recuperación que íbamos a enfrentar”, explicó George Wing, un portavoz de la estaca de la Iglesia en North Little Rock(similar a una diócesis católica), quien dijo que el tornado golpeó con tal velocidad que no quedaron paredes en pie y las estructuras fueron reducidas a “partes y piezas que deben ser resueltas.” Wing dijo ni una sola pieza de madera era posible rescatar. ” No hemos visto un solo 2 por 4(pedazo de madera) que valga la pena. Esta no es tu típica operación típica con motosierra”.

Algunos de los artículos personales recuperados por voluntarios incluyen imágenes de chicas jugando fútbol, ​​una placa de misionero mormón, un premio de Fe en Dios para niño y algunas latas de almacenamiento de alimentos y baldes. Un hombre estaba encantado de encontrar el bolso de su esposa y comentó que todo iba a estar bien ahora.

Renee Carr de la nueva estaca Searcy en el centro de Arkansas, dijo que el tornado golpeó un día después  que los miembros de la estaca participarán en el primer “Día de Servicio”, limpiando senderos alrededor de Heber Springs, un evento anual organizado por la Iglesia en todo el mundo en el que las congregaciones locales se reunen para prestar servicio en sus comunidades.

Carr dijo que los miembros de las congregaciones locales de la Estaca Searcy, entre ellos mujeres y niños, se reunieron para armar más de 50 colchas y poner junto a kits de oficinas para las víctimas del tornado. “Nuestra primera actividad como Sociedad de Socorro de estaca se convirtió en un esfuerzo de socorrer en el edificio, tejiendo colchas y preparando kits “, añadió Carr, quien perdió su vivienda en un tornado en 2008. Las mujeres habían planificado originalmente la recolección de alimentos para la despensa alimenticia local y recetas para familias  de sus alrededores en la reunión prevista para ese sábado, pero ellas cambiaron su actividad a los esfuerzos de socorro. Los kits de oficina contienen papel, sellos, sobres, tijeras y otros objetos que pueden ser útiles cuando las familias estén trabajando con las compañías de seguros y reconstruyan sus vidas.

Algunas de las actividades regulares de la iglesia, como un próximo campamento padre e hijo, se han cancelado, mientras que las congregaciones locales se centran en ayudar a sus vecinos a recuperarse del desastre.

Fotografía: www.mormonnewsroom.org

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: