Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 83.133 suscriptores

Artículos recientes

Artículo

Artículos

Ángeles de amor 

Ángeles de amor

El padre nos ha dado la gran bendición de poder sellarnos como matrimonio y también con nuestra familia, gracias a su plan de amor y perfección…todo es tan perfecto en su plan y podemos disfrutar de ello. Pero sin duda alguna la mayor bendición que podemos tener en estos momentos son los hermosos ángeles que iluminan nuestros hogares y en cada paso que dan y en cada expresión de amor hacia nosotros.

En este tiempo donde el corazón de los hombres comienza a endurecerse en cuanto a estos tesoros del Padre, quiero hablarles de cuán importante son estos seres de luz para nuestra vida.

El presidente Thomas S. Monson compartió en un mensaje

“Si todos los niños pudieran contar con padres cariñosos, un hogar estable y buenos amigos, ¡qué maravilloso sería su mundo! Lamentablemente, hay muchos que no tienen esa bendición”.

Al oír estas palabras mi corazón y mi mente meditan sobre la tristeza que nuestro amado Padre Celestial debe sentir al ver que sus hijos no comprenden las más sagradas instrucciones al momento de ser padres. ¿Cómo podríamos olvidar lo que nos enseña la primera estrofa del himno de la primaria, “Hazme andar en la luz”?

1. Hazme ̮en la luz de Su ̮amor caminar.

Muéstrame cómo ̮a mi Padre orar.

Quiero vivir como dijo Jesús.

Dime cómo andar en la luz.

No podría describirse de otra forma más hermosa lo que cada familia debe enseñar a estos seres celestiales quienes nos muestran el más puro amor de Jesucristo, quienes no poseen pecado alguno y no necesitan de un bautismo por lo menos hasta cumplir los 8 años, ya que nuestro amado salvador Jesucristo enseñó que ellos son tan puros y dignos como el reino del Padre.

Mateo 19:14

 “Y Jesús dijo: Dejad a los niños, venir a mí y no les impidáis hacerlo, porque de los tales es el reino de los cielos”.

Debemos recordar y entender que cada niño nos bendice y nos ayuda a progresar en nuestra vida, mas ellos creen en Jesucristo de tal forma que puedan sentir una conexión enorme y sentir de mejor forma el amor de Dios el Padre y nuestro Salvador.

Puedo dar testimonio del amor de Jesucristo hacia los niños, puedo recordar siempre como mi hijo de tan solo 2 años me ha enseñado, mostrándome la conexión especial que él tiene con el Salvador, con solo mirar al cielo y señalarme que ve a Jesucristo y contarme que Él está con nosotros. Mi corazón se llena de gozo al ver que estos seres de amor nos conectan con nuestro Salvador.

Bendita sea la gloria del Padre por tanto amor que nos brinda día a día al poder cuidar de estos ángeles y ayudarles a tomar el camino correcto.

Recordar y guardad estas palabras ya que cada momento de felicidad que puedan regalarle a estos ángeles son grabados en los cielos, al tenerlos en sus brazos, tal como el día en que llegaron al mundo, brindándoles amor sincero y puro, regalándoles de su protección de tal modo que jamás sientan miedo y caminen por la oscuridad, brindándoles la ayuda en cada necesaria en los logros de sus vidas y mostrándoles el orgullo que les hacen sentir en sus vidas.

Y nunca dudéis en entregar vuestro corazón y vuestro amor hacia ellos porque ellos saben lo que es amar.

El salvador enseño en mateo 18:3-7

y dijo: De cierto os digo que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

Así que, cualquiera que se humille como este niño, ese es el mayor en el reino de los cielos.

Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe.

Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno y que se le hundiese en lo profundo del mar.

¡Ay del mundo por los tropiezos! Porque es necesario que vengan tropiezos, pero, ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!

Por último, ruego en mi corazón que jamás lastimen a estos ángeles, más bien bendíganlos, ámenlos y edúquenlos para que puedan saber siempre que hay un Dios amoroso y que nos espera en un reino de luz y paz.

1. Soy un hijo de Dios;

Él me envió aquí.

Me ̮ha dado un hogar y

Padres buenos para mí

¡Bendito sea el amor del padre y su gloria!

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Related posts

2 Comments

  1. estefano

    espectacular artículo, saludos querido presiente.

  2. Raquel Pluas

    Maravilloso mensaje. Ahora hay tanta maldad en contra de los niños. Que hay que orar mucho por ellos

Deja un comentario

WordPress Theme built by Shufflehound. Todo el contenido de FaroalasNaciones.com se encuentra bajo una licencia Creative Commons-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported Patrocinado por Instantshift