El impacto en el servicio misional por el cambio de edad – Un año después

Fuente: LDS Newsroom
Traducción por Paula Marilaf

SALT LAKE CITY, Utah – La conferencia general de esta semana de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días marca un año desde que el Presidente de la Iglesia Thomas S. Monson anunció la disminución de la edad requerida para los misioneros mormones. En el video a continuación, Elder David F. Evans, directos ejecutivo del Departamento Misional de la Iglesia, analiza el impacto que el cambio de edad en el servicio misional ha tenido desde el pasado octubre.

A continuación del video (solo en inglés) se incluye la traducción de la entrevista

[youtube width=”640″ height=”480″]https://www.youtube.com/watch?v=Iy12KH6PvUg#t=427[/youtube]

Transcripción de la entrevista con Elder Evans

El impacto en el servicio misional por el cambio de edad – un año después
Una conversación en el Élder David F. Evans, Director Ejecutivo del Departamento Misional de la Iglesia

Pregunta: ¿Cuál ha sido la respuesta al anuncio de la disminución de la edad de elegibilidad para el servicio misional?

Respuesta: Desde el anuncio del cambio de edad por el Presidente Monson hace un año, la respuesta ha sido absolutamente extraordinaria. En ese momento había cerca de 58.000 misioneros en el campo. Ahora estamos acercandonos a los 80.000 misioneros en el campo. Hay cientos de parejas más sirviendo que las que había hace un año. Cada grupo de misioneros es significativo. Hay significativamente mas hermanas misioneras sirviendo ahora de las que había antes. Han pasado desde cerca de un 15% de la fuerza misionera a 24% durante el año pasado. Hay alrededor de 11.000 misioneras mas sirviendo de las que había hace un año.

Esta nueva generación esta diciendo: “Yo puedo ir. Puedo ver como esto encajará en mi vida”. Y entonces están haciendo sus planes de acuerdo a eso. Están estructurando su educación, sus oportunidades de trabajo y otras cosas para que ellos puedan ir. Y lo están planeando desde sus años en las Mujeres Jóvenes. Y aunque no es una obligación, es evidente de que muchas mujeres están eligiendo el servicio misional como algo que ellas quieren hacer. Y cuando uno decide por el deseo de sus corazones, lo hacen maravilloso, maravillosas misioneras.

Esperamos que todos recuerden que el Presidente Monson no solo ha llamado por más misioneros jóvenes, sino que también invitó a aquellos que se estan acercando a la edad de jubilación, si sus circunstancias y salud les permite, a salir de sus casas y familia y dedicar un tiempo a servir como pareja de misioneros. Y asi esperamos que cientos más – miles más- aceptarán esta invitación, y ciertamente tenemos lugares maravillosos para ellos para trabajar.

Para mí, yo creo que la cosa que más recordaré ha sido esta respuesta por un grupo de jóvenes, miles de ellos, decenas de miles de ellos, como que escuchan al profeta y luego simplemente dicen “Si, lo haré”. Y para mí, nunca voy a olvidar eso.

P: Con más misioneros, ¿hay demoras en el proceso de las solicitudes para servir?

R: Ya sea en el personal interno aquí en el Departamento Misional, o sea  la respuesta que el Quorum de los Doce Apóstoles hace –siguen haciendo- a cada llamamiento misional, todos han trabajado para satisfacer las necesidades de una manera muy oportuna. Y como resultado, no hay diferencia en la cantidad de tiempo que toma desde que el presidente de estaca presenta los llamamientos hasta el tiempo que alguien recibe su llamamiento.

P: ¿Cómo estos misioneros más jóvenes se están adaptando al servicio misional?

R: Este grupo de misioneros jóvenes es absolutamente maravilloso. Vienen con ansias de aprender, ellos están llegando en respuesta a un llamado del profeta de Dios. Vienen teniendo, en muchos casos, su último año de escuela muy diferente a lo que habían imaginado que sería, en el que se han centrado durante el año en la preparación para el servicio misional. Vienen con deseos de aprender y de servir. Son más jóvenes. Pero son dignos, capaces y están ansiosos por servir, y ha sido un auténtico placer trabajar con ellos.

Antes del anuncio, habían 48 países en los que ya se permitía a los hombres de 18 años que se habían graduado de la escuela empezar el servicio misional. Realmente son los Estados Unidos y América del Norte que están entrando en sintonía con algunos del resto del mundo.

P: ¿El aumento del número de misioneros ha resultado en una expansión de los Centros de Capacitación Misional ?

R: Bueno, cuando tienes un montón de misioneros viniendo, algunos cambios se necesitaban hacer… En el CCM de Provo, por ejemplo, hemos desarrollado lo que llamamos el Campus Oeste, Algunas instalaciones de la Universidad de Brigham Young, que la Universidad ha puesto a nuestra disposición. Y además de eso, un complejo de apartamentos ha sido convertido… Los CCM internacionales están funcionando a capacidad ahora. Y donde quiera que hemos sido capaces de incrementar la capacidad de esos CCM, esos proyectos se han llevado a cabo o están en curso. Tal vez el cambio más importante, sin embargo, no son solo los números y donde físicamente ponemos a la gente, sino que hemos visto el modelo completo de entrenamiento y reducido el tiempo de formación en el CCM alrededor de un 30% -si esta aprendiendo un idioma o no. Y eso no solo ha permitido que un gran número de misioneros pasen, sino que nos permitió realmente ver nuestro modelo de entrenamiento y ver si hay algunas cosas que podemos hacer para mejorar.

En el nuevo centro de capacitación misional de México estamos viendo cosas maravillosas que suceden. …

Además de misioneros mexicanos y algunos misioneros de América Latina que están siendo entrenados allí que ya hablan español como su lengua materna, tenemos a muchos norteamericanos que no van a servir en México asistiendo a la Ciudad de México ahora y siendo capaces de aprender español en un país que habla español en México en el nuevo CCM de la Ciudad de México. ¡Es una bendición maravillosa!

P: ¿Cómo las misiones en todo el mundo se están ajustando al aumento de misioneros?

R: Como los presidentes de misión están recibiendo grandes grupos de misioneros, una de las cosas que ellos han tenido que aprender a hacer es adaptarse. Pero la idea de que tratamos a cada misionero como un individuo maravilloso y digno siervo de Dios sigue siendo cierta, no importa como nos tengamos que adaptar a los números más grandes.

La esposa de un presidente de misión ahora esta mucho más involucrada de lo que estaba antes. Siempre, por supuesto, esta sujeto a sus circunstancias familiares y personales. Pero dicho esto, sobre todo con el gran número de hermanas misioneras, estamos muy agradecidos por la participación personal de la esposa del presidente de misión, en colaboración con el entrenamiento, ayudando a resolver problemas, sea lo que sea que tenga que ver con las hermanas misioneras.

Me pareció apropiado, dado el gran aumento en el número de misioneros, incluyendo el gran aumento en el número de hermanas misioneras, ver la forma en que las misiones se gestionan… Así que ahora la esposa del presidente de misión, las hermanas lideres entrenadoras, junto con los lideres de zona, los asistentes y el presidente de misión, componen lo que se llama el consejo de liderazgo de la misión. Ellos se reúnen mensualmente, juntos se consultan sobre las necesidades de la misión. Se discuten los problemas, y estamos observando lo mismo que en todos los otros niveles de la Iglesia que, cuando un hombre y una mujer de fe se aconsejan juntos, hay un mucho mejor resultado que cuando lo hacemos de otra manera.

P: ¿Cómo es capaz la Iglesia de pagar por los costos adicionales ?

R: Estamos profundamente agradecidos a los miembros de la Iglesia por responder con fidelidad en los diezmos y ofrendas y, más reciente y significativo, a la invitación del Presidente Monson a hacer generosas contribuciones hacia los fondos misionales y al fondo misional general de la Iglesia. Esos fondos están siendo utilizados para asistir a los misioneros que de otra forma no serían capaces de pagar el servicio misional.

Elder Nelson hizo el comentario en un discurso en una conferencia reciente para aquellas parejas que aun no pueden servir, o tal vez nunca podrán servir, que podrían enviar sus dólares a las misiones. Y eso era congruente con la invitación más directa del Presidente Monson a contribuir específicamente al fondo general misional de la Iglesia. Y esperamos que todos continúen respondiendo a eso porque esa es la manera en que miles y miles de misioneros pueden ser apoyados.

El trabajo misional es el núcleo de los propósitos fundamentales de la restauración del Evangelio. Y así vemos este como un tiempo cuando el Señor ha puesto a disposición los recursos necesarios para apoyar el fondo misional y también el recurso para hacer la obra de salvación.

P: ¿El uso de la tecnología y los medios sociales en el servicio misional esta aumentando significativamente?

R: Los medios sociales y la tecnología son un maravilloso desarrollo para la obra misional. La primera cosa es que los misioneros van a hacer lo que siempre han hecho, que es que van a predicar el Evangelio… Van a ser capaces de comunicarse en formas que no han podido antes. Y así, misioneros en muchas misiones de prueba han estado utilizando redes sociales, sobre todo Facebook, para comunicarse con los miembros del barrio, lideres misionales de barrio, obispos, investigadores, nuevos miembros, los menos activos y otros. Y han demostrado ser muy, pero muy eficaces.

Consideramos este desarrollo como una de las cosas más significativas que han pasado en la obra misional. Pero, de nuevo, es una herramienta para lograr el propósito de la obra de salvación y la predicación del Evangelio. No es de por sí algo que va a cambiar. Los misioneros siguen predicando el Evangelio, y el número de herramientas que tienen disponibles para ellos se va a ampliar.

Q: ¿Cómo el uso de la tecnología y los medios sociales variará alrededor del mundo?

R: Esperamos una mayor comunicación, no solo por Facebook, mediante el uso de una serie de herramientas que van a estar disponibles. Algunas de ellas serán los medios sociales, donde algunos podrán acceder a dispositivos que permitan la comunicación, algo así como una pequeña tablet o tal vez un celular inteligente en algunas partes del mundo. La aplicación no será la misma en todas partes. En algunas partes del mundo hay un gran acceso a Internet, y en otras partes del mundo no. La puesta en marcha esta en camino. Todavía estamos en un modo de prueba. Pero en algún momento del próximo año, en el 2014, anticipamos que esta tecnología y el uso de dispositivos digitales empezarán a estar ampliamente disponibles en todo el mundo donde sea seguro hacerlo y en el que podamos legalizarlo.

La aplicación no será el mismo en todas partes. En algunas partes del mundo, hay acceso a Internet robusta, y en algunas partes del mundo, no lo hay. La puesta en marcha está en marcha. Todavía estamos en un modo de prueba. Pero en algún momento del próximo año, en el 2014, anticipamos que esta tecnología y el uso de dispositivos digitales empiezan a ser ampliamente disponible en todo el mundo donde es seguro hacerlo, y en el que podemos hacer legalmente así.

P: ¿Cuál es el resultado del servicio de un misionero?

R: La obra misional es un acto de amor. Es una ofrenda voluntaria si eres un elder o una hermana. No hay obligación en la Iglesia de Jesucristo. Parte de ese amor activo, donde quiera que vayas, es servir a las personas donde quiera que estés sirviendo. Y cuando eso esta hecho con la motivación apropiada de que solo quieren ayudar y servir, sin esperar recompensar, lo que descubrimos es que las personas aman a los misioneros y los misioneros aman a las personas. Y hay un vínculo que se desarrolla que tal vez no se pueda desarrollar de ninguna otra manera. Hay veces en que prestamos servicio y no tenemos nada a cambio. Hay veces en que prestamos servicio y lo que recibimos de vuelta es el amor y el afecto de aquellas personas a quienes hemos servido.

Pienso que este es un tiempo de gran entusiasmo, no solo por una generación joven que se levanta y dice “Si, voy a ir a una misión”, sino por el entendimiento de miembros y lideres que ahora es el momento de… avanzar en todos los aspectos de la obra de salvación.

Paula Marilaf

Diseñadora en Marilaf Diseño

Corresponsal. Traductora. Diseñadora de vestuario. Creadora de blogs de modestia en diferentes redes sociales. Sirvió en la Misión Argentina Resistencia.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Paula Marilaf

Diseñadora en Marilaf Diseño

Corresponsal. Traductora. Diseñadora de vestuario. Creadora de blogs de modestia en diferentes redes sociales. Sirvió en la Misión Argentina Resistencia.

A %d blogueros les gusta esto: